dijous, 31 de gener de 2019

SEMANA DE COMILONAS

Cocinillas.-


             Bastantes años atrás, tuve una vecina francesa ella, muy práctica y a la vez era una gran “gourmet”. solo vivia de delicatessen y andaba detras de las recetas mas novedosas de la Nouvelle Cuisine, por aquel entonces muy en boga. Las mañanas las pasaba en su cocina haciendo la comida del mediodía y las tarde se iba al supermercado y se paseaba por todas las secciones para elegir las mejores frutas y verduritas del tiempo y de los vinos adecuados para lo qeu iba a cocinar.  Y hacía cola en la parada esperando que llegara el pescado fresco de playa.    Estuve a comer invitada en su mesa tres o cuatro veces y todo estaba riquismo.                            Esa es la pura verdad.
            Pero yo me pregunto: Vale al pena estar todo el día cocinando, fregando y comprando para satisfacer unas necesidades fisológicas que con mucho menos están cubiertas?, con la mitad del dinero y con nada de trabajo? Y lo que es mas importante: EL TIEMPO.
            Si hay que meterse en la cocina una se pone el delantal,  y se va directa a la nevera y a ensuciar cacharros y lo que sea, pero a mi me gusta tenerlo todo dispuesto  y sobretodo limpio. La comida no lo es todo para mi. Ni por asomo!

30 comentaris:

Ester ha dit...

Me gusta la cocina tradicional y la moderna, y me encanta comer bien, por eso no cocino. pero comprendo a las personas que les gusta emplear su tiempo en la cocina, la cocina es un arte como lo pueda ser la pintura o la investigación. Abrazos

Albada Dos ha dit...

Por la vida laboral, más que intensa, y tres hijos, el tiempo ha sido un valor que no he tenido, así que no cocino, pero admiro y valoro a quien lo hace. Porque nos regala no sólo el alimento, sino su tiempo, lo que jamás podemos recuperar.

Tu vecina francesa disfrutaba cocinando, como quien disfruta haciendo ganchillo o compone música, así que me hubiera gustado conocerla. Un abrazo

Campirela_ ha dit...

Querida amiga , , pienso que a tu vecina le hacía feliz precisamente el tiempo que dedicaba a comprar y guardar esas colas para que el pescado fuera el más fresco ..cada persona tenemos unas prioridades y un tiempo que decidimos por propia voluntad emplearlo donde nos hace felices , si ella lo tenía y era feliz , pues que viva su felicidad. Si te das cuenta ella no solo hacia esas delicateses , os daba su tiempo y su cariño iba incluido en ellas .
Un fuerte abrazo y feliz día .

Mar ha dit...

Es cuestión de gustos y de tiempo. Si te gusta cocinar y tienes tiempo, perfecto. Otr@s hay que emplean su tiempo libre en otras aficiones. A mi me gusta cocinar, pero que no me busquen para fregar cacharros... jajajajaa

Gracias por participar.

Bss.

Juan L. Trujillo ha dit...

Mi mujer tiene una Termomix que apenas usa, le gusta la cocina tradicional y disfruta con ella. Yo por el contrario lo que me gusta es ir al mercado y hacer la compra.
Como verás estamos compenetrados.
Besos.

Pitt Tristán ha dit...

La cocina, la gastronomía, puede ser un hobby, y la utilización del tiempo es algo relativo. Es más difícil hacer una sola cosa que hacer muchas cosas.
Sólo un pero, tu vecina no era tan gourmet como te podía parecer, la elección de los buenos productos no se suelen encontrar en los súper sino en los mercados, en lo fresco, o tiendas especializadas para otros artículos culinarios.

Saludos.

Ginebra Blonde ha dit...

Todo es cuestión de prioridades o aficiones. Hay quien lo hace por necesidad, entre otros que lo hacen disfrutando. Yo reconozco, que la cocina no es uno de mis lugares favoritos. Y que disfruto más comiendo, que cocinando, aunque tampoco soy muy exigente a la hora de sentarme en una mesa. Me gusta lo sano y variado, pero, de vez en cuando... me lo salto; vida no hay más que una!

Un placer leerte, amiga.

Un abrazo, y feliz finde 😘

El escritorio de Jandrés ha dit...

¡La felicidad la componen tantas cosas!, a veces tan insignificantes, pero eso sí que es cierto, solo comprensibles desde la sensibilidad del otro. Es verdad que el tiempo es un valor inconmensurable, muy poco valorado por quien lo tiene todo por delante, tanto que cuando nos hacemos más mayores y vemos el poco que nos queda en proporción al vivido lo convertimos en un valor de referencia que solo nosotros sabemos valorar, ¿en su justa medida?
Bonitas reflexiones.
Un abrazo

San ha dit...

Cada uno disfruta con lo que realmente le llena, a mi me gusta cocinar pero de tiempo siempre ando justa, luego toca priorizar :)
Besos.

Neogeminis Mónica Frau ha dit...

Todo depende del placer que nos brinde el hecho de querer agasajar, quizas de esa forma se sentia realmente realizada. Un abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Buenos dias Ester. Ya se que no me vas a leer hoy pero siempre podras hacerlo mañana.

considero que el arte culinariao es también digno de elogio. Pero un arte menor. Espero

que veras la diferencia entre un Descartes un Modiglianni o un Dalí. Seria como comparar

el Restaurante Maxim's de París con el Museo del Prado.

Gracias por comentar y te mando un beso virtual.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Albada: sé lo que és trabajar y cuidar y educar a tres hijos, en una época en que los maridos estaba mal visto que ayudaran a su mujer. Quise ser una mujer 10 además cocinando. Pero me maté en el intento despues de 35 años, de seguir este régimen. Tu si puedes no cocines. UN abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Campirela: esto es bién cierto, cada cual tiene su perferencias y es mucho de respetar, si les hace felices. Pero te digo: en mi casa no se come mal, pero tenemos tiempo de leer de eschar música, de visgar exposiciones y escuchar a conferenciantes muy buenos, etc.etc. No me diras que es una mala opción. Muchas gracias por participar en mi particular "foro". ja,ja,ja, Besines.

Montserrat Sala ha dit...

Tu lo has dicho pronto y claro. Todo es cuestión de tiempo para dar prioridades a quien las desee. GRacias por pasarte amiga Mar. Un abrazo y una sonrisa.

Montserrat Sala ha dit...

Bueno, bueno Juan: Por lo menos ya representa una buena ayuda hacer las compras. EStoy de acuerdo contigo que la Thermomix, para purés, salsas y batidos es ideal, Pero para los guisos lo tradicional es lo mejor. GRacias por comentar. Un abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Pitt Tristán: pienso lo mismo que tu sobre los mercados y los grandes espacios donde se vende de todo. Y he dicho super por generalizar sin pensar en que tu me lo especificarias. Y el tiempo amigo mio es relativo. Recuerdo que mi madre guisaba muy bién y no estaba todo el rato viendo como la olla hervía.

Un saludo afectuoso y muchas gracias!!!

Montserrat Sala ha dit...

Ginebra Blonde: tu comentario me ha hecho pensar en otro handicap que existe en las comidas. Los regimenes. Esto te deja sin el placer de poder guisar.
UN abrazo y salud.

Montserrat Sala ha dit...

El escritorio de Jandrés: el tiempo, siempre andamos a vueltas con el dichoso tiempo. A mi me parece que uno que tenga vedaderas ganas de hacer algo positivo o de capricho, encuentra y aprovecha cualquier momento para hacerlo. O hacerlo en dos veces. Ha sido un placer saber lo que pensabas sobre le tema. Gracias.Un abrazo y salud!!!

MOLÍ DEL CANYER ha dit...

Pues no veas tu lo que hecho de menos esos días que podia estar horas cocinando!! Soy de las que creen que lo unico creativo que se hace en una casa es cocinar, asi que comprendo a tu vecina, en cuanto a los trastos sucios suerte que tenemos lavaplatos. Muy buena entrada, besos.

Montserrat Sala ha dit...

Hola SAN: A veces no se pueden hacer coSas qEu te llenen también el volumen y los Kilos.
Me a gustado tu razonamiento y sobretoddo tu visita para decírmelo.
Un abrazo y muchos besos, querida amiga. gracias!!!

Montserrat Sala ha dit...

HOla Neo. Vés? yo en este sentdo no lo habia valorado. Y hay que tenerlo en cuenta porque es muy posible que hayan casos así. El placer de agasajar a los amigos. Vos amiga sos muy especial, y comprendés lo mas complicado.
UN abrazo y mucha salud.

Montserrat Sala ha dit...

HOla MOlí: disfrutar coocinando??? ya me gustaria a mi. TE lo asseguro. La casa de mis padres se convirtió por cuestiones económicas y aborrecí los guisos y la cocina siempre en marcha. Gracias por comentar y muchas sonrisas.

Max Estrella ha dit...

Buena reflexión...hay que tener tiempo, ganas y dinero porque de otra manera como dices uno no puede estar haciendo complicadas elaboraciones...tiempo, ese gran aliado y a la vez enemigo..
Besos y abrazos amiga...

Montserrat Sala ha dit...

Gracpro comentar amigo Max: lp escencial para disfrutar cocinand0, don las que tu señalas: Tiempo el primero; dinero lo secundo, Y soobretodo ganas e ilusión cor comerlo. Feliz finde semana, amigo.

Magade Qamar ha dit...

Ni siquiera tengo olla exprés :-9 así que disfruto en la cocina eso sí, no más del tiempo preciso y sola, que si no me agobia tener pajaritos alrededor :-)
Pero cómo una buena comida o la preparación de ella.
Un beso.

María José Moreno ha dit...

Creo que para esta mujer la comida era una manera de comunicarse. De hecho se considera a la alimentación un modo de comunicación, que fracasa en determinadas enfermedades como la anorexia.
Yo disfruto comiendo y hacien comida para los demás.
Besos

María ha dit...

Yo tengo una olla de esas programables, y me facilita un montón a la hora de guisar porque es algo que no me gusta cocinar pero no me queda más remedio que hacerlo, porque hay que comer, y es que cada una disfruta a su manera, la mí a no es ésta jajaaj.

Besos.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Magade: pues si que cocinas como antaño. poquito a poco y con el xup,xup, tradicional. ASi saben mejor los alimentos. No es de extrañar que comas bién. Me apunto
a comer contigo si me invitas.Un abrazo y te agraezcco el comentario.

Montserrat Sala ha dit...

Maaria José Moreno: Mira esto aún no lo habia oido nunca. y ahora que lo pienso es asi. Porque alrededor de una mesa bién surtida, es donde se cierran muchos negocios, donde se sellan compromisos, y donde nacen nuevas amistades.
Te agradezco tu participación en mi pequeñño debate y te mando un fuerte abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Maaria Dorada: soy del mismo pensamiento. Yo prefiero pasar el tiempo leyendo o haciendo otros menesteres de la casa. CADa cuales como és y no hay que darle más vueltas. Gracias por pasarte. Que tengas un buén día.