dijous, 22 de març de 2012

LOS VIEJOS VIAJES


Monaco. Pequeño país, grandes fortunas.


Eran los primeros dias de Agosto de 1981, y por tanto, los días de máxima concentración de turistas por todos aquellos lugares tan de moda. Allí estaban como cada año, las componentes de varias familias del mas alto abolengo, como casa reales de Holanda, o Luxenburgo, por citar algunos. Y muchos artistas de Hollywood, como era de esperar, siendo la primera Dama de aquel pequeño reino: Grace Kelly
Pues claro: Sólo faltábamos nosotros... y para allá que fuimos, tan campantes. Y lo vimos casi casi todo.
Ver sí, pero dejarles un duro ni hablar. Comprendimos que no les hacía falta para nada, nuestro dinero. Nos paseamos por unas calles llenas de tiendas de lujo. Tanto que a mí me llamó mucho la atención, una cosa. Y vi dos. Seria la moda. Fue ver los bajos de un hotel o de un edificio de apartamentos, que en lugar de servirse de estos espacios para múltiples tiendas, allí solo había, un comercio muy austero. En una vitrina alargada como una puerta o mas, y alli dentro. solo un collar de brillantes y zafiros, que relucía como el sol, del otro lado de la calle. Una exposición y una joya de ensueño, la verdad. Desde arriba de la “puerta” un foco que solo la iluminaba a ella, la joya. Y ya sabeis al Cesar lo que es del Cesar.... hicimos fotos de los hoteles, del famoso casino y desde lejos, el Yacting Club de Montecarlo, llenísimo de lujosas embarcaciones, y todo el panorama de rascacielos, y palacetes. En aquellos momentos, todavía no existía, creo, la autopista que pasa por detrás de la montaña, y que es de tránsito obligado. pero nosotros en aquel verano, volvimos con el coche a Sain Jean les PIns, enganchamos la casita de muñecas, y por el centro mismo de la ciudad, pusimos rumbo a Venecia.
Mónaco, ya era historia. He de hacer notar una decisión de mi marido. A el que le gustaban mucho las autocaravanas, comprendió, según decía, que para visitar ciudades, como es el caso de rodar por Europa, el lo mejor arrastrar la casa y poder dejarla, en un camping, Así se pueden visitar cosas e ir a sitios que con la casa encima, sería mucho mas complicado. Luego, de andar horas, de estar de pié por museos y demás, la sensación de que tienes tu casa y tus cosas cerca, y que al llegar es todo un placer el descanso, y del disfrute de la mayor intimidad.

16 comentaris:

Isabel Martínez Barquero ha dit...

Qué bien has descrito Mónaco, querida Montserrat: pequeño país, grandes fortunas.
Eso sí, la ciudad, el país vamos, tiene unas cuestas de impresión, realmente agotadoras si se hacen a pie, y un mar azul que es un regalo para la vista.
Me encantó esta reseña irónica y chispeante.
Un abrazo.

pluvisca ha dit...

Monaco, ami fu'e la que menos me gusto de la Cost Azul, aunque tiene una parte antigua bonita. Tal vez demasiado glamour para mi.

Muy buena tu narrativa del viaje

Una abra\ada

mariajesusparadela ha dit...

Pues, desde Monaco, me voy contigo a Venecia

Montserrat Sala ha dit...

Hola Isabel: Monaco es fruto de una operación de Marketing, muy bien estudiada. Onasis y Rainiero,fueron lo que apostaron mejor, y con la llegada del glamour que le insufló nuevos aires americanos, la jugada resultó perfecta. En honor a la verdad hay que reconocer, que el lugar es bonito por naturaleza, y quizás si no hubiera tanto edificio ni tanto puerto ni yates deportivos, osea que solo fuera un pueblo chico de pescadores, sería todavía mejor. Pero diferentes personalidades, de principios del siglo XX, con el Aga Khan y la Begum que construyeron allí sus villas, para no pagar impuestos en Persia, de donde creo que eran oriundos.(Aunque sin mis fuentes no me atrevo a asegurarlo).
dicho todo esto, que parece mas una lección de histria rosa, que el agradecimiento, por tu comentario, que esto es lo mas principal, no lo olvido. Un beso.

Montserrat Sala ha dit...

Gracies Pluvisca,Es el que l'hi estaba
dient a al Isabel Martínez. Es més mitic que efectíu. Un altra explicació del exít es alhora el seu Casino ón hi van a jugar tots els pollosos del món mundial, aquells als qui no els costa gens de guanyar els diners. Llavors al ser frecuentat per aquests tipus de gent, en hi va haver próu per ser exclusíu.

Gracies bonica per comentar. muac.

Montserrat Sala ha dit...

Maria Jesús: bien por acompañarnos a Venecia. Creo que te gustará mas.
Un abrazo

Eastriver ha dit...

Com sempre m'encanten aquestes cròniques teves, perquè són enormement agudes. No conec Mónaco i suposo que la impresió que em faria seria més o menys la mateixa.

Encara vivia la Grace quan hi vas anar? O potser ja s'havia matat a la carretera? Mónaco a necessitat sempre això, figures que servissin de reclam: la Grace, l'Onassis, la Callas... I totes les grans fortunes, cap a Mónaco, amb la pesseta per devant!

Belkis ha dit...

Grscias por la interesante reseña. Me encantaría conocer Mónaco.
Un abrazo muy grande para ti.

Reyes ha dit...

Jo qué suerte,sí que habéis visto mundo y además de la mejor manera,en familia y con casa rodante.
Enhorabuenas.

Neogeminis ha dit...

Tuve la suerte de conocer Mónaco el año pasado. Realmente me impactó, sobre todo la pulcritud y limpieza de sus calles. Las poquitas compras que hice fueron en esos pequeños comercios con souvenires económicos para turistas! ejjejee...y por supuesto, almorcé mientras recorría las callecitas a pie, que es como se disfruta más una ciudad y se conoce algo su gente. De la zona de más lujos, apenas tengo registro!
jejeeDe Venecia, en cambio, el más entrañable de los recuerdos!...quiero volveeeeer!

Un abrazo

José Vte. ha dit...

A mi, no lo voy a negar, Mónaco no me atrae mucho, me pido acompañarte en tu próximo viaje a Venecia, jejeje.

Te estas haciendo una experta en la literatura de viajes.

Un abrazo

emejota ha dit...

No entiendo por qué en mi Escritorio no se actualizan tus entradas. He venido pensando si habrías escrito alguna entrada con el resto del viaje.
No conozco Mónaco, lo cierto es que los lugares con excesivo lujo no resultan de mi agrado, pero claro en aquellos tiempos, cuando lo hicisteis vosotros, seguro que me habría encantado.
Estoy totalmente de acuerdo con tu marido con respecto a la autocaravana, y con unas buenas bicis atrás para manejarte por la ciudad con facilidad. Por Denia hay mucho de esto, todos personas mayores, básicamente alemanes, aunque ahora están proliferando los rusos. Petonets.

MariluzGH ha dit...

A mi me gustó recorrer esa carretera/acantilado con sus maravillosas panorámicas... y tienes razón Mónaco -en su opulencia- no necesita de nuestro dinero :)

¡vamos a Venecia!

un abrazo

Montserrat Llagostera Vilaró ha dit...

Hola Montserrat:
Quin luxe, sapiguer gaudir i poguer gaudir de tot sencillament.
Saps el despitada que soc, buscant per tota la casa el teu detall, sort que José Vte. la deixat al comerç del seu germá i mira ja el tinc a casa, no ho vareig volguer dir perque estaba segura que el trovaria.
Ai mare meva quin cap que tinc. Ara le posat a má dreta del meu blog, enllaçat amb el teu.
Gracies pèr tot va ser una trovada maravellosa.
Un petó ben gran, Montserrat Llagostera

MARIAN ha dit...

YO TAMBIEN PREFIERO VENICIA.
UN SALUDO
MARIAN

Montserrat Sala ha dit...

No se que ha pasado, que escribo una contestación a vuestro comentario, y no me sale publicado. Os pido disculpas, a los que no habeis recibido el trato amable que siempre os doy. Espero que como han pasado, las horas. ahora podais leer esto al menos.

He de decir en honor a la verdad, que nunca me había pasado hasta hoy.
muchos saludos y recuerods cariñosos para todos.

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA