dilluns, 7 de maig de 2012

Los viajos viajes. SALZBURG Y VUELTA A CASA



Un vez que vistamos Viena, ya tomamos el camino de regreso a casa. Pero nos esperaba otra visita, que nos pillaba de camino, y que no pensábamos, que fuera tan bonita ni tan interesante. Llegamos allí sobre las 4 de la tarde, nos pareció que celebraban, alguna fiesta. Acampamos, no arreglamos, y salimos de nuevo hacia la ciudad y en un nada ya nos encontrábamos en el centro. No había cansancio, ni teníamos otra cosa que hacer. Al pisar por primera vez sus calles, vimos a gente muy peripuesta, que caminaban todos en la misma dirección: hacia la plaza principal de la ciudad. Las señoras, tal y como se acostumbra por allí, vestían muchas de ellas el traje nacional, osea la falda fruncida, blusa blanca con mangas cortas de farol, corpiño ajustado. de un solo color oscuro, abrochado por delante. Y el delantal, preceptivo. también fruncido, con estampado a juego y color de la falda. Estaban todas elegantísimas. Una tradición ésta de usar para vestir un único traje de fiesta, dice mucho de estas gentes, que les gusta sobretodo, no aparentar. Ser austeros, que para mí es una muy buena cualidad. Y esta moda, aparte de ser muy favorecedora,  supone asimismo, un gran ahorro. No hay que correr a las boutiques, ni perder el tiempo buscando lo que no encuentras nunca. Y por supuesto sin gastar una perra chica. Pensé, esta me la apunto. Pero por aquí no me valió.
Total que hicimos lo que hace Vicente, ir donde va gente. y allí estuvimos, claro pero poco o nada pudimos ver, de lo que vieron los que tenían compradas sus localidades. Nos enteramos que todos los días del mes de Agosto, se dan conciertos de la Philarmónica de Viena, que en estío se traslada allí, e interpretan unicamente música de Motzart.
Visto lo visto, decidimos visitar la casa donde nació Mozart, que es museo, y pasear por las calles todas preciosas de Salzburg, tomar unos helados, y ya nos retiramos a casita. Al dia siguiente, fuimos a  un castillo de los alrededores, cuya visita fue, también muy curiosa. Pertenecía a un monarca bromista, y era notable, por su circuito de agua que podía salir del sitio menos pensado, para mojar a sus invitados, o comensales. había trampas por todas las dependencias, y si te acercabas a observar una pintura, de allí mismo salia un chorrito de agua helada, y se acababa el curiosear. A los comensales les salia el remojón del asiento o silla conde se sentaban a comer. Mi marido se  divirtió mucho, por su carácter también dado, a estas bromas un poco gamberras.
Al tercer día, ya tomamos la directa, y en 48 horas caminado  solo con la luz solar, ya estábamos en nuestra casa de verdad. que nos pareció mucho más grande, y cómoda, igual como nos acontecía cada año, después de vivir, cuatro semanas "apretaditos".


22 comentaris:

Isabel Martínez Barquero ha dit...

Salzburgo es preciosa. Sólo estuve un día, de paso, y me quedé con ganas de más. Paseamos por el centro, dimos con la casa-museo de Mozart, tomamos chocolate caliente y nos impregnamos un poquito de su ambiente encantador.

Lo que cuentas de los trajes regionales debe ser propio de la Europa central, porque en Alemania también se encasquetan el traje típico a la más mínima. En las aldeas de la Carretera Romántica, se los ponen los domingos para lucirse. Y en Munich vimos a bastante gente un día de diario con ellos puestos.
¡Para que luego hablemos de nosotros mismos y nos critiquemos!

Un besazo, querida Monserrat.

Eastriver ha dit...

Hay tres ciudades europeas que me provocan mucha envidia y más ganas: Viena, Salzburg y Munich. Pensaba verlas las tres de golpe, en un viaje conjunto. Pero creo que las tendré que ir descubriendo mica en mica... La próxima navidad tenemos prevista Viena, que yo sé que tú conoces bien. Y Salzburg y Munich quedarán para una próxima ocasión, juntamente con alguna otra plaza europea...

Me gustan mucho estas crónicas tuyas. ¿Ves? Nadie se arrepiente nunca de lo que ha visto, porque también nos formamos y aprendemos así, viendo sitios y empapándonos de sus costumbres.

mariajesusparadela ha dit...

Instructivo viaje.
Los trajes típicos de por aquí son bastante pesados de llevar.

Montserrat Llagostera Vilaró ha dit...

¡Hola tocaia!
que divertir e instructiu sobretot quan es disfruta de k¡l´armonia familiar.
Saps amb l´imaginació t´he acmpanyat.
Reb una abraçada, Montserrat

Myriam ha dit...

¡Vaya el monarca tan chistoso, con esas bromas gamberras!

jajajaja

Abrazos x2

Encarna Gómez ha dit...

Eiii! M'ha encantat el castell! A veure si recordes el nom exacte i me'l passes per a quan programem un viatget per aquestes terres que no me'l perdi. Un petonàs!

Montserrat Sala ha dit...

Veo que ha llamado mucho la atención. el tema de los trajes típicos austíacos, que normalmente los visten para arreglar y para fiestaa, quitando desde luego, al personal de restauración. (como aquí en Paradores, también se usan), pero esto es otra cosa.
Como tengo un yerno austríaco, sé también, que los niños solo utilizan, hasta la adolescéncia, tres pantalones. Son de cuero, cortos, y con peto y tirantes. Ahora es verdad que todo ha cambiado. Pero tanto él como un hermano suyo tienen todavía los de primera postura, que estos eran los que quedaban, mas enteros. no se se lavaban, ni tampoco, pasaban el frio y les guardaba de heridas por caídas,
y por picaduras de insectos
magullaciones etc.
ya ves, hasta donde llega la austeridad de estas gentes, como cuento en el blog. Gracias Isabel por entrar y decir la tuya. Un beso.

pluvisca ha dit...

Que maravilla de crónica Montserrat. No conozco la ciudad pero entran ganas de hcer la maleta y marchar...

Petons

Montserrat Sala ha dit...

todas ests ciudades que dices Ramón, son el meollo del cogollo. Es al única y genuina Europa. la vieja
Europa. la crème de la crème. jajaja! Si te decides algun dia, a visitarlas. te puedo decir muchas cosas. intersantes de las trés. No lo olvides.

Saludos muy cordialess. amigo.

Montserrat Sala ha dit...

Maria Jesús: he pensado en esto que tu dices. Los trajes típicos de muchas regiones españolas, no son para nada llevaderos. Imagina el traje de fallera, que hay que cambiar de peinado.Y los trajes del valle de Ansó, en el Pirineo aragonés.
y seguro que encontraríamos de mas pesados y complicados.
lo dejaremos aquí, si te parece. Un beso

Montserrat Sala ha dit...

Hola Montserrat LLagostera: Ara comprenc, perque sempre em semblava que em seguien d'aprop. Així que erets tú?
quina llástima de no haver-nos'en donat conte. jajaja!!!
Et seguixo, i t'aprecio molt.

Salut!

Montserrat Sala ha dit...

MYriam: relamente fué un rei o personaje muy princpal de la realeza. Pero a nosotros nos sorprendió, mucho. y nos agradó verlo, perque creo que no existe nada igual, en todo el mundo. Yo he explicado solo de dos sitos, pero había muchos mas, estratégicamente, repartidos por el palacio.

muchos abrazos, y recuerdos cariñosos. de los dos.

Montserrat Sala ha dit...

Encarna: en este momento que esto con las fotos del viaje en las manos, no encuentro el nombre del castillo, ni a quién pertenecia. pero si vas a Salzburg. Seguro que te llevarán los guias. Por cierto mejor, ir en verano, porque de alguna manera, sales un poco chamuscada.

Besos y abrazos para tí y familia.

Montserrat Sala ha dit...

Pluvisca: al que le gusta viajar, con poco que le digan, le cogen ganas de llenar la maleta y esfumarse. Pero por estos lugares, vale la pena perderse. seguro1

gracias amiga por tu vista.

Neogeminis ha dit...

!qué bueno poder compartir esas fiestas populares tal cual las vive la gente del lugar, no fabricadas para los turistas!
Eso del castillo del rey chistoso es una novedad! jejeje
=)
un abrazo y gracias por compartir tus recuerdos!

Montserrat Sala ha dit...

Hola Neogéminis el placer siempre es mio,por venir aqui y dejar tu opinión que aprecio en lo que vale. Recibe un fuerte abrazo desde Barcelona.

José Vte. ha dit...

Sigues instruyéndonos con los recuerdos de tus viajes que son de lo más interesantes, en todos ellos nos cuentas anécdotas y curiosidades que son divertidas y también instructivas.
Vaya con los reyes europeos, jeje.

Un abrazo

Montserrat Sala ha dit...

hola José Vicente: me halagas demasiado por tan poca cosa. Explicar una cosa vivida, no tiene ningún merito. Inventar cuentos historias de la clase que sean, esto sí que tiene mérito. Y mas haciéndolo como tu de bien. Yo a tu lado, no soy nada. ¡campeón de las letras!
que descanses, amigo.

la reina del mambo ha dit...

Hola Montserrat.
Estupenda crónica, me encantaría viajar por Austria!!!
Estoy poco por blogger, tenemos una comida pendiente :)).
Un abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Hola Concha: Si ya sé que estas poco por blogge ayo dira que casi nada.
Lo de la comida, tu me dices el dia que te va bién y yo mirare de acoplarme. Un beso y hasta pronto.

MAMÉ VALDÉS ha dit...

Viajando sin salir de casa, y que cachondo el monarca... un saludo.

Montserrat Sala ha dit...

jajaja! si debió serlo, mas que bastante. no te puedes imagina todo lo que urdió, para llevar a cabo, sus planes. Se ha de ver, porque en el tiempo que fué construido, supongo que bien justo de tener agua corriente en las casas,-que no creo- allí no solo corría por todo el edificio, sinó que había trampas puestas hasta en las cocheras. Imagina

Gracias por dejar tu pensamiento.

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA