dimarts, 29 de maig de 2012

AOSTA, EL GRAN S. BERNARDO, MARTINY

LOS VIEJOS VIAJES (continuación)
Siguiendo el hilo del relato de aquellas fantásticas vacaciones, nos encontramos que ya nos hemos refrescado en los glaciares, hemos tomado una suculenta merienda de la tierra. Y que nos hemos paseado  y tomado el sol, en las pistas de esquí del Monte Rosa, (que ahí es ná) nos dirigimos hacia Aosta, tal y como figuraba en el plan del viaje.
En Aosta solo estuvimos, un dia pero fue suficiente. porque recuerdo perfectamente que era, sábado y por al tarde estuvo lloviendo toda la tarde. El museo de Arqueología estaba cerrado, y solo pudimos sacar la foto de rigor. Con las calles vacías, los comercios cerrados, y lloviendo; cuando estuvimos, cansados de ver lo mucho que había de ruinas romanas, enganchamos la caravana al coche, y otra vez carrera y manta.
 Ir de un punto a otro, ya representa un privilegio, porque vas descubriendo,  caminos, verdes campos, pueblitos.. y como con la caravana no se puede correr mucho, da el suficiente, tiempo para enterarte muy bien, de todo. Los chicos ya estaban  muy crecidos y eran conscientes, todo. Andaban por aquel entonces comprando un montón de bebidas exóticas que estuvieran en lata,y llegaron a tener una colección de más de quinientas latas de todos los refrescos habidos y por haber. Esto hacia que cuando encontrábamos algún centro comercial, o alguna tienda, que nos viniese al paso nos teníamos que apear. Al tiempo siempre había alguna, cosa que hacía falta.
Desde que cruzábamos la frontera, nos quitábamos el reloj, y no nos preocupaba, estar mas tiempo allí o allá La ventaja estaba en esto. No había que correr, para nada. Ni tampoco nadie se quejaba de comer a deshora si se terciaba, porque si estás en ruta, hay momentos, que  todos tienen ganas de comer, pero no hallamos un sitio que se pueda parar, para bajar las patas para descansar. o disfrutar de alguna hermosa panorámica.
Andábamos hacia el noreste de Italia. Pasamos otro túnel importante el Grand Saint Bernard, para poder a travesar aquella mole,  aquella, montañita que  nos estorbaba, en nuestro camino hacia Milán, Y hacia un punto cerca de esta capital y que está orillas de un lago. El lago de Como
Son pocos los estudiantes de música  de piano que no lo conozcan, porque es el títulos de una partitura, fácil, pero que tiene  una cadencia y una melodía, increíble, de las que te hacen soñar.
Siendo una niña, recuerdo que me escapaba de la clase, con la escusa de ir al baño, me escondía detrás de una puerta, cuando la Madre Lidia, se ponía al piano y la tocaba.  Un recuerdo que me ha acompañó durante años. Pero en el año de 1979, me quité la espina y aprendí solfeo, y empecé piano. Estudié y estudié hasta llegar al punto, de poder tocar la susodicha partitura, y algunas piezas fáciles pero de gran efecto. Había empezado a tocar a los 36 años y cuando veía que ya no podía aprender mas si no era estudiando mas horas, (que por supuesto no tenia) perdí el interés y deje el piano para mis hijas que ellas sí terminaron su carrera, unos años mas tarde. Mañana Milán y Como.


17 comentaris:

Desde mi Olimpo ha dit...

Mai és tarda per aprendre sigui el que sigui, Montserrat, ara ets "informatica", que moltes dones de la teva edat no tenen ni idea....i després d'alguna classe d'orientació, acabaràs dominant el mitjà(això si,si no perds l'interès).

Seguir viatjant amb tu per aquests paratges, és un plaer.
Ens veiem demá.
Molts petons.

Eastriver ha dit...

Si que has visto mundo, Montserrat. Me gusta no sólo lo que cuentas, sino cómo lo cuentas... Y los lagos, me gustaría visitarlos también. El lago Como creo que, si por un lado da a Suiza, por el otro da a Italia, zona de Milan más o menos.

Y además pianista-... Un niu de sorpreses...

Fins demà, Montserrat!

emejota ha dit...

Eres una mujer muy muy válida, como dice Anna. Esa forma de viajar, en familia es algo que siempre me hubiera gustado, pero ello me fue negado. Los años de matrimonio solo fueron años de cría y empolle, ni un solo placer compartido. Ole por la pianista. Petonets.

mariajesusparadela ha dit...

Nadie se quejaba de comer a deshora, pero, a continuación vais a Como...
Me encantó.

pluvisca ha dit...

Montserrat, eres una gran viajera, y nos cuentas tus anécdotas con mucha gracia, me encanta

besos

Montserrat Sala ha dit...

No se si has visto desde allà arriba en tu Olimpo de los dioses, lo bonita que está Barcelona en primavera. Yo me he paseado esta tarde entre los rosales, y entre mil variedades de arbustos todos ellos en flor. El parque de Cervantes, una maravilla de la Cuidad Condal.

Besos.

Montserrat Sala ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.
Montserrat Sala ha dit...

Ramón, aquella zona es recomendable, para los amantes de las montañas, y para los arqueólogos. El Lago de Como, esta enteramente en Italia, Pero Martingy ya es Suiza. Entras en el tunel `por Italia, y sales en Suiza.
Lo del piano ya es harina de otro costal. Seguramente tiene que ver con mi caracter romanticoide.
Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Querida Eme: Si que lamento haber despertado, sentimientos, que mejor estén siempre, aparcados, en un rincón del subconsciente. Ya sabes que en la vida no se puede tener todo. Estoy segura que si buceas dentro de tu memória, encontraras algo que te hará sentir única y feliz. YO lo espero así.
Gracias por comentar

Montserrat Sala ha dit...

María Jesus: lo de comer a deshoras lo he comentado como una regla general, que pasaba alguna vez y en aquella ocasión, también ocurrió.
Una de las muchas licencias, que nos tomábamos a broma. el romper todas las reglas, el pulverizar horarios, es pienso, una sano ejercicio de aceptación del orden que se sigue durante el resto del año.
Agradecida, por tu visita.

Montserrat Sala ha dit...

Pluvisca, a ti te encantan, mis relatos de viajes, y a mí me gusta mucho, mucho, que tu me los comentes tan amablemente.

Seguiremos,¿No te parece?

Encarni ha dit...

Sí a mi como Eme dice me hubiera gustado viajar en familia, pero recuerdo que en familia haciamos excursiones hacia el campo y nos llevabamos la comida y comiamos en mitad del campo. Allí siempre era feliz.

Monserrat lo del piano que bonito te ha quedado, ya sé de quién heredó el amor por la música tus hijas.

Todo un acierto, guapa.

Un abrazo fuerte.

José Vte. ha dit...

¡Que buena memoria Montserrat!, que agradable.
Me ha gustado mucho sobre todo este párrafo:
"Pero en el año de 1979, me quité la espina y aprendí solfeo, y empecé piano. Estudié y estudié hasta llegar al punto, de poder tocar la susodicha partitura"

Me ha recordado mucho a los momentos en que estaba escribiendo Amadeus, me ha encantado.

Un abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Si Encarni, viajar con la familia, es puro placer. Sobretodo si durante el año el agobio de muchas horas de trabajo, te impiden actuar como unos padres responsables y amantes de sus hijos. entonces nos llegaba el momento de resarcirnos todos. Y la verdad, resultó.
Muchas gracias por tus palabras.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Jose Vicente: chico, hay que ver en lo que te fijas, eh? Este es un detalle que me venia bién para justificar nuestra fijación para ir a Como. Y es la pura verdad. Disfruté como una enana, el tiempo que pe puse a estudiar algo que me hacia ilusión.te envio una fuerte abrazo

Remei ha dit...

Has viatjat molt...com envege el que vas fer...i com el.lògie la teva postura davant la vida, aprendre i viure...
Montserrat ets una bona troballa...aquest món virtual de vegades ens dóna la oportunitat de conèixer gent plena d'experiències...
Abraçades amiga!

Montserrat Sala ha dit...

Bon dia Remei: es veritat, que he viatjat més que la gran majoria, pero, es que no solament, sino que he fet bastantes mes coses. Es la edad, ja veuràs, tu mateixa quan estiguis al la vora dels setanta, també en tindràs moltes de coses que explicar.
Es normal.
Que tiguis un bon cap de setmana.
petonets!!!

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA