dijous, 10 de juny de 2010

UN CURA DE PUEBLO. UNA HISTORIA SINGULAR

Vacaciones a La Torra. (cap.8)
Era un hombre tan vital, alegre i chistoso que estar a su lado era toda una fiesta. Primero habia que estudiar, pero una vez terminadas las tareas, habia que seguir con el trabajo diario, como era: Salir al bosque a hacer lecha, bajar a la fuente a cargar agua con la yegua, Ir al huerto, cuidar de las cuatro cabritillas. Todo ello aderezado con cantos, historias, i chistes, representaba para mi hermano i para mi, la felicidad completa... No es de estrañar pues, que una vez mi família, tambien se trasladó a vivir a Pons, seguimos con nuestra costumbre de ir allí.
La Torra quedaba más lejos desde Ponts, que desde Pallerols. No importaba. Eran dos horas de camino, que se convertian en tres o cuatro, según si nos entreteníamos a jugar más o menos. Llegamos a pasar miedo, porque si era invierno se nos echaba la noche encima sin darnos cuenta. Si el sabia que subíamos, venia a buscarnos pero es que muchas veces, nos escapábamos, y no sabía nada de nuesta llegada. Esto tampoco era ningún problema.
Otra de las cosas que hacíamos era, ir de caza. Cuando la Antonieta, estaba de nosotros hasta las narices, mi tio cogia la escopeta e ibamós de caza.
Esto era lo mejor: No abrigábamos hasta los dientes, i nos adentrábamos en el bosque procurando hacer el menos ruido posible, andando muy despacio y mirandonos a los ojos muy espectantes. Entonces Mosén Joan tiraba una piedra a los matojos, y como es natural hacia ruido y alguna vez se daria el caso, de que hubiera algun pájaro, y él muy serio y circunspecto, nos hacia agarrarnos a su sotana, levantaba la escopeta y.... Caramba que mala suerte!. Se nos habia escapado otra vez la pieza, y esto que era muy bonita, se lamentaba. Otro dia será, decia y volvíamos para casa cansados y comentanto lo cerca que habíamos estado del éxito. O nos quedábamso a cazar setas.
Ademas de correr estas aventuras fascinantes. nos enseñó a jugar al ajedrez, a escribir a máquina, a leer mucho e interesarnos por la naturaleza, los colores de los atereceres, a comportarnos como personas educadas, y con sentimientos de caridad. Y cantar y a comer....y, a....TODO!

22 comentaris:

Montserrat Llagostera Vilaró ha dit...

Quina sort Montserrat.
Veus com hi ha capellans molt bones persones.

I hasta jo diria que el ocell el deixava escapar expresament per no matarlo.

Una abraçada tocaia, Montserrat Ll.

Montserrat Sala ha dit...

no crec que el pugués matar, perque no portave la escopeta carregada, dona. Ere tot un joc i res més. Però aixó sí; un cop a casa ell comentave la jugada i la Ántoieta li seguíe la corrent, con si tal cosa. I nosaltres estaven tan estorrufats i felliços.

Asun ha dit...

Justamente estas entradas que están en castellano y me requerirían menos esfuerzo para leerlas me las he perdido, y ahora vas ya por la nº8 con lo cual el retraso acumulado es demasiado grande para mi escaso tiempo.
Pero vengo aunque sea a dejarte un saludo y a agradecerte tus felicitaciones para Xana.

Un beso

Myriam ha dit...

Tu tío me recuerda al DOn Camilo de Giovanni Guareschi.

Besos

Montserrat Sala ha dit...

Asun, no te preocupes por no haberme leido, tampoco es para tanto. Pero eso sí cuando acabe casi seguro volveré al catalán que és como yo escribo a mi aire, y me siento mas cómoda. gracias por agradecer. (¿?)

Ángel ha dit...

Un recuerdo de la infancia maravilloso, te felicito. ¡Cómo cambian los tiempos!, ¿no te parece?
Abrazos

Montserrat Sala ha dit...

No he leido a Don Camilo. No se si es una caricatura de cura o un personaje serio.

Lo que yo pretendo, és dejar bien claro, querida Myr, es que mi tio fué un hombre sano mental y fisicamente. Que se tomó muy en serio sus obligaciones como cura de la Iglesia Católica. Y que si se dieron episodios chocantes fué por la epoca que le tocó vivir y bregar, siempre acuciado por las necesidades económicas. Ten en consideración que no tuvo un sueldo, hasta bien entrada la vejez, i que aquellas parroquias no tenian, nada que dar, solo alguna docena de huevos en primavera,o
un presente de puerco recién hecha la matanza,
en invierdo. Es todo lo que percibía por andar toda su vida por aquellos bosques a caballo de su yegua. Por azar tuvo también que cuidarse de unos sobrinos, que le llenaron de alegrias pero tambien de muchos problemas i contratiempos. voy acabar pronto con mi historia, pero me quedarán en el tintero cantidad de ejemplos que nos dió,cantidad de ayudas que practicó y un sin fin de cosas bonitos que no me guardo en la edición que aparte he hecho en catalán.
Gracias por leerme, amiga.

Montserrat Sala ha dit...

Angel: que lástima de no disponer de una buena cámara par fotografiar aquellos momentos.
Saludos.

Norma ha dit...

Muy buen recuerdo de tu infancia y mejor expresado. Gracias por darlo a conocer.
Abrazos.

Neogeminis ha dit...

Qué buenos recuerdos dejó sembrados en sus corazones!...debió ser un ser maravillosos!
Gracias por compartirnos tus anécdotas!
Saludos!!!

Montserrat Sala ha dit...

Hola Norma. Tus palabras llenas de cariño, me animan mucho en mi andadura por los viejos recuerdos. Gracias amiga.

Montserrat Sala ha dit...

Noégeminis: Muy amables tus palabras, que agradezco en lo que valen. Que tengas un maravilloso fin de semana.

Higorca Gomez Carrasco ha dit...

Querida amiga de nuevo aquí, dando guerra gracias a Dios. Que vivencias más bonitas Montserrat, son preciosos esos recuerdos, ahora querida, vivimos de eso de recuerdos y hay de aquellos que nos los tenga, es perder las raíces, los sentimientos, el cariño por aquellos que nos hicieron personas, estoy apasionada con tus entregas, aunque he estado "pocha" me gusta leer porque eso es aprender, conozco Pons y su gastronomía bastante rica, ahora que estoy en plan de régimen recuerdo eso y hummmmmmmmmmmm. Gracias por tu invitación, suelo ir a Barcelona, pero poco ¿Sabes porque? Por eso por los recuerdos, ya no me queda nadie, en mi familia no fueron muy "prolíficos" de gente menuda y cuando se es poco, pues ya se sabe, y cuando entro por la Diagonal, empiezo a soltar la lágrima y no me gusta hacer sufrir a nadie. Te lo agradezco de todo corazón.
Besos y sigueeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

Jota Ele ha dit...

Me veo obligado a pedirte perdón, Montserrat. Mis obligaciones profesionales me han impedido leer las dos últimas entradas.

Pero, lo he hecho ahora y, como siempre, me han enternecido.

Debieras pensar muy seriamente en escribir la historia de tu tío y la tuya propia en forma novelada que, a buen seguro, sería un éxito. Decía William Saroyan que, si cada uno de nosotros supiéramos escribir nuestra propia vida, el libro sería un "best seller".

Retratas con un solidez y delicadeza extraordinarias, más allá de las personas, una época difícil no ya en ese mundo rural que describes, sino también en el urbano.

Quiero que sepas que disfruto muchísimo con esta historia.

Un fuerte abrazo.

MIGUEL NONAY ha dit...

Me ocurre como a Asún, que me he perdido todos los restantes capítulos para coger el hilo.

Los iré leyendo poco a poco para ponerme al día.

Besitos grandes¡¡¡¡
A Salto De Mata

Montserrat Sala ha dit...

Hola Higorca, aunque en estos momentos me hallo en la montaña, donde despues de mucho esperar han puesto una oficina de informacion i turismo, y con ella tenemos interneet.
Me da mucho gusto leer tus misivas porque me dan ánimos para seguir escribiendo mis cosas,
Lamento que no puedas venir a verme. Haber si dejas estos demonios en la tapa gauntera del cohche, i para venir a m i casa ya no tienew que poner los pies en l Diagonal. Te quedas 2 minitos antes. Saludos y te lo piensas.

Montserrat Sala ha dit...

Jota Ele: tu no tienes que pedir perdón para nada. faltaría más. Me alegro que disfrutes de mis bitácoras. Yo al recordarlas tambien las vuelvo a revivir.
Ya te puedes imaginar que hay mucho y mucho que contar, que estoiy resumiendo i nada más. Tampoco me quiero hacer pesada.
Un beso muy muy grande, amigo.

Montserrat Sala ha dit...

Gracias Miguel Nonay. Tiene mucho valor que un hombre tan ocupado como tú pueda entretenerse en leer estas vivencias. Te lo agradezco mucho, amigo.

Pedro Ojeda Escudero. ha dit...

Qué maravilla y cómo necesitamos todos un guía así en nuestra infancia. No son anécdotas, en realidad es toda una forma de educar.
Saludos.

Montserrat Sala ha dit...

Celebro que piense que mis vivencias i el ejemplo que nos dejó mi tio, sean educativas. Dicho por usted tiene mucho valor para mí. Gracias.

Myriam ha dit...

Recuerdo a Don Camilo como un personaje entrañable, que dejó calidez en mi alma en momentos en que, siendo muy jóven, vivía en plena aridez. Por eso lo asocié con tu tío.

Montserrat Sala ha dit...

Myr Gacias por la aclaración, porque tambien me ha servido a mi para aclarar conceptos. Que tengas una feliz semana, esperando junto con tu hija..... Queda para mucho? Besos a las dos.

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA