dimecres, 7 de febrer de 2018

UN JUEVES EPISTOLAR

La Carta.-
 

Me gusta la correspondencia. Desde siempre. He recibido muchas cartas, y he escrito muchas más. Y aunque  ahora ya no se estila y además tenemos medios más rápidos y eficaces, sigo prefiriendo el papel. Una batalla que tengo perdida y lo sé.

Yo no me imagino esperando delante del ordenador a que me llegue un email. Pero sí que he esperado la llegada del cartero y me he asomado a la calle si por fin le veía y me diera mi tan esperada carta. Si era la deseada y como siempre me llegaba al alma, la besaria, y hasta me parecería  oler el perfume de la persona que me la ha mandado y me la llevaría a dormir; la apretaría junto a mi, y seguramente la iba a releer más veces.

Las relaciones epistolares son magníficas y he leído un monton de libros solo con las cartas que se dirigen unas mismas personas, que en muchas ocasiones ni se conocen.
Algunas de ellas muy íntimas y deliciosamente redactadas, són como auténticos poemas y que eso ya casi no se encuentra en  otra clase de literatura, aparte de excelentes  poemarios, claro. Me perece incluso que el escrito en papel es mas verdad, tiene para bien o para mal, más autenticidad y nunca se borra del disco duro. 


Bueno después de esta reflexión, espero que los directivos de Correos, con tal alegato en favor de su negocio, me avisen para mandarme una condecoración, por lo menos! n

39 comentaris:

Neogéminis Mónica Frau ha dit...

Es que los rastros trazados sobre papel, además de significado en cada palabra, tienen la calidez de ser parte de lo que la otra persona nos envía, en cada l;inea podemos entrever algún detalle más de lo que textualmente nos dice. Muy válida tu apuesta de sostener este tipo de mensajes por encima de los más modernos e impersonales.
Un abrazo

Tracy ha dit...

Yo todas las Navidades sigo usando la correspondencia manual. Una vez al año no hace daño.
Un abrazo y avísanos si te dan el premio los de Correos, aunque no lo creo, no dan ni la hora.

Isabel Martínez Barquero ha dit...

Querida Montse, sí que te mereces esa condecoración de Correos con tu alegato en favor de las cartas. Por cierto, un alegato precioso. Aunque me temo que las relaciones epistolares son historia. Ahora la gente se cruza correos electrónicos, mensajes por Facebook o Twitter, WhatsApp por el móvil… La necesidad de comunicación es la misma, pero ha cambiado el medio, el instrumento. Vivimos en una sociedad acelerada que busca la comunicación rápida y, a ser posible, instantánea.
Un abrazo muy, muy grande, y otro para Jaume.

Campirela_ ha dit...

Amiga , el calor que te da a coger una carta del buzón no tiene nada que ver con los correos electrónicos ese aroma que desprende el sobre no tiene precio . Y si hay que darte una condecoración ¿ donde hay que firmar ? JJJJ
Feliz noche.

Juan Carlos Celorio ha dit...

Jajá, ojalá te reconozca Correos, aunque están por otra clase de práctica empresarial. Las cartas tenían ese punto de más que era la redacción de puño y letra, había algo visual que nos decía algo
Hoy se ha perdido Incluso el correo electrónico creo que tiene los días contados, se han apoderado de él las empresas y los particulares nos hemos restirado al whatsapp
Y eso nunca tendrá el sabor, el olor (como dices), el sentimiento, en definitiva, de una carta.
Abrazos.

Ester ha dit...

Mientras te llega la condecoración, yo te doy un aplauso. Antiguamente que no todos sabían escribir habia quien por unas monedas lo hacia, luego todos sabiamos y todos escribiamos, por lo menos en Navidad y cumpleaños, los novios se daban cartas en mano a escondidas, hay mucho romanticismo en las cartas. Es una pena que ya no se estilen, las cartas que llegan son del banco o la compañia de seguros. me ha gustado el cariño que has puesto en tu narración. Un abrazo

javier miro ha dit...

Es triste pero es real ya casi no se mandan cartas .No tiene comparacion la emocion de abrir un mail con la de esperar, recibir, abrir y leer una carta.
Tampoco tiene comparacion el lenguaje cuidado que estabamos obligados a utilizar. No hay email con perfumes, ni con manchas de rimel , son tiempos mas frios.Un abrazo

Maria Liberona ha dit...

Si, conincido completamente contigo y creo que es realmente cierto, las cartas tienen algo mágico la ilusión de la espera la alegría de saber que ya llego el tenerla ya entre tus manos y sentir a esa personita que esta lejos en cada una hoja y en cada palabra que te escribió, creo que aún guardo algunas cartitas que de niña solia escribirme con mis primas cuando ellas salian de viaje

María Perlada ha dit...

Cuánto me gustaba tener entre mis manos esas cartas que recibía, y que con ansias esperaba del cartero, cuánto ha cambiado la vida.

Besos.

MOLÍ DEL CANYER ha dit...

Y es que ahora habres el buzon y solo ves publicidad o facturas de agua y gas. Ya no sientes la emocion de ver una carta con sello, una carta que podia venir de un lugar remoto, o de un cuartel donde el novio hacia la mili....tantas cosas, tantas cartas...vamos perdiendo emociones casi sin enterarnos. Muy bello y evocador, besos.

El escritorio de Jandrés ha dit...

Amén.
No puedo estar más de do en todas y cada una de tus apreciaciones. y si encima les aportas el toque del buen gusto en la redacción de lo que nos has presentado... No creo que Correos te condecore, pero yo si te envío un beso reconfortante.

Jose Ramon Santana Vazquez ha dit...

de hecho todos los poetas tienen una magnifica relacion epistolar Montserrat muy interesesante tu relato , mis saludos . jr.

Carmen Andújar ha dit...

Tienes razón, se ha perdido la sana costumbre de escribir las epístolas, y en estas cartas a veces se desnuda una misma expresando sentimientos ante ese papel en blanco.
Un abrazo

Roxana B Rodriguez ha dit...

¡Hola! Comparto contigo, la carta es totalmente personal, desde el trazo legible o ilegible hasta los borradores hechos y rehechos hasta llegar al definitivo. Me parece que es un medio que no debería perdere.

¡UN abrazo!

Rhodea Blason ha dit...

Una pena que se pierda el arte de la correspondencia en el que se busca la palabra precisa para expresarse.
Muy buena carta
Un saludo
Rhodéa Blasón

Montserrat Sala ha dit...

Querida Noe: las cartas escritas a mano, són insustituibles, porque tienen el valor para poder comunicar mas eficazmente los sentimientos como tu bien dices. y de leer entre líneas. Completamente de acuedro.
Gracias por tu opinión que conicide con la mia. Muchos besiros.

Montserrat Sala ha dit...

Buenos dias Tracy: nO te preocupes que te avisaré,si me condecoran.
Un fuerte abrazo y gracias por pasarte

Montserrat Sala ha dit...

Hoa Isabel. me alegro que hayas encontrado bonito mi alegato. Me he mirado mucho y me he esfozado por si me dán la medalla. SAbes? jajajaja. Pienso como tu que ahora vivimos acelerados a tope y la comuncacón ha de ser instatánea. Todo un error que tiene todas las trazas de ir a más.
Te agradezco que hayas pasado pro mi casa virtual.Y te envio muchos bess y abrazos, fresquitos!!!

Maria Jose Moreno ha dit...

Es triste que se haya perdido este modo de comunicación. Como bien reflexionas era maravilloso esperar esa ansiada carta y al cartero lo teníamos frito de esperarlo. Que habría sido de la humanidad sin esas cartas. Desde luego, estoy segura de que no habríamos avanzado como lo hemos hecho. ¿Y para qué? Para perder este hábito. Desde aquí reivindico la comunicación epistolar en papel a la vieja usanza. Gracias, Monserrat, por participar. Un beso

Montserrat Sala ha dit...

Si que es verdad, la comunicacion instantanea le quita toda el suspense y la ilusión de una carta escritai a mano. Muchas gracias por comentar, amigai Campirela. Eres muy amable. Beso.

Fabián Madrid ha dit...

Buen relato, y todo el mundo espera ese reconocimiento de correos.
Beso postal.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Juan CarlOs. Ya me imagina ya que Correos no está ´por la labor, Pero debe de haber bajado un montón el trabajo desde que todo el mundo utiliza el ordenador para comunicarse. Me da la impresión que les da igual.
s pesar de todo donde haya una carta manuscrita que se quite todo lo demás. Huelgan palabras.
Un abrazo y mucho besos para tí y família

Montserrat Sala ha dit...

Hola ESter. que bonito comentario quejme has puesto. Mucahs gracias amiga porque me has hecho muy feliz. Por supuesto que estamos las dos de acuerdo en este tema. Ahora solo llegan factras digitalizadas.
Un fuerte abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Javier: Si que es triste ir dejano als buenas maneras por otras que no aportan nada. Solo estrés y muchas mas prisas. Y esto corridas nos hacen vivir mal. Y no hablemos del lelguaje vulgar y soez que se utiliza en los emails. Un abrazo,

Montserrat Sala ha dit...

Maria LIberona. Pienso que a nadie le amarga un dulce. Hasta los mas adictos al ordenado lo reconocen: Pensar que las cartas a manoo van a volver es una tonteria, ests muertas aunque a ti y a mí nos pese.
Besucos.

El Demiurgo de Hurlingham ha dit...

Me gustó tu descripción de lo que era esperar una carta.
Saludos.

Montserrat Sala ha dit...

Maria Perlada: y a mí. Cartas que no eran precisamente eran del novio. Podian ser de lo padres de amistades de primos etc, etc.
GRAcias por pasarte y dejarme tu spinión. Te abrazo con cariño

Montserrat Sala ha dit...

Hola Molí: ESo es, para colmo de desdichas abres el buzón y todo són papelotes ,mas basura para el contenedor. Gracias por comentario,que me ha gustado mucho y con el que estoy completamente de acuerdo. BEso

Montserrat Sala ha dit...

El escritorio de Jandres: Hola amigo. Gracaias por tus bonitas palabraa. NO, yo tambien pienso que Correos va a pasar olimpicamente de mí.
Un saludo muy afectuoso.

Montserrat Sala ha dit...

José Ramon Santana Vazquez: Buenas noches. Birnvenido y gracias por tu comentario. Un abrazo.
(Me suena tu logotipo. hace ya nueve años que tengo el blog y mis primeros comentaristas tenia uno sinó igual, muy parecido.)

Montserrat Sala ha dit...

Hola Carmen, Esta semana creo que em va a pillar el toro, (léase escrito del jueves de Nieves), no se que pasa pero cada dia puedo estar menos en el ordenaodor, pero te agradezco el comentario aunque sea tarde. Montón de besos.

Montserrat Sala ha dit...

HOal Rosana: A mi me lo parece también. Es muy sano vivir estas emociones que teníamos antaño. Pero como ya he dicho no pedemos nadar contracorriente. Un abrazo y muchas gracias pro opinar.

Montserrat Sala ha dit...

Rhodea Blason: Cierto es que escriviendo a mano se cuidan más cosas.que en las cartas que son hechas por ordenador. POr ejemplo la caligrafía, la ortografia y en general todas las expresiones que escribiendo a mano es difícil admitirlas. Es la moda imperante de hacer las cossa de hoy, vulgarmente,
Gracias y un beso

Montserrat Sala ha dit...

Maria Jose Moreno: ha sido todo un privilegio participar en este debate sobre la correspodéncia. Has hecho una conducción impecablE.
Yo también reivindico volver a ls formas antiguas pero lo veo muy difícil, por no decir imposible.
UN abrazo y gracias por comentar

Montserrat Sala ha dit...

Hola Fabñanmadarid

Montserrat Sala ha dit...

FAbénMaddrid: est0y contenta que tu veas en mi post algo que te haya complacido. Un abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Ja, ja ja!!!, pués era tal como lo describo. Te lo puedes creer, amigo Demiurgo. Salud y cariño

Juan L. Trujillo ha dit...

Un suspiro es un trozo de vida que se escapa. Queramos o no, cuantos más viejos mas suspiros.
Un beso.

Montserrat Sala ha dit...

Buenas noches compañero: Creo que has dado en la diana.
Estupendo comentario, me ha gustado mucho y te doy las más expresivas gracias.
UN aabrazo

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA