dijous, 11 d’octubre de 2012

LOS JUEVES, UN RELATO


Los seres humanos somos prisioneros de nuestras propias costumbres. Queremos cumplir, con todos,  felicitar a todos los amigos y conocidos, en todas sus fechas importantes.que tenemos anotadas cuidadosamente en la carpeta de cada persona. o en una agenda al uso, para que no se nos olvide. (Error imperdonable). La cuestión es no perder ocasión de demostrar nuestro aprecio  a veces ficticio e inexistente  pero, la fuerza social del compromiso así lo exige. Es de buen tono, llamar antes de un viaje al que lo vaya a emprender  Así las personas que llamamos son cada vez más. Nuestro círculo de amistades se va ampliando. y como ademas queremos ser mas amables con ellos, porqué  los cánones de la buena educación, también lo aconsejan así. Después de un cena o una fiesta, hay que hacer una llamada para los agradecimientos y las alabanzas Luego si vas de visita, donde sea, lo politicamente correcto, es llamar al dia, para quedar con la hora exacta, Este punto es absolutamente imprescindible. Sin contar  con las llamadas de la família, las de las casa comerciles, i de telefonia.
En resumidas cuentas, el teléfono, poco a poco nos va atando cada vez mas, hasta el punto que a veces nos sentimos asfixiados por las llamadas que no paran de sonar. y por las que debemos hacer sin tener tiempo. Porque, no hay que olvidar, que estamos inmersos  en  una vorágine de  trabajo  y obligaciones, duras y absorbentes
El móvil, aún suponiendo un respiro, importante, no ha solucionado, el problema y solo ha acrecentado nuestra cuenta de débito. Cierto es, que sin teléfono no se puede vivir, que es una potente herramienta de trabajo muy  importante, pero no es menos verdad, que abusamos  de él,  con alevosía y premeditación

51 comentaris:

ibso ha dit...

Y me pregunto: ¿para qué?. Al fin y al cabo estamos cumpliendo un protocolo de conducta superficial y ficticio. Las relaciones humanas, aquellas que se basan en el contacto físico, en mirar a los ojos del interlocutor, en compartir sueños y experiencias vitales, son posibles en el cara a cara. No se recuerda a nadie con el que no hayas compartido un trocito de tu tiempo, sin aparatos intermediarios, sin tecnologías frías y asépticas.
Poniéndote un ejemplo: nosotros, que hemos hablado por teléfono, que nos conocemos a través de internet y que nunca no hemos vista en persona, ¿nos recordaremos si después de un tiempo dejamos esta comunicación?.
Un abrazote.
ibso.

casss ha dit...

No me gusta el tono que va tomando la comunicación entre los humanos.... y creo que a ninguno en verdad, porque todos nos sentimos falto de ese trato más sincero, coloquial y sin tantos formalismos, en que la vida de relación nos va sumiendo. En definitiva está en nosotros, imprimirle a la tecnología, cada vez más sentimiento,en esto tenemos que ser tercos, algo así como visitar a los jueveros que cada vez somos más, y cada uno merece de nuestro aprecio, y dedicación.
Sin duda,la cantidad, atenta contra la calidad, pero seamos testarudos, al menos mientras se van ganando años y tiempo para disfrutar...

Tus reflexiones dispararon las mías, por lo fecundas y bien expuestas.

Besotes.

Lola Mariné ha dit...

Huy! Pues yo creo que ya no se hacen todas esas cosas, estamos demasiado ocupados comunicándonos con desconocidos al otro lado del mundo, jeje.
Besos!

Neogéminis ha dit...

No creas, Monse, cada vez más esas costumbres sociales van dejándose de lado para pasar al extremo de la incomunicación total. el estilo abreviado de la comunicación actual cada vez limita más la profundización de las relaciones limitándose a solo contactos superficiales.
Ningún extremo es bueno.

un abrazo

mariajesusparadela ha dit...

Para mi el teléfono es un medio más a mi servicio.
Y como las relaciones me gustan sinceras y no sociales, solamente comparto con los cercanos.

Enry Baskerville ha dit...

Las fechas de los que son realmente mis amistades (amistades de mas de 50 años), las tengo memorizadas, recordandolas año tras año, y son con quienes trato habitualmente, cara a cara, mirada a mirada, que esa es la verdadera calidez del trato.

¡que horrorosa me parece esta frase: La cuestión es no perder ocasión de demostrar nuestro aprecio a veces ficticio e inexistente....
, en el apartado virtual hay de todo, y puede ser y és,lo que tú dices, pero.... eso sería otro tema a tratar...de todas maneras, y visto lo visto, sabes que mi preferencia está en virtuales muy "pocos y buenos", que muchos y de compromiso.

En otro orden de cosas, el teléfono me parece un medio rápido y directo para comunicarse. Sin ir mas lejos, hace unos minutos Montserrat, que por teléfono hemos tenido una conversación clara y amigable.(espero que ya puedas entrar en mi blog). El teléfono me gusta mucho.

Que tengas un buen fin de semana que yo ya me voy esta tarde

Anna J R

Pakiba ha dit...

Es verdad Montserrat que muchas costumbres se van olvidando y muchas veces solo nos comunicamos por teléfono, pero yo te digo la verdad el movil solo lo tengo para los casos de emergencia,pues encuentro de muy mal gusto que vayas en el autobus y te vayas enterando de toda la conversaciín que muchos se pasan el trayecto en ello o bien hablando solos por la calle,con eso de llevar los audífonos y nada más .
Hemos llegado demasiado lejos ,y a mi me gusta ver más a las personas.

Un abrazo y buen fin de semana largo.

Isabel Martínez Barquero ha dit...

Sí que aveces nos esclaviza el teléfono más de lo debido y un concepto de la sociabilidad demasiado envarado. Pero siempre son más los beneficios que obtenemos de ese aparato que sus rémoras. De hecho, ya ninguno sabríamos vivir sin él.
Un beso, querida Monserrat.

José Vte. ha dit...

¡Uff! Montserrat, me estaba agobiando con tanta obligación telefónica. Yo particularmente de mi entorno más próximo me acuerdo de todos los cumpleaños y no suelo olvidarme, del resto, solemente de algunos.
A veces es mejor ser un poco despistado o "un poc deixat".
Las llamadas por compromiso no me gustan, aunque es verdad que muchas veces hay que hacerlas.

Un abrazo Montserrat

Montserrat Llagostera Vilaró ha dit...

Hola Montserrat.
Gracies per exposar aquest tema.
A mi m´agrada el telefon, perque acosta a les personas.
I mira en aquest món hi ha de tot, persones sinceres i tu n´ets una d´ellas i persones que fan les coses per el que dirán.
Hi ha gent que están enganxades el móbil i aixó reporta molt gasto.
Reb un petó, Montserrat

Encarni ha dit...

Sabes Monse, en estos casos el tono de voz nunca miente, por eso una llamada de telefono puede abrirte los ojos, puedes llegar a ver a través del hilo telefónico.

Un abrazo.

Eastriver ha dit...

Parece la introducción de un cuento... Me gustaría que siguiese... Y seguir leyendo, Montserrat. Tu mundo, que compartes con nosotros.

Natàlia Tàrraco ha dit...

Benvolguda Montserrat, creo bajo mi opinión, que en muchos aspectos el móvil, et, et, no ha hecho otra cosa que acrecentar nuestra dependencia con más inquina, pues es capaz de rastrearnos aunque YA NO PODAMOS MÁS. Los inventos han de servirnos, no nosotros a ellos.
El tiempo...mesurarlo con más calma y descargarlo de obligaciones falsas, tendremos que atrevernos. Hay prioridades íntimas que nos reclaman, apagar el móvil cuando haga falta.
Tens raó, nada de alevosía y premeditación telefónica.

Petons molts.

Carmen Andújar ha dit...

Toda la razón del mundo Montserrat. La verdad es que el teléfono nos hace muchas veces esclavos, del quedar bien y del ser educados; pero es una costumbre social que es difícil de quitar. Se debería llamar cuando verdaderamente tenemos ganas y no por obligación. En fin, hemos de vivir con esa contradicción.
Un abrazo

Alfredo Cot ha dit...

Todavía conozco a varios que no tienen TV en casa y a alguno más que no usa el movil. Te juro que por la calle y entre todos pasan desapercibidos.
Será que poder es querer.
Somos dueños de nuestras dependencias y creo que podemos poner límites.
Yo (que soy un despistado) me dejo el movil muchos días en casa... y no pasa nada y por supuesto que no vuelvo a por el.

Todo un mundo de colores.

Besos
Alfredo

Ángeles ha dit...

Es totalmente cierto lo que narras en tu entrada, Monserrat, además no me gusta el cauce que está tomando el tema de las llamadas y los teléfonos, cada vez más sofisticados y con más prestaciones.

Hay niños de 7 años que ya tienen su móvil, y lo que es peor, desde los 10 años, son capaces de conectarse con él, en lugares que ningún chaval debería conocer al desnudo, y con toda premeditación y alevosía, se pasan unos a otros fotografías o videos, que no, NO, son para ellos.

Pero si esto es grave, lo es aún más que un profesor en su hora de clase, se pase el tiempo jugando con los jueguecitos que tiene su móvil, y te aseguro que es cierto, porque son compañeros míos, y encima se vanaglorian de ello.

Y es que como dijo Don Hilarión... HOY LOS TIEMPOS ADENTAN QUE ES UNA BARARIDAD...

Un abrazo desde estrellas de esperanzas.

Fabián Madrid ha dit...

Buena reflexión sobre el teléfono y el uso que hace la sociedad de él. Besos

Remei ha dit...

Más claro: agua!
M'encanta la teua sinceritat amiga!
Escrius amb l'ànima i estic totalment d'acord amb el que dius.
Una abraçada.

Mari-Pi-R ha dit...

La amistad hay que cultivarla de lo contrario se pierde, así que todo el protocolo hay que seguirlo si uno quiere tener sus amigos pero sin esfuerzos, muchas veces hay que olvidar el descuido de los otros y seguir siendo amigos y hacer una llamada más.
Por tu amiga Remei he llegado a ti

Montserrat Sala ha dit...

Hola Ibso: Es verdad como tu dices qeu se hacen llamadas por puro compromiso, que en mi caso son muy pocas, pero exinten, tu lo sabes. No es menos cierto que no he hablado para nada, de muchas llamadas que son estricatamente necesarias, como llamadas la familia, a si alguien esta enfermo etc.etc.
me referia solamente a las llamadas superfluas e inecesarias.
gracias por tu comentario. Isidro Saludos.

Montserrat Sala ha dit...

Muchas gracias CASS, por entrar y dejar tu opinión, que por supuesto comparto. Pero vamos a contracorriente nos guste o nó. Ya ves como los utilizan los niños y la cantidad, de artilugios que salen para mayor disfrute de este vicio.
Un abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

jajajaja!! Ay Lola, tu como estás inmersa en este mundo exitoso de las relaciones y las promociones editoriales, quizas te suene a antiguo, pero te aseguro, que la mayoria, utilizamos el teléfono mucho mas de lo que fuera menester.
Gracias por tu visita, y enhorabuena por los éxitos. UN abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Neogéminis: Esea que vamos a peor!!! pues si que me lo pintas bién.
Jajajaja!!!
Muchas gracias por tu comentario, que agradezco y considero mucho.
Un abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Tu Mariajesús, eres un punto y aparte.
Y pienso que si todos fuérnamos como tu, cambiarian muchas cosas, pero te agradezco mucho tu visión del tema y que hayas venido a decírmelo.
Un abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Anna: pienso exactamente como tú. el teléfono es una manera muy rápida y efectiva de conunicación. la que mas. Lo que critioco es el abuso que se hace del mismo.
Te doy las gracias muy especialmente por haberme llamado y haber aclarado conceptos.
Desde mi viejo ordi de fin de semana,te mando un abrazo muy fuerte.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Pakiba: ves esta es una nueva versión de lo molesto que puede llegar a ser, estar enganchado al teléfono, para propios y extraños. Tienes toda la razón

Gracias amiga por decir la tuya.

Un beso

Montserrat Sala ha dit...

Hola isabel: veo que me has comprendido perfectmente. Y estoy comletamente de acuerdo, en que nadie sabríamos vivir sin él.
Muchas gracias amiga, por tu visita y por tu opinión, Un Beso.

Sindel ha dit...

Estoy de acuerdo con vos, a veces abusamos del teléfono, llamamos por cualquier cosa, se ha convertido en una extensión de nosotros mismos. Y cada vez tenemos menos tiempo para hacer otras cosas, porque estamos pendientes de las llamadas. Habría que aprender a manejar los tiempos.
Un abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Jose Vicente: deberíamos de hablar menos y pensar mas. Lo digo porquè muchas veces, antes de ponernos a buscar cualquier cosa que tenemos delante de la nariz, ya corremos a llamar a quién imaginarnos que pueda saberlo. Es mas facil. La gran mayoria lo hace así.
Y luego nos quejamos, de lo que sube el recibo. Y lo peor es que vamos a más.
Gracias amigo por entrar y dejar tu opinión.

Juan Carlos ha dit...

Te leo y siento lo agobiante que es esto a veces. El teléfono cada vez suena más ofreciendo promociones comerciales o imponiendo obligaciones y descienden porcentualmente las llamadas ilusionantes.
Saludos.

Maria Liberona ha dit...

el teléfono herramienta que nos deberia de ayudar pero muchas veces como dices nos asfixia con llamadas que realmente no son importantes y que ni siquiera nos interesa y más encima de gente que no nos conoce y nis siquiera conocemos

Montserrat Sala ha dit...

Encarni: Tieres mucha razón amiga- Es verdad que con el tono de voz, adivinas ciertamente, como esta el otro, y se se llama a la família,esto es sintomático. En otros medios esto es mucho mas dificl de saber.
Gracais por comentar.

Montserrat Sala ha dit...

Montserrat Llagotera: veus molt be i molt clar que s'ha de fer distincions entre les persones. Les que en fan un bon ús, i dels que es passen el día xerrant pel mòbil,i a més de perdre ells el tems fan que el demés també el perdin.
Una abraçada gran.

Montserrat Sala ha dit...

Mi mundo Ramón, es algo muy sencillo y trasparente. Si me sigues te percatarás de ello. A lo mejor por esto te veo (y con gusto), por aquí tan a menudo.
Gracias amigo. un abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Natalia Tàrraco. Deberíamos, si, deberíamos saber ponernos en nuestro lugar de usuarios del teléfono. NUnca esclavos del el o de ellos.
Has sintetizado perfectamente, mi entrada.
Muchas gracias por tu colaboración.

Te envío un fuerte abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Camen Andújar: Muy acertado tu pensamiento. Si señora es así, tal como tu lo esxpresas.
Muchas gracias por entrar y dejarme tu opinión, que valoro mucho.

Montserrat Sala ha dit...

Alfredo Cot: bienvenido a mi espacio.

pienso que no hemos de quedarnos en de hierro. Ni tanto ni tan calvo. Solo no dejarnos vencer por algunos, progresos que se deberían de utilizar con ecuanimidad y mesura.

Gracias por comentar. Un saludo cordial.

Montserrat Sala ha dit...

quise decir: decir edad de hierro. Disculpa el lapsus

Montserrat Sala ha dit...

Hola Ángeles: Lo de Don HIlarión era un cantar castizo, pero lo que ocurre ahora es más grave y no le damos ninguna importancia.

Habrá que esperar hasta ver donde nos lleva este mundo tecno-informático, porqué adelantado si que está sí...
Muchas gracias por tu comentario tan acertado,amiga.

Montserrat Sala ha dit...

FAbián Madrid: Gracias por entrar y dejar, tu opinión, amigo.

Te envio una saludo muy crodial y afectuoso.

Montserrat Sala ha dit...

HOla Remei: Y a mi m'encanta, aqeust accent valencià que poses en totes les teves frases.
gracies amiga meua. Nodeixis d'escriure'm, que m'agrade moltíssim.

Besos. (veus tothom diu petons) jajaa!

Montserrat Sala ha dit...

Amiga Mary PI-R: Se que vines del blog de Remei, y agradezco tu amabilidad.
Yo por supuesto que estoy muy feliz de contar con una amiga como ella, supongo que tu también, así que ya tenemos algo que nos une, y me alegro.

Hasta una próxima ocasión,Un beso.

Montserrat Sala ha dit...

Que dulce es el habla argentina. Este vos me tiene el corazón robado.
Gracias por entrar a comentar.

Te saludo muy cariñosamente, y te mando una abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Hola Juan Carlos:Lo scomerciales son los que acaban con la paciencia del usuario. Llama a cualquier hora sin consideración ni misericordia.

Gracias amigo por pasarte y decir la tuya. Un abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Maria Liberona: Me ha encantado tucomentario ysobretodo tu visita que en breve te devolveré si me lo permites.
Recibe un fuerte abrazo,y gracias!

Pepe ha dit...

Pienso que no debemos abjurar de los avances tecnológicos. Por ejemplo, gracias a esos avances he podido leerte y comentarte. Lo peligroso es el abuso que de esos avances hacemos. La tecnología y el móvil es pura tecnología, ha de estar a nuestro servicio. Si los avances en el campo de la comunicación hacen que el contacto humano sea cada vez más infrecuente y vacío de contenido, es que algo no estamos haciendo bien, pero es nuestra responsabilidad. No culpemos a la herramienta.
Un abrazo.

Montserrat Sala ha dit...


Querido amigo:
Estoy completamente de acuerdo contigo amigo José. del todo, la ciencia a de avanzar, Somos los humamos que utilizamos mal y a veces muy mal todos estos medios que tenemos a nuestro servicio.
Es de lo único que quería hablar, y me parecía haberlo dejado claro.
Muchas gracias por tu comentario siempre acertado.

Tyrma ha dit...

A mi me "asusta" la dependencia que advierto en los jóvenes.
Se tumban en el sofá con el móvil al lado, duermen con el cerca...y de repente un sonido metálico les devuelve a la vida y allí se quedan dándole a la tecla como posesos; con una destreza admirable
mantienen el whatsapp les comunica con 2 o 3 a la vez. Por no hablar de llas patadas que le dan al diccionario con tanta abreviatura, que ya no sabe una ni lo que le están diciento
Y luego está el consante tono de llamada...que siempre se dilata por ser de vital importancia.
Nosotros lo utilizabamos, pero lo de hoy, es un despropósito.
Que tranquila me he quedado, soltando la parrafada, reina.
Me gusta tu entrada y me gusta tu blog, con tu permiso, me quedo.

Un beso.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Tyrma: Pues, ¿sabes que te digo?
que a mi también me gusta tu blog, y si no te opones también te iré leyendo.
has hecho un verdadero retrato de como se comporta la juventud actual. exacto. Idéntico. Y sus allegados, padres y abuelos nos conformamos diciendo, que son unos chicos, buenos, estudiosos, y formales. Y es verdad!!!
pero a mi también me molesta verlos pisotear el diccionario,estar ausentes todo el rato, hasta comiendo,con sus aparatos electrónicos,comunicando, jugando y me sabe mal, decir esto, pero es así.
Te saludo muy cordialmente

Cristina Piñar ha dit...

Una buena reflexión, Monserrat. Es cierto que con el teléfono, y sobre todo desde que existen los móviles, estamos continuamente localizables y en contacto con los demás. También llevas razón en eso de los cumpleaños y demás fechas importantes que no se nos deben pasar y que tratamos de recordar para llamar por teléfono con el fin de felicitar y hablar un rato con la otra persona, a veces con gran interés y otras, incluso, como bien dices, por pura educación. Me ha gustado. Un beso.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Cristina: No creo haberte leído antes, pero estoy contenta de hacerlo hoy día, por primera vez, y me alegro de que mis reflexiones, te hayan parecido acertadas. Muchas gracias por venir a decírmelo, hoy excepcionalmente te saludo desde Viena.
Un abrazo entranyable.
(en est ordendor austríaco no tiene al letra ene con somtrero, diculpa)

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA