dimarts, 25 de desembre de 2012

CUENTO DE NAVIDAD

Este jueves "mi" relato. (con el permiso de los jueveros).

Desde la ventana se podía apreciar, como los arboles de hoja caduca, estaban ya completamente desnudos. Fuera, en la calle helaba. Un airecillo fino y cortante se deslizaba, por las estrías y poros  invisibles,  pero su silbido era perfectamente audible. Generaba miedo y más frio.
Aquel niño de pocos años, sabia lo que le esperaba. El intuía que aquella Navidad, no se parecería a las otras, que recordaba. Tendría menos colorido, menos turrón, y mucha más tristeza. Desde que su padre había perdido su trabajo, en el taller de gravados antiguos, las cosas fueron de mal en peor.
Imagen de M.S:P
Con siete años, hay situaciones que es imposible entender y él no podía imaginar, ni sabría por el momento, que pasó y el porqué su armario ropero y sus escasos juguetes se encontraban en plena calle, al aire libre, viejos y rotos  y el porque no podría a dormir en su cama, aquella noche. Nunca hasta aquel día había oído la fatídica palabra: Deshaucio, Sería algo muy malo y muy de temer,  pensaba para sus adentros. Y como les había podido ocurrir una cosa semejante, se preguntaba cien veces. Volvía a mirar los muebles tirados, y pensó que era un lástima. A él le seguían gustando.

La caja donde su madre guardaba,los adornos de Navidad, todos esparcidos entre los pocos enseres, eran una señal inequívoca, de que en los próximos fechas, nada se podría celebrar. Ni tan solo pasarían los Reyes, pues era obvio que si se marchaban nadie les diría su paradero, que ellos mismos ignoraban.
Su madre cabizbaja, y ausente, tenia el pensamiento en otras cosas. Miraba de soslayo a su marido, que permanecía sentado en la acera con las manos en la cara para que no se vieran las lágrima que asomaban , en abundáncia hasta que un pañuelo que sujetaba a al altura de la nariz, no las dejaba bajar por las mejillas El niño iba y venia con sus vecinas que le daban leche caliete con Cola-Cao. Se  habian acercado algunos vecinos para darles apoyo,y algunos con pancartas que paseaban por delante de las fuerzas policiales. No estaban solos ante la injusticia. y esto le daba moral y fuerza.
Atardeció, anocheció, y uno a uno entre palabras amables y buenos deseos, fueron despareciendo.  Y allí envueltos entre un montón de mantas,  quedaron solos y desamparados. Y entonces ocurrió. Paró un coche patrulla de la Policía Urbana, y les invitó a entrar  en el vehículo, sin  llevarse nada de lo que estaba tirado. Despuéss de atravesar algunas calles, sin preguntar ni protestar, el coche se detuvo delante de un edificio de un barrio nuevo que ellos ni conocian.  Como corderitos que llevan al matadero, siguieron a los guardias mansamente, docilmente...
Acaba mañana

12 comentaris:

Encarna Gómez ha dit...

Això sí que és atrapar el lector! ha ha. Ens has deixat pendent del final!
Espero que estiguis tenint unes Magnífiques Festes Nadalenques, encara que l'ambient que es respira als carrers sigui més aviat el del teu conte i faci que aquestes Festes tinguin un color més gris del normal. Un petonàs!

Montserrat Sala ha dit...

No m'esperaba pas el teu comentari, Encarna. Però em complau. i te'l agraeixo molt. EL'escrit es com sempre un exercici d'escriptura, inventat i sense cap importància.

Una abraçadeta per tu and family

mariajesusparadela ha dit...

Pues aquí estaré.

Montserrat Sala ha dit...

Y yo espero que también, Maria Jesús.
Hata mañana pues. Un beso.

Mari-Pi-R ha dit...

Esperando la continuación. Saludos

ibso ha dit...

Pues aquí estaré para la conclusión de este cuento (relato muy real) de Navidad.
Un abrazo y muchas gracias por la llamada.

conxa ha dit...

ale, ¿y te quedas tan tranquila dejandonos asi?? jajajja

estaré atenta al final...

Besos.

José Vte. ha dit...

Efectivamente nos has dejado con una buena intriga y deseando conocer el final. Estare atento.

Un abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Mari-Pi-R, Ibso, Conxa JOsé-Vicente: Gracias los cuatro por vuestro interés, y vuestro comentario.
Pues como todos os mostrais tan interesados, ya pongo el final que como es un cuento de Navidad, por supuesto que acaba bien. Como a mí me gustaría que acabaran los malos sueños.
Un abrazo muy fuerte para cada uno de vosotros.

Eastriver ha dit...

Montserrat, ens hem de sentir propers, molt propers, a les persones que sense haber fet res per merèixer aquesta situació estan patint en pròpia carn el que altres han organitzat només per enriquir-se de forma il.legal i assassina.

Ara vaig a llegir la segona part.

Montserrat Llagostera Vilaró ha dit...

Hola Montserrat:
Doncs jo ja he llegit ara el capitol primer i m´en vaig cap el segón, ja que no vaig tindre temps.
Contonuo la lectura.

Montserrat Sala ha dit...

Farás molt rebé. Per aixó l'he escrit: per poder-lo llegir. Gracies per la visita, guapa!

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA