dijous, 5 de gener de 2012

TODO ES SEGÚN EL COLOR DEL CRISTAL....


Todo es según el color del cristal.....
(mis pensares en castellano)

Voy a seguir el consejo de mi hija de hacer una contrareplica a mi escrito del día 2 de Enero. En este post divagaba mas o menos con la suerte de la mayoría de las mujeres de mi generación. Hoy hago la contra basándome en mi experiencia. personal.

Como todas esta mujeres de la “quinta” de los años 40-50, también hemos pasado por otras vivencias, que las han convertido en una generación de mujeres casi, perfectas o por lo menos organizadas y organizadoras
Por lo general han matrimoniado jóvenes y por si fuera poco; vírgenes. Aprendieron a ser madres muy pronto y la mayoría inocentes de muchos de las cosas que este hecho conlleva. En este sentido, han cometido errores, pero ninguno, que haya sido determinante, para su posterior trayectoria personal o profesional
Gracias al hecho de haber sido madres tan jóvenes, pudimos buscar empleo. o abrir un pequeño negocio u otra ocupación de orientación liberal. De forma que nuestras familias se vieron con un poder adquisitivo mayor que el de sus progenitoras, que siguieron mucho mas cómodas en la casa, después del matrimonio, ocupándose, solamente en llevar la casa y criar a los hijos. (que no es poco) Era lo que se estilaba y no hay que buscarle otra razón. Hablando de su anterior generación de féminas, (nuestras abuelas), éstas fueron todavía, unas mujeres, completamente sumisas a la voluntad del marido, que les poniín los cuernos primero, y además tenían, inclusive, el derecho de maltratarlas.
No vamos a mirar hacia atrás, porque el panorama y los derechos de la mujer, en siglos pasados, ni existía, lamentablemente.

Hemos mejorado, punto primero. Y en todos los sentidos.
Hemos puesto una pica en Flandes. porque nustras hijas ya gozan de una mayor independecia, mayor aprecio y compresión por parte de su parejas, que comparten con ellas los trabajos domésticos, y la crianza de los hijos. Es este orden, han seguido la ascendente trayectòria, que se inició con nosotras. las de la quinta del 40-50.
Ha pasado el tiempo, y recordamos con nostalgia, de los días de nuestra juventud, dias de grandes sacrificios aunque muchas hayamos dejado la piel, en este empeño, hemos disfrutado de unos hijos que han podido estudiar mientras lo han creído oportuno. Y ellos son bien conscientes de lo que sus madres han aportado al conjunto de la familia, mucho más de lo que era presumible.
Con satisfacción, observamos, el fruto de nuestro trabajo, principalmente de nuestros afectos. Los hijos y los nietos, ves que van siguiendo tus pasos, es una satisfacción que vale la pena vivir.
Por otra parte, en los años digamos mas fértiles y productivos aquellos, dias interminables de mostrador, de fábrica o de oficina, fueron sin duda alguna unos años, nuestros años de mayor satisfacción, y aun tuvimos tiempo de divertirnos, y gozar de nuestro matrimonio, de los juegos amorosos, de la compañía, de un marido atento, que se adaptó estupendamente a prestar la ayuda necesaria para hacer posible el milagro. Para que el éxito profesional nos acompañara en todo momento. Ante esto no me queda mas que decir: ¿que importancia tiene tener los huesos rotos, las piernas iylos brazos achacosos, y que las arrugas invadan todo nuestro cuerpo? NINGUNA!

18 comentaris:

mariajesusparadela ha dit...

En mi casa ya mi madre trabajó fuera de casa (fué maestra) y dió estudios a todos sus hijos. Es decir, en relación con lo que cuentas, llevamos una generación de adelanto. Gracias a una madre luchadora e insumisa.

Montserrat Sala ha dit...

mis reflexiones, no cuentan toda la verdad, explican simplemente el sentir general de las cosas. Que hay muchos casos diferentes y hombres y mujeres muy distintos, a los que yo me refiero, seguro!. Además prima también en mis escritos. una
parte de ejercicio de escritura.

Gracias, Mariajesús, por dejarme tu opinión que desde luego, aprecio mucho y tengo en cuenta.

Isabel Martínez Barquero ha dit...

Llevas razón, porque lo cierto es que hemos avanzado mucho, muchísimo en relación a tiempos pasados. Aún nos queda, pero todo se andará.
Un abrazo, Monserrat, y que los Reyes Magos se porten muy bien contigo.

Myriam ha dit...

Hemos avanzado mucho, mucho y aún queda mucho camino por recorrer. Espero que en el futuro no veamos oposición y competencia de géneros/sexos, sin mas bien una complementación que enriquece a ambos.

Un beso

Montserrat Sala ha dit...

Hola Isabel, Buenas noches, a la mañane cuando te he visto,aún no habian pasado los Reyes Majos, Pero ahora han, han dado de comer a los camellos y se han ido por el mismo agujero que habían entrado. Algunas cosillas han quedado en la casa, y nose muy bien si ha sido, porque se los han perdido, o porque los han dejado exprofeso. Sea comu fuere hoy ya he leido con libro electrónico.
Veremos como me va,y te lo cuento.
tu lo tienes?
Deseo que cocntigoahayan sido muy generosos. Te lo mereces. Un beso

Montserrat Sala ha dit...

Es verdad que hemos avanzado mucho, en cuanto a derechos, y es muy de desear, que sisgamos adelante, no por competencia, sinó por complementar la relacicón y mejorar el entendimmiento

Muchas gracias Myriam, por darme tu docta opinión.

Encarni ha dit...

Sabes Monserrat, me acuerdo de una conversación que tuve con una chica que estaba estudiando medicina. Ella decía que sus madres y sus abuelas lo tuvieron muy fácil, porque con ser guapas y casarse tenían más que suficiente. Ahora en cambio además de ser guapas, había que ser inteligentes, trabajadoras, buenas madres, buenas profesionales, en fin que ahora se les exigían a las mujeres ser superwomans. Creo que todavía queda mucho por andar y no todos los hombres se adaptan a los nuevos tiempos. Es cierto que la mayoría lo están haciendo porque no les quedan otra opción. Poco a poco. Me ha parecido un buen ejercicio de valoración sobre como te sientes o las repercusiones de tus esfuerzos en el pasado.

Un abrazo fuerte.

MariluzGH ha dit...

Sí, mujeres de aquellos años que hablas han (habéis)aportado mucho al estatus de las mujeres de hoy, fueron una generación puente a las que casi no se valora, desgraciadamente; pero abrieron otros campos de trabajo fuera de la docencia y enfermería...

un abrazo, Montserrat :)

(dice el loco, que te puedes tomar las confianzas que quieras) ;)

Montserrat Sala ha dit...

Encarni: Es verdad lo que dices. amiga, no ha sido fácil ser como tu afirmas, guapa inteligente, buena profesional y buena esposa y madre.En definitiva ser mujer 10, yo no se si lo he sido pero he sentido esta presión muchas veces.
Gracias por tu comentario.

Montserrat Sala ha dit...

Buenos dias Maryluz: Gracias por tu opinión. Yo no sé si mi generación de mujeres és o ha sido algo en este sentido. Pero puedo añadir que he hecho cuanto ha estado de mi parte para ser eso una buena madre y buena esposa, además de buena profesional. Esto último lo conseguí, lo anterior a pesar de mi empeño, ya no estoy tan segura.
ahora voy a ver a tu loco. Espero que esté tan cuerdo como siempre,

Besos.

Montserrat Llagostera Vilaró ha dit...

Buenas noches Montserrat:
Hay se me hace costoso escribirte en castellano.
Pue menos mal que las mujeres han ido conquistando sus derechos, aunque aún queda.
Antes las mujeres no tenían ni derecho al voto.
Bueno, ara continuo escribin en catalá, perque sino sembla que escrigui a una altre persona.
Jo com a mare de tres nois, sempre hi predicat l´igualtat en drets i respecta.
Un petó desde Valencia, Montserrat

Montserrat Sala ha dit...

MOntserrat Llagostera: Tu ja saps el que m'agrade que em visitis, així que ho pots fer amb catalá amb castella, amb francés y fin i tot amb alemany. La cuestió es que no es perdi la comunicació, i per lo que a mi respecte, no es perdra´pas, nó. T'envio una forta abraçada, amiga meua

Azulceleste ha dit...

Hemos avanzado, pero no tanto como a veces creemos y mucho menos de lo que pensabamos conseguir cuando eramos "mas jovenes".
Por mi profesión puedo observar a veces a grupos de chicos y chicas muy jovenes, ver como se relacionan
me pone la carne de gallina. Ellas consienten un trato que piensan igualitario y yo llama vejatorio y ellos siguen siendo unos redomados machistas.
No, desgraciadamente no avanzamos mucho en este tema.
Un abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Hola Azulceleste: Antes que nada darte la bienvenida a mi espacio. en donde se puede opinar libremente sobre cualquier tema. No soy ni juez ni fiscal de nada.

Yo veo con disgusto, escenas como las que tu dices. y tienes razón. Pero también las hay, que saben el lugar que les corresponde en la sociedad y saben muy bien marcar su territorio. Por lo tanto estos casos por lo menos, estas ahí, y cada vez más se dan estas circunstancias, quizás porque también las mujeres están mejor y más preparadas intelectualmante.

he tenido mucho placer, en recibirte.

Higorca Gomez Carrasco ha dit...

Querida amiga, te diré que mis abuelas ya trabajaban, una era maestra y la otra, ayudando a mi abuelo en su laboratorio. Siempre lo he visto así y me parece muy bien. También te diré que las mujeres de "antes" no eran todas tan castas, puras e inocentes, recuerda que las inclusas estaban llenas de bebes, antes como ahora la mujer es mujer con sus picardías y su sabiduría, que tontas no somos. Y a lo mejor tu, yo, otras, hemos tenido suerte de trabajar en aquello que nos gusta, antes muchas tenían que ir al campo, a fregar y a todo aquello que arrimara un poco de "ascua" a su casa, es verdad antes la mujer no tenía derechos, ahora sí, pero ¿Te has parado a pensar cuantas mueren en manos de los hombres? Cada era,o época tiene su propia historia. Abrazos y un feliz año 2012

Pedro Ojeda Escudero ha dit...

Y cómo ha mejorado el mundo gracias a estas mujeres. A todas ellas, gracias.

Montserrat Sala ha dit...

I tanto que tienen su propia historia!. Las había y muy buenas obreras taquimecanógrafas, empleadas de hogar, y hasta comerciantas, que valia su peso en oro. lo sé, Higorca.
pero no es lo mas corriente.
También me he parado a pensar en este hecho horrible, quo menudea por nuestra geografía. tampco, hablo de la indeseable violencia machista. ESo merece un captulo aparte.

gracias por comentar.

Montserrat Sala ha dit...

Estoy contigo, profesor. Hay que darlas las gracias. La mujer si sabe y quiere, aunque no trabaje fuera de casa, también se puede alcanzar, un alto grado de efectividad, en cuanto a conseguir un buen sueldo, o una mejora sustancial del estatus.

GRacias por haber participado en este pequeño debate

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA