dimecres, 12 de maig de 2021

SÍNDROME DEl VOCAVULARIO

Questión de palabras

 Con acertado criterio escribí un artículo, no hace mucho en  el que expresaba mi regocijo y al mismo tiempo mi preocupación por  la cantidad de palabras nuevas que nos van llegando como y en consecuencia del virus Covid-19 o Corona Virus. Ademas nos estamos acostumbrando a  usarlas  a una velocidad espantosa Y por si fuese poco también nos hemos aprendido los nombres y apellidos de los doctores, consejeros y ministros especialistas, portavoces del Gobierno mucho mas enterados y duchos en el tema. Y sobretodo de conocernos al dedillo todas las marcas y los labratorios que ponen en circulación las tan esperadas vacunas. Pronto se podrá escribir un libro sobre la síndrome de la cueva, cuyo título es muy apropiado, y hasta daría para el de una  película.
Ahora  sabemos  lo que es  una desescalada. y estar confinados. La utilidad de una burbuja y ahora nos vienen con la síndrome de la cueva, que resulta  ser  como el síndrome d’Estocolmo pero algo parecido. Digamos que en ambos casos la víctima ya sea hombre o mujer, permanece un tiempo encerrado. contra su voluntad. Aunque por las pesquisas de nuestra amiga Neo parece más peligroso el sindome de la cabaña porque puede alterar el normal funcionamiento del cerebro dañándolo de gravedad.. Así pasa siempre que van surgiendo  acontecimientos o desgracias naturales, vamos acuñando  palabras nuevas para dar trabajo a los Sres. Académicos que se sientan en sus famosas sillas  y que si no fuera por este quehacer, y el de la
limpieza y sacarle brillo y esplendor a  las palabras, sus señorías no tendrían su razón de ser.

16 comentaris:

Neogeminis Mónica Frau ha dit...

Así es Montse. Con cada nuevo problem a, se nos cruzan nuevos desdescubrimientos, como los relacionados con nuestro vocabulario, que com esto del covid se viene engrosando día a día. Al menos, que el confinamiento nos sirva para eso! ( por fin pude ubicar tu post jaja... ya te agrego)

Campirela_ ha dit...

Es una manera de adquirir nuevos vocablos como bien dices, al menos algo habremos aprendido en todos estos meses de confinamiento. Algo positivo tendremos que sacar de todo ello. Un fuerte abrazo .

Ester ha dit...

Tienes razón, estamos acuñando palabros, hasta los pequeños los conocen y aun siendo feos lo es y peor su significado, empezamos a estar cansados, somos eremitas por obligacion medica, politica o miedo. Un abrazo

Albada Dos ha dit...

Es así, nuevas palabras para nuevas situaciones, pero lo de burbuja familiar me ha llamado la atención desde el primer día

Un abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Hola a todos y todas amigos y amigas : mucho me temo que si DIos no pone remedio. os tendré que dejar. muy en contra de mi voluntad.
Habeis visto hoy las dos faltas garrafales que me han salido en miS títulos? PERO LO PEOR NO ES ESTO. ¡ ES QUE NO HE SIDO CAPAPZ DE CAMBIARLAS!!! NO ME ACUERDO!!! CON UNA DEGENERATIVA SE 23 AÑOS en mis espaldas. ES NORMAL QUE ESTO OCURRA. OS SEGUIRE LEYENDO Y ESRIBIENDO, AUNQUE NO ME TENGaiS EN CUENTA ESTOS FALLOS.
GRACIAS POR VUESTRA PACIENCIA Y COMPRENSIÓN

Sylvia ha dit...

Ojalá no hubiésemos aprendido ninguna de esas palabras referentes al coronavirus, ni aprender todos esos síndromes...
Un besote muy grande y no te preocupes por nada
Bss

Berta Martín de la Parte ha dit...

Pues sí, mejor hubiera sido no haber tenido la ocasión de aprender nuevas palabras; pero es lo que hay , y deseo que cuando todo esto pase lo que verdaderamente hayamos aprendido la lección...

Un abrazo y cuídate mucho.

Tracy ha dit...

Pero ¿qué me dices?, ¡Anda ya! No te preocupes por esos errores que sabes su origen y al fin y al cabo el escribir es utilizar un código.
Ahora te llama por teléfono y hablamos.
Un abrazo de dime res.

Gabiliante ha dit...

No se le ocurra a usted avandonar nada. A ber si no tenemos todos derecho a equivocarnos. te has inventado un sindrome nuevo. la voracidad de aprender palabras nuevas que dentro de dos años ya no utilizaremos. pero como dicen que el saber no ocupa lugar (no me lo creo demasiado), pues bien está
bESOSSS Montse y hasta la semana que viene

Montserrat Sala ha dit...

GRACIAS NEO: ME SIENTO EN DUEDA CONOTIGO, PEOR SABER COMPRENDERME A LA PRIMERA SIN MAS.UN ABRAZO MUY MUY FUERTE,AMIGA.

Montserrat Sala ha dit...

HOLA CAMPIRELA mi no me importaria, dejar el vocavulario como esta, a condición de no aprender nombres de desgràcias. REcuerdo lo que impactó el sunami.
GRacias por tu comentario. Querida,¡

Albada Dos ha dit...

No puedes dejar el blog. Es un ejercicio estupendo para la mente, y a mí no me importan los fallos, entre otras cosas, porque cometo muchísimos.

Un abrazo, y cuídate.

Berta Martín de la Parte ha dit...

Totalmente de acuerdo. ..tenemos que continuar creando , las faltas de ortografía no deben intimidarnos...Besos.😄

Montserrat Sala ha dit...

Hola Albada dos_ de las burbujas también hablé en otro escrito, pero refiriendome a la reciente y también traida y llevada burbuja inmobioiaria. Esto díÓ mucho de si en su momento. Lo recuerdas? un abrazo grande amiga

Montserrat Sala ha dit...

Buenas noches Silvia: Cuanta razón tienes. Ojalá no hubiéramos tenido que escribir ni memorizar tantso nombres extraños, empezando por el mismo coranvirus. GRacias por tus palabras amiga. UN beso

Montserrat Sala ha dit...

Bertqa Martín de la Parte. Lo que tu apuntas hubira sido bueno igual que aprender ingles o aleman.GRAcias pro pasarte y dejarme tu opinion. BEsoooooooooo!!!!