dimarts, 8 de juny de 2010

UN CURA DE PUEBLO. UNA HISTORIA SINGULAR

La Torra.- (Entrega 7)

Para el año 1948-50, mi tio ya se tarasladó a un pueblo mas cercano a la civilización, por diversos motivos: De momento mis padres no teniam donde ir y ya éramos una familia grande. La Torra, es el nombre del pueblo nuevo i estaba cerca del rio. Esto de por sí le hizo decidir. Allí lo cuidó como "majordona" su propia madre, osea mi abuela materna.
Era una mujer extraña. Cojeaba un poco debido a una caida de cuando de pequeña se rompió algun hueso, que le curó un pastor de ovejas, que en aquellas latitudes, eran de los que entendian más del tema. Y así quedó la pobre, coja y con un sentimiento de inferioridad que jamás supo como sacarse.
Vestia faldas largas hasta los piés, pañuelo negro a la cabeza, quizas desde siempre i lo mas curioso: Nunca comia en público. Esto enojabba a su hijo que la repetía cien veces que ella era la verdadera dueña de la casa, y que podía hacer u deshacer a su libre albedrío.
Sé todas estas cosas, porque desde que mi tio se había ido de casa, mi hermano y yó, le echábamos de menos, y en vacaciones ibamos a La Torra "de los pobres", tal como la habia bautizado él. Desde entonces y muchos años más, pasamso largas temporadas allí.
La abuela, no hizo demasiado tiempo por la Torra. Ella que no había salido en su vida de La Vall Fosca, (todo lo más a Pobla de Segur), y las ausencias de mi tio todos los fines de semana, y quedarse sola, no era lo que ella queria. Ya era mayor y no soportó el cambio.
Fué el momento oportuno de la llegada de la Antonieta, que vivía en Bascelona y desde la contienda estaba pasando mas hambre que un maestro de escuela. Era secretaria, i se quedo ya para siempre con él. Mas de cincuenta años se hicieron compañía. Era de su misma edad, pero siempre aparentó menos años porque, era muy coqueta. Eran primos hermanos.

8 comentaris:

Montserrat Llagostera Vilaró ha dit...

BONA NIT TOCAIA, FA UNS DIES QUE NO ESTIC GAIRE AL ORDINADOR, PERQUE TINC QUE FER MOLTES COSES A FORA DE CASA.

SAPS ES MOLT BONICA AQUESTA HISTORIA.

ES VERITAT QUE A LA SENYORES QUE CUIDABAN LA CASA DELS CAPELLANS SELS I DEIA LA MAJORDOMA.

M´AGRADA MOLT AQUESTA HISTORIA, M´IMAGINO LES MASIAS CATALANES.

VEURÁS QUE DESDE EL DIUMENGE QUE NO HE POSAT CAP ENTRADA NOVA.

PERO BUENO. EN TINC TANTES.

JA FA MES DE DOS ANYS QUE VAIG COMENÇAR AQUES BLOG, A MA DRETA I A L´ARXIU AMB TOT ELS MESOS.
SEMPRE POTS TRIAR I PUNXAR EL MES QUE VULGUIS.

UNA ABRAÇADA, BONA NIT, Montserrat

Montserrat Sala ha dit...

Molt bé Montserrat. Segur que trobaré alguna entrada que no he llegit. Y m'alegro que t'agradi la vida secrificada de Mosen Joan.

Higorca Gomez Carrasco ha dit...

Querida amiga, es una historia preciosa, tienes mucha suerte de haber tenido a tu lado una persona así, debo decir que en aquella época, una época difícil y dura, en todos los sentidos, en aquella época en Barcelona, el que tenía dinero no podía comprar, porque (dicen) que no había o encontraban las cosas necesarias y otros porque no tenían dinero suficiente, lastimosamente una pena, Dios quiera que no vuelva nunca, recemos por ello. Pero también aquello sirvió para valorar todo lo material y respetar, amar algo más a todos aquellos que les rodeaban, agradeciendo con cariño a todos aquellos que les rodeaban. Gracias amiga por tu amabilidad, sí, por "cabezota" no acudí a tiempo a ver lo que pasaba, y luego a correr que hay prisa, bueno ya estoy mejor, porque como bien se dice "mala hierba nunca muere" ¡Ja de momento digo! Otro día más. Besos mil.

Montserrat Sala ha dit...

Gracias por tus palabras Higorca. me tranquilizas. Abrazos muy fuertes.

Neogeminis ha dit...

Sigue interesante la historia...
besos!

Montserrat Sala ha dit...

Gracias Noegeminis. Tu tan amable, como siempre

Pedro Ojeda Escudero. ha dit...

El retrato de esta mujer me ha traído el recuerdo de las muchas discriminaciones que había antes por cuestiones físicas. Una persona coja tenía muchos problemas para encontrar pareja o que la aceptaran para un empleo.
Hemos mejorado algo, espero.
Saludos.

Montserrat Sala ha dit...

Hay que reconocer que en este aspecto, hemos mejorado, no mucho sinó muchíssimo. Afortunadamente. Tenemos tendencia a olvidar ràpido, y para mí es ahora un placer, hacer un repaso de todas estas cosas que parecen irreales, pero que son verdad, que yó las ha vivido, gozado y sufrido. Lo escribo para que quede constancia, a las futuras generaciones de mi familia. Gracias por comentar, mi profesor.

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA