dimarts, 4 d’agost de 2015

SIGUIENDO A SINDEL


                     SEMANA 32 DE 53

Felicidad, Feli como la llamaban los amigos tenia la certeza de que su marido, no la engañaba,ni la habia engañado  nunca. Y presumÍa de ello allá donde iba.Y por supuesto que la engañaba. Tanto, que era publico y notorio que se entendia con la hija del alcalde. Una muchacha libre y dicharachera que otorgaba sus favores al que se los pedia, sin ningún pudor.  Y él se hizo adicto.
La pobre Feli era el hazmereir de todo el barrio. nadie sabe si llego a descubrir la verdad, pero desde entonces la llamaron: Feli la “ certezas

2 comentaris:

Ester ha dit...

Jaja, y "la Felí" tan contenta. Abrazucos

Montserrat Sala ha dit...

Sí, y la Feli tan feliz ella. Besucos, querida ESter,

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA