divendres, 20 de setembre de 2019

BOTAS Y BOTOS PARA ESTE JUEVES



 PISAR FUERTE Y SEGURO.


 
  
   
      En la plazoleta del pueblo vivía Don Rogelio que era el  dueño de algunas tiendas de aquel lugar. Los chiquillos  le tenían la medida  tomada porque cuando llegaba a la plazoleta empezaba a chillar como un poseso  y les echaba de allí y les  mandaba jugar a pelota a otro lado. y así  los escaparates de sus tiendas, ya no corrían peligro. Así todas las tardes que no llovía ni hacia vientos fuertes. el hombre les  vetaba los juegos
      Loa chavales cansados de sus malas artes y de tanta exigencia, propusieron controlar lo movimientos de aquel hombre tan huraño.
Enseguida se dieron cuenta que llevaba siempre unas botas altas y relucientes que hacia que su caminar, fuese sonoro como el de un militar de las S.S. como un hombre que anda seguro de si mismo, prepotente y altanero. Un chulo rematado.
     Al cabecilla del grupo, para el día siguiente pensó en una treta que solo a los chicos se les puede ocurrir:  Y que cuando el hombre bajaba por la pendiente, haciendo taconear sus botas como nunca, los niños  hicieron como que jugaban un poco mas arriba y dejaron caer la pelota  que iba dirigida precisamente a sus botas. Tomó un buen culetazo que le causó  una semana de reposo, en su casa y sentado encima de un DONUT, especial para estos casos.
       En unos días no le vieron el pelo, y cuando volvió a bajar la pendiente empedrada, los chavales fueron a su encuentro para pedirle perdón. que y decirle que jugando arriba, había mas peligro que si lo hacían el la plazoleta.

20 comentaris:

Campirela_ ha dit...

La moraleja de todo esto es muy buena ..de una pequeña travesura sacaron un bien y todos contentos y felices ...imagino que el hombre de las botas militar se lo pensaría ..
Un buen texto .Abrazos y feliz viernes.

Juan L. Trujillo ha dit...

La imaginación siempre suele triunfar ante los que hacen inamovibles los sentimientos.
Bonita lección.
Besos.

Charo ha dit...

Ja.ja.ja...una buena manera de salirse con la suya los chavales. Seguro que Don Rogelio cambió de opinión y los dejó jugar desde entonces en la plazoleta.
Un beso

Neogeminis Mónica Frau ha dit...

Jeje' merecido lo tuvo por gruñón y mal llevado! Un abrazo

Tracy ha dit...

Los chiquillos de tontos notenían un pelo, jajajaja

Ester ha dit...

Los chavales siempre por delante, son muy listos. Un abrazo

Dorotea ha dit...

Un relato pequeño contado a lo grande, una broma infantil como enseñanza para una persona mayor. Lo he disfrutado! Gracias por participar y un abrazo

Kinga K. ha dit...

Muy buena conclusión ❤

Montserrat Sala ha dit...

Hola Campirela: te agradezco tus palabras que siempre me abruman. Celebro que te haya gustado, mi entrada. Como siempre te envio mi amistad sincera y cordial. Beso.

Montserrat Sala ha dit...

Buenas amigo Juan: lo que no falla nunca es la inventiva de los niños, y en este caso les fué mejor de lo que ellos mismos imginaban. Gracias por tu comentario. Un saludo.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Charo: Lo mismo digo a mi anterior comentarista. Seguro que el hombre cedió
y ellos quedaron tan felices, porque se habian salido con la suya. UN abrazo
grande y cariñoso, amiga. y mucahs gracias.



Montserrat Sala ha dit...

Cierto Tracy: Ni los de antes y mucho menos los de ahora. Gracias por pasarte.
Un beso y un abrazo.

El Demiurgo de Hurlingham ha dit...

Toda una travesura.
Un abrazo.

Pepe ha dit...

La imaginación e inventiva de la juventud, no tiene límites. Creo que bien merecido tiene el culetazo y posterior convalecencia. De pequeño recuerdo que la calle donde vivía era el campo de fútbol para los chiquillos que éramos.
Me ha divertido mucho tu historia, Montserrat.
Un fuerte abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Ester. Siempre ha sido así. Loa mozalbetes de bien peuqueños, aprendeen todas las tretas que les convienen. Son mas listos que el hambre. Un abrazo y gracias!!!

Montserrat Sala ha dit...

HOla Ginegra Blonde: que original tu comentario, amiga, es un placer siempre el leerte. NO ee podia decir mas con tan pocas palabras. Gracias de corazón.

Un fuerte abrazo otoñal.

Montserrat Sala ha dit...

Kinga K. .CElebro qu lo hayas visto así. querida/o amigo/a, Gracias por comentar. Un saludo amistoso

Montserrat Sala ha dit...

l Demiurgo de Hurlingham: me alegro mucho de tu comentario que aprecio en loqeu vale. Muchas gracias por venir hasta mi casa virtual. Un beso.

Montserrat Sala ha dit...

Buenas noches, querido amigo: Me ahce mucha ilusión que me hayas venido a visitar y comentar lo que todos sabemos: que los chiquillos de los pueblos son muy avispados y que se las saben todas. Me alegro quete haya gustado mi historieta
.
Un abrazo muy fuerte para tí y familia

Montserrat Sala ha dit...

Hola Neo: que me habia olcvidado de darte las gracias, por tu comentario. siempre acertadísimo. Disculpa mi despiste, y nos seguimos leyendo.
UN beso en cada mejilla y su correspondiente abrazo.