divendres, 17 d’abril de 2015

REFLEXIONES JUEVERAS


 

Memória y Olvido:

Estas dos palabras, sencillas y escuetas, encierran un gran secreto: es donde se encuentra la llave de la felicidad. Tenemos en la memória y no nos dejan tranquilos ni en paz, aquellos recuerdos vividos de las hores desagradables que todos almacenamos en nuestro inconsciente. La muerte de un ser querido. Una separación o un fuerte disgusto con tu pareja. Escuchar un veredicto de culpabilidad o de una enfermedad difícil de tratar, un deshaucio, un accidente... también nos puede traumatizar hacer ridículo en publico, una caida, etc.

Y a veces incluso no quita el sueño que nuestro peluquero nos haya cortado el pelo como no le habíamos pedido, y otras pequeñas absurdeces.
Deberíamos cambiar nuestra memória selectiva, que solo hace que amargarnos la existència. Olvidar los malos momentos que todos arrastramos a nuestras espaldas, y solo recordar los mejores pasajes de nuestra vida. Sin duda alguna el que consiga este objetivo, podrá decir muy alto y claro que es una persona completamente feliz. (o ¿acaso un ignorante?)

28 comentaris:

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com ha dit...

Recordar las cosas buenas que nos han pasado y tener la mente y el corazón firmes, mirando la luz del sol es la mejor opción para no desfallecer.


Una Abraçada.

mariajesusparadela ha dit...

He de reconocer que prefiero ser ignorante y olvidar los agravios y todo lo negativo que me trae la vida. Recordarlo solamente sirve pra ser desgraciada.
Y cuanto más maduro, con más facilidad perdono y olvido.

Neogéminis Mónica Frau ha dit...

Claro que sí. El olvido resulta ser un buen sistema de defensa ante eso que nos hace mal, y la memoria, por el contrario, puede ser un buen río donde abrevar en los momentos de tristeza y desánimo.
Te pido disculpas por mi demora en enlazarte, Montse. Salí de mi casa por unas horas ayer y no estaba frente a la compu.

Te agradezco mucho por sumarte
=)

Tracy ha dit...

Eso sería lo deseable, pero a medida que se van cumpliendo años... la cosa se va poniendo cada vez más difícil.

Sindel ha dit...

Sin las cosas malas no le daríamos valor a las buenas. Creo que de todas se aprende. Aunque sí, sería bueno poder olvidarlas una vez que hemos aprendido de ellas.
Un beso enorme.

Montserrat Sala ha dit...

Olga i Carles: Esto seria lo major y lo mas deseable, però las coses no siempre funcionan a nuestro gusto.
Gracias por comentar. Un abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Maria Jesús: ESta es la mejor opción. Comparto tu idea.
gracias por entrar. Un abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Neo. no pasa nada. Quédate tranquila que no he de disculparte nada. Faltaria más. siempre es un placer sumarme a la convocatoria juevera.
UN FUERTE ABRAZO.

Montserrat Sala ha dit...

Tracy: conforme se va cumpliendo años todo se ve diferente.
Hablamos de ello, dentro de una temporadita...
Saludos y gracias.

Montserrat Sala ha dit...

Tracy: conforme se va cumpliendo años todo se ve diferente.
Hablamos de ello, dentro de una temporadita...
Saludos y gracias.

Montserrat Sala ha dit...

Buenas noches Sindel: ES cierto que de todo se aprende. Pero hay cosas que preferiddo no haber aprendido nunca.
Mucha gracias guapa. Un besito.

El Demiurgo de Hurlingham ha dit...

Pero no es tan fácil. Y que la misma pareja que trajo disgustos puede haber sido la misma que participó de momentos de felicidad. Momentos memorables se pueden haber pasado con aquel que murió.
Y una caída puede dejar el dolor físico como un recuerdo del pasado.

Azulia PourToujours ha dit...

Sería lo más indicado, recordar sólo lo agradable y tratar de ser feliz, pero es complicado e imposible. Pues en nuestra memoria no sólo guardamos los buenos momentos, sino también los malos. La vida en sí también es complicada.

G a b y* ha dit...

Recordar lo que la vida nos da de bueno y grato, sería un gran alivio para nuestra memoria, pero no sé si sirve del todo desligarnos absolutamente de aquello que no nos ha gustado vivir, pues tal vez en el olvido de estos hechos, estemos dejando atrás algunas cosas que convendría tener presentes para no volver a repetirlas -claro, si es que dependiera de uno esto.
Me gusta ese tono reflexivo de tus textos Montserrat.
Besos!
Gaby*

rodolfo ha dit...

En primer lugar, volver a saludarla tras en encuentro en Aranjuez. Sobre su entrada de hoy, une meditación
sobre la carga pesada que metemos en nuestra mochila por situaciones que terminan dejando cicatrices invisibles en nuestro cuerpo. Somos los jueces más terribles, y la mayor parte de las veces: jueces injustos.
Un saludo cordial: Rodolfo

Montserrat Sala ha dit...

Demiurgo: no solo no es fàcil, sinó que es del todo impossible. Como podemos olvidar un accidente, que a lo mejor nos ha dejado cojos para toda la vida? y ¿como no recordar aquella enfemedad que nos dejó secuelas tan importantes? la memòria de las cosas buenas, se va alterando con las otras y sí vamos viviendo entre los dos polos.
Te agradezco tu visita y te envio
un saludo muy cordial i afectuoso.

Alfredo ha dit...

Saber olvidar también es un ejercicio de madurez. No olvida quien quiere, ni lo que se quiere. Como tú dices hay acontecimientos que pesan y el pánico de las primeras horas no nos los quita nadie. Luego, que el recuerdo no lastime ya es otra cosa.
Besos

Yessy kan ha dit...

Creo que no seria bueno borrar las malas experiencias, porque nos ayudan a avanzar en la vida y a superar fallos. Y claro, sin amargarnos y que no altere nuestra felicidad. Muy buena introspeccion, Montse. =0)
Un beso

Charo ha dit...

Sería estupendo poder borrar con un chasquido de dedos los malos momentos de tu vida porque a veces eso te impide avanzar hacia adelante, sin embargo, es sabido que de la experiencia también se aprende. Pienso que no consiste tanto en olvidad sino en asumirlo, aceptar que no hay vuelta atrás y seguir avanzando.
Muy buena reflexión Montserrat.
Un fuerte abrazo!

Montserrat Sala ha dit...

Azulia: Tal como tu misma dices la vida es complicada, y cada cual administra sus memorias y sus recuerdos como mejor puede; que no signifca que sea como mejor quiere.

Un saludo entrañable. Gracias!

Montserrat Sala ha dit...

Tienes razón GABY*: Esto seria lo conveniente, pero las personas no simpre hacemos lo que es más sensato ni lo que debiéramos.
Gracias por tus palabras comedidas e inteligentes.
Una abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Hola amigo Rodolfo: en primer lugar, proponerte que no me hables de Vd. Sé que soy mayor, pero no es escusa.
En mí tienes a una fiel amiga, una buena persona, y así no se trata a los amigos del sexo que sean. Aclarado este punto, he de decirte que fué un gran placer conocerte. y sobre el comentario que me has dejado estoy de acuerdo contigo. Vamos cargando la mochila con cosas que no podemos arrastrar. Y desde luego que somos los peores jueces, realmente.
Un saludo muy cordial

Montserrat Sala ha dit...

Amigo Alfredo: claro que es un ejercicio de madurez, saber olvidar.
Pero ¿quien lo sabe hacer, como se debe?... Nadie creo yo. Lo mismo que tampoco sabemos recordar los dias felices que hemos vivido y ésto seria un estupendo ejercicio para aliviar nuestras horas bajas.
Gracias por tu comentario.
UN fuerte abrazo.

Montserrat Sala ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.
Montserrat Sala ha dit...

Muy buén comentario querida Jessy kan
Lo has clavado, literalmente. Te doy las gracias y te mando mil besos.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Charo: me ha gustado esto del chasquido de los dedos. Un manera muy elocuente de definir la inmedaitez. pero dejando esto a un
lado, estoy completamente contigo en este tema del olvido y la memoria.
Gracias por pasarte.
Te deseo una feliz semana.

casss ha dit...

La vida....y su constante desafío ya no de ser felíz, sino de vivir en armonía.
La memoria puede servirnos de aprendizaje y es bueno ejercitarla para que cuando trae dolor pasado no alimente nuestro presente con resentimientos y demás, pero el equilibrio hay que buscarlo y trabajarlo y no es condición innata en el ser humano, creo.
La memoria también trae lo bueno, como la marea. Habrá que rebuscar en la orilla

besos Montserrat, un gran abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Hola Casss: tu has dado con el quid de la cuestión: es la palabra EQUILIBRIO. Fundamental, para tener que juzgar o escribir sobre estos temas tan cercanos y al mismo tiempo tan contrarios y alejados.
Gracias por comentar.
Un beso.

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA