divendres, 14 de desembre de 2012

AQUELLS NADALS TAN GAURNITS



Recordo amb enyorança, l’alegria amb que, abans esperava el Nadal. Sobretot per puguer vestir la casa amb garlandes, figuretes de tota mena, dins del Pessebre, grans i formoses que quasi semblava un pessebre vivent. I corones d’Advent, i boles de tots colors, daurades, platejades, arbre, Pare Noël.. Tot el parament de la llar, es modificava, inclosos els gots les manteleries, els barnussos i el calçat d’anar per casa. Tot. Ben bé, no sé perquè ho feia, potser perquè estàvem immersos en un consumisme ferotge, i a més al començament d’aquesta moda, hi havia cosetes que eren molt especials i capricioses i t’hi feien caure de quatre potes. Van créixer com el bolets les botigues especialitzades,i per tot arreu van proliferar els mercats i fires de Nadal.
Ara no sé pas, el que m’ha passat, però em fa mandra de treure res, ni de comprar menjar dasaforadament. Estic empatxada només de pensa-ho. I  n’ estic cansada. Perquè,  vaig a comprar qualsevol cosa, a qualsevol botiga, (una mata d’enciam o una baguette), i la musiqueta  de nadales, no deixa de sonar i sonar. I això passa des de mitjans de Novembre!!! A mi em fa tot l’efecte contrari, del que es pensen els estudiosos del makèting, que orquestren les campanyes.
Potser es cansament o potser la crisi, però jo enguany, no penso ni des embolicar  ni un sol ornament ni un sol angelet. Ni cap bola, ni gran ni petita.  I segurament tampoc faré servir res del que dugui dibuixets o figures i alegòrics a la festa.
I no es que estigui depressiva o desanimada, no.  Per sort no en tinc mai de depressions, ni les vull veure. Ni en vull saber res. Espero aconseguir que em respectin. Se, lo dolentes que són i el mal que fan. Peró no adornaré la casa com protesta, per solidaritzar-me amb la gent, que enguany s’han quedat sense casa, i per els que no tenen res i nosaltres omplim la casa com una capsa lligada amb cintes de regals. A més, perquè m’han fet avorrir tota aquesta parafernalia, absurda i inútil que només serveix per fer-nos gastar mes diners, que ni tenim o que potser ens mancaran per coses mes importants. Tal i com pinte.... qui sap!



22 comentaris:

Mari-Pi-R ha dit...

Tienes mucha razón pero el comprar hace vivir y la ilusión no hay que perderla y uno tiene que pensar con los que nos rodean que si no hacemos nuestros pasos ellos se quedarán tristes sin navidad.
Todo lo que esté al alcance se hace pero no pierdas el espíritu navideño.
Un abrazo y decora un poquito.

mariajesusparadela ha dit...

Nunca he sido muy de adornar la casa en momentos puntuales, ni de fiestas específicas. Lo verdaderamente importante es pasar buenos momentos en cualquier momento, sin importar la fecha.
Creo que las cosas hay que hacerlas cuando apetecen y no por imposición de musiquitas que nos empujen.
Me encanta, ya lo sabes, comer y beber bien todo el año, a poder ser. Pero hago una fiesta con un huevo frito.

Myriam ha dit...

mi no me gusta nada toda la parafernalia consumista asociada aestas fiestas, peor si el espíritu d ela fiesta, la reunión sincera de familia...

Besos y felices fiestas, aunque estés de protesta, te deseo que las pases muy feliz con toda tu Tribu, que es enorme.

Montserrat Sala ha dit...

Hoal Mari-PI-R: Yo no creo que el espíritu navideño, sea el adorno de la casa y la compra exagerada de alimentos perecederos. Creo mas bien en la armonia familar en el reencuentro con los que vienen de lejos para acompañarnos, y estar juntos y recordar a los que nos precedieron, y cantar después de una larga sobremesa. Hablar....
Esto para mí es NAVIDAD.

Muchas gracias por tu opinión que considero muy valuosa. Un beso.

Montserrat Sala ha dit...

Comparto tu opinón. Pero la Navidad es la Navidad y aunque no vaya a poner la casa como unos fuegos artificiales, seguiré con la tradición de comer turrones. Es la ocasión, y para mi no hay otra.
Mi madre ponía por ejemplo, lo que no se debía hacer con la siguiente frase: "Pasada la festa, mudada la bestia".
Muchas gracias por dejarme tu parecer, Mariajesús. Así nos vamos conociendo mejor cada día

Montserrat Sala ha dit...

Pues toda mi tropa, como tu dices, estará con nosotros, esta Navidad. Y porque negarlo: esto es lo mejor de estas fiestas. Ni árboles ni fanfarrias. Calor de hogar y família.

Felices fiestas para tí. Espero que las pases en família. Con tu pequeña troupe. Besos.

pluvisca ha dit...

No sabes como te entiendo, y es que lo que está ocurriendo es muy fuerte

Yo también recuerdo esos tiempos, tanto de pequeña como de casada con el niño aún pequeño y no tan pequeño...

Despúes, ya hace mucho dejé de hacerlo y ahora aún más...pero cuando voy a ver a mi nieto eso lo arrincono para ver su carita de felicidad cuando ve un arbol o una bolas...tiene dos años y medio y aún no vive esa oscuro tiempo que nos está tocando vivir...

Una abraçda gran

Montserrat Sala ha dit...

Hola Pluvisca: Yo también te comprendo a tí. Desde luego. Las cosas con niños cambian por completo.

Gracias por tu comentario.

Isabel Martínez Barquero ha dit...

Si no te apetece adornar la casa, pues no la adornes. Al fin y al cabo, eso es sólo un símbolo externo del espíritu de la Navidad, no dice nada acerca de lo que sientan por dentro sus habitantes.
Y estoy de acuerdo en que se empieza demasiado pronto dando la matraca a efectos consumistas. Este año, en mi tierra, empezaron a finales de octubre, ¡una pasada! A este paso, pronto comenzarán en verano.
Un abrazo grandísimo, querida Montserrat.

Montserrat Sala ha dit...

Isabel, adornar la casa, en estos momentos no me apetece nada.por todo lo que cuento en el post Me tienen harta tantos cachivaches y tanta musiquilla. Pero espero comer el turrrón con toda mi famiía. ESta es la Navidad mas hermosa, y la que a mí me gusta.
Espero que tu la pases como a tí te agrade. Ya sabes que el hábito no hace al monje. Nos hablamos....

José Vte. ha dit...

De todo, lo único importante es intentar pasarlo bien y disfrutar con los seres queridos. Es lo que vale la pena, luego cada uno lo celebra y disfraza como más le guste o su tradición y sentimiento le pida.

Te deseo unas felices fiestas junto a toda tu familia.

Un abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Es lo que cuenta de veras, con o sin bolas, la navidad es siempre una fiesta entrañable de familia. Y eso es buena ocasión de celebrarlo e intentar ser un poco mas felices.
Haber si todos lo podemos conseguir al màximo. Un beso grande y amigable.

Pakiba ha dit...

Eran bonitas estas fiestas cuando todo en la vida era bonito y teníamos a las personas que amábamos en nuestra vida, pero la vida pasa y estos dias sirven para recordar a aquellos que nos dejaron aunque sin dejar que nos olvidemos de los que tenemos al lado y hacerlos felices en todo lo que podamos, así que a gastar en toda esa parafernalia que es la Navidad.

Ánimo y que estas fiestas las llenemos de amor aunque no pinten bien.

Abrazos.

censurasigloXXI ha dit...

Cada cual ve las cosas según las experiencias vividas. Yo pensaba lo mismo que tú, incluso un año no hice, ni cociné, ni compré, ni adorné, absolutamente nada navideño. Al año siguiente lo eché de menos que planté el árbol de 1 de diciembre!!!!

Ya ves, ahora con los dos peques, casi son ellos los que disfrutan como enanos, les gusta ver la casa diferente pero de forma muy humilde, para más no llega... igual los uso como excusa porque a mí también me gusta :)))

Un beso y un cafelito.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Pakiba: Suponngo de es esstoq uetu dices, las añoranzas, de los tiempos, en que estabamos acompañadas con mucha gente querida que ay se ha ido. Pero es ley de vida y ahora hay que pensar en los que empujan, y dale que dale al pandero (Eso lo decia mi madre), cuando habia que repetir lo mismo.
Gracias por entrar y comentar.

Montserrat Sala ha dit...

Que bien me sientan tus cafetitos de media tarde. Gracias por ser tan generosa, y tan amable.
Y gracias también por tus consejos.
Un abrazo muy fuerte.

Pedro Ojeda Escudero ha dit...

La Navidad, en el fondo, es un estado de ánimo que nos lleva siempre a la infancia: a la nuestra, a la de nuestros hijos o a la de nuestros nietos. No hay otra forma.

conxa ha dit...

una digna decisión. Cada cual debe hacer aquello que le hace sentirse bien.

Yo estoy como si no estuviera.

besos.

Montserrat Sala ha dit...

Hola profesor: si es justamente lo que tu dices, Un época en la que se agolpan y convergen todos lo recuerdos de la infancia. Y a veces nos, condiciona y nos regala mas felicidad y otras una mayor tristeza.

Gracias por comentar.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Conxa: MI madre decía siempre:
El riure va a estones. que quiere decir, que hay un momento para cada cosa. Y en este momento lo siento así.

Saludos muy cordiales.

Neogéminis ha dit...

Será que todo...también nosotros, habrá cambiado!..es que la dulzura del recuerdo logra dar brillo aún a lo que en ese momento no era tan bello!
Un abrazo

Montserrat Llagostera Vilaró ha dit...

Hola Montserrat.
Jo només he posat el Pessebre com cada any i per suposat amb el bou i la mula i el petit abret plegable que tinc fa anys, perque no m´agrada posarne de naturals a part del escampall qu fan quan es pelen les branques, es sacrificar l´arbre.
Una abraçada, Montserrat

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA