dimecres, 5 d’agost de 2015

HISTORIAS PARA LOS JUEVES.

Ay! que frio hace!!!
Alfonso habia sido Guardia de Asalto en la guerra fraticida del año 36. No por vocación. Estaba en la mili y le tocó. Una vez finalizada la contienda, pudo escapar hacia Francia, solo y desarmado  empezó a caminar, atravesando montes  y valles. No sabia en el punto que se encotraba, y seguia caminado por la noche y descansando por el dia. Se alimentaba de frutos y legumbres, pero él contiuaba campo a través, atemorizado.  Veia desde lejos, soldados, sus cascos y sus fusiles Mauser,  haciendo instrucción, Eran los alemanes que empezaban a tomar posiciones en el vecino país. Alfonso sabia que si le pillaban iba directo a un campo de concetración . Con sus botas destrozadas y su traje hecho girones, no sabia como salir de la situación. Ademas, que todo lo que oia, no entendia nada. y decidió dar la vuelta, porque habia comenzado el otoño, los frutos del campo yá comenzaban a escasear. Y  habia que pensar  en la llegada inminente del iniverno. Sus ropas ya no podrian ni calentarle ni tan solo cubrir sus huesos muy visibles y prominentes.
Acabados todos los recursos, llegó el momento que no podia más, y decidió que se acercaria a la próxima granja que le viniera al paso. De perdidos al rio, pensó. Peor ya no puedo estar. Al poco encontró una casa, y llamó a la puerta después de comprobar por la ventana que se trataba de una familia  de granjeros,
Le abrieron y por poco el hombre queda fulminado de ver al muchaco. A pesar de sus barbas, a pesar de su deplorable aspecto reconoció enseguida la identidad del extraño.
  --  Alfonso!!! Alfonso!!!, y llamando a su mujer y a su hijo, decia  y repetia.
  --  MIrad quien está aquí..!!! y añadía:
  --  Que feliz estará mi hermano cuando lo sepa!!!
Y se fundiero en un abrazo todos juntos por haber recuperado, a su querido sobrino.
El azar o el destino quiso que Alfonso diera por causualidad, con la  casa de su tio que había emigrado a Francia, un tiempo antes de empezar la guerra, El miedo al frio lo llevó a ellos.
. Todos te dábamos por perdido!!!.

38 comentaris:

* ha dit...

El miedo y el frío son muy parecidos. O te dejan parado y cobarde, o te dan un empujón para seguir adelante.
Besos.

Tracy ha dit...

Historias con trasfondo de la dichosa guerra. Interesante

Cristina Piñar ha dit...

Una historia de las que gustan, con final feliz. ¡Que suerte que el azar lo llevara hasta la familia! Besos

Montserrat Sala ha dit...

*: Hola: el frio va según la persona. A mí me paraliza no me moveria del lado del hogar. Gracias por pasarte. Un abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Las historias de la guerra pueden ser o no ser interesantes. Pero esta en una desgraciada aventura que lo ocurrió a un tio mio, hermano de mi madre que se llamaba Fermín Porta Perutxo. Es tan cierto como alummbra el sol,ahora mismo. Muchas gracias por comentar Tracy. Un besito,

Montserrat Sala ha dit...

Cristina Piñar: me alergro de volver a verte por mi blog, querida amiga.
Sí por lo que me han contado fué un final de película.
recibe un monton de besos y muchas gracias por comentar.

casss ha dit...

Tu historia confirma una vez más que no hay mal que por bien no venga.
Ojala siempre fuera así.
Debe ser terrible vivir historias asi, que no estan lejos del presente que a muchos se les da tan cruel.

besos Montse

Montserrat Sala ha dit...

No Casss, no están tan lejos aunque nos lo parezca. Lo que pasa es
hemos crecido mucho, en poco tiempo, y seguimos a velocidad de crucero Gracias por tu comentario, querida amiga. Cariños!

Reyes ha dit...

Me dejas de piedra con que tan preciosa historia sea real,Montserrat.
Con razón digo siempre que es la ficción la que persigue a la realidad.
Me encantó.
Abrazos

Carmen Andújar ha dit...

Preciosa historia amiga, y con un final feliz, que es lo más bonito. Tiempos terribles aquellos.
Un abrazo

Charo ha dit...

Qué bonita historia! Me alegro de un tuviera un final feliz para tu tío, a veces el azar se pone del lado de uno ...
Un beso

pikxi ha dit...

Un final increíble. Suerte que acabó sano y salvo.
Un saludo.

Neogéminis Mónica Frau ha dit...

A veces el azar nos lleva por caminos que nunca imaginamos. Suerte para este pobre muchacho que logró reencontrarse con su familia!
Un abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Binevenida Reyes: Es cierto que hay historias de verdad que superam cualquier ficicón. Cuando una va acumulando años, se ha vivido mucho y además las cosas que te han contado en la niñez, toman otra dimensión.
Gracias y mucha salud.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Charo; pués mira sí que la tuvo, él y su família, osea: lso padres mi mare y otros dos hermanos más. Se caso tuvo hijos y nietos y yo me quedé sin mi padrnino de bautismo.Murió en 1986
Gracias por comentar y te deseo mucha salud.

Montserrat Sala ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.
José Vte. ha dit...

Que bonita historia y que final feliz. La vida esta llena de casualidades que a veces se alía con quién más la necesita.
Supongo que es verídica porque tiene un fondo muy real.

Un fuerte abrazo Montserrat.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Carmen Andujar: Si la hitoria es complicad o trist pero tiene un final feliz parece que todas las puertas se nos abren y respiramos tranquilos. Gtacias por comenetar, UN BESO Y FELICES VACACIONES!!!

Montserrat Sala ha dit...

pikxi: Si que fuñé un final feliz, lo SE seguro porque era mi tio.
GRAcias y felilces vacciones. UN saludo.

Alma Baires ha dit...

Qué bonita historia!! ...sobre todo por el buen final.

Un beso.

Montserrat Sala ha dit...

Pikxi, Tuvo mucha suerte, pero hay que reconocer que fue muy valiente. La caminat duró varias semanas. Gracias pro comentar. Te mando

Un abrazo de luz y amistad.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Neo. Este pobre muchacho era hermano de mi madre,pero yo aún tardaria años en nacer, pero la historia la oí desde muy jovencita. Entonces no fui consciente de lo que significaba esta epopeya. Gracias y un beso.

Anna Jorba Ricart ha dit...

He leído que es real esta historia y por ello tiene un valor incalculable. La fatídica guerra que separó familias. La causalidad de reencontrarse en estas apuradas circunstancias.
Muy bien relatado, Montserrat.

Montserrat Sala ha dit...

Hola José Vicente. Ésta si que fué una casualidad de las que no se dan dos en la vida. Pero él tuvo suerte. Gracias amigo por tu comentario y que tengas un buén més de Agosto. Si puede ser con vacaciones-

Montserrat Sala ha dit...

Alma Baires: Celebro que te haya gustado esta historia, que has de saber que fué de verdad. Un abrazo de lluvia fresca y reparadora. Gracias por entrar.

Montserrat Sala ha dit...

Cierto Anna Jorba. Si que tiene mérito esta hazaña, si. Si te la inventas nadie te cree y además te toman por una chiflada.
Mucha sgracias por acercartede nuevo a mi blog
de andar por la cocina. Sabes que te quiero

Leonor ha dit...

Cuántas historias de aquella época habrá en cada una de las personas que estuvieron cerca o que las oyeron por sus familiares. Tu relato tiene un final feliz, podemos llamarlo suerte o destino, el caso es que ese muchacho llegó a la puerta de su familia empujado por la desesperación y encontró su salvación.

Un beso

LAO Paunero ha dit...

Tristeza, frío pero con un gran final por suerte amiga!

Max Estrella ha dit...

Qué buena la contraposición entre el frío de fuera y el calorcito de dentro. Sobre todo el familiar. Muy bien llevado.
Besos y abrazos cara amiga

Montserrat Sala ha dit...

Leonor: Gracias por comentar la historia de esta semana.
Aprovecho para enviarte un fuerte y cariñoso abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Hola Lao: Yo añadiria un tercer condimento. Miedo.
No se concibe una escapada tan prolongada si no hubira tenido auténtico panico. Gracias por pasarte y decirme tu opinión.
un abrazo




Montserrat Sala ha dit...

Si que es una contraposicón, el calor de la famila reencontrada, con el frio que sentía en el exterior.
muy buena conclusión. amigo Max Estrella. Un abrazo y un saludo entrañable.

Montserrat Sala ha dit...

Si que es una contraposicón, el calor de la famila reencontrada, con el frio que sentía en el exterior.
muy buena conclusión. amigo Max Estrella. Un abrazo y un saludo entrañable.

Dorotea ha dit...

La vida escribe historias tan maravillosas como esta ante un fondo tan terrible como una guerra cruel y desesperante. Qué consuelo poderse alimentar de los frutos del campo, y regresar a los brazos de la familia. Un final de lo más sorprendente. Un abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Dorotea: Afortunadamente, en la vida también surgen historias
bonitas y ejemplarizantes. No todo es feo y sórdido.Gracias por tus palabras, querida amiga. Te mando un beso enorme.

Chelo ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.
Chelo ha dit...

¡Moltes gràcies per la teua acollida en el blog de Ester (Autodidacta)!

Ací me quede també ;-)

Montserrat Sala ha dit...

Hola, me elegro que te hagas seguidora, de mis parrafadas- Jajaja!!! gracias por tu visita. Besos.

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA