divendres, 26 de febrer de 2016

RELATOS DEL JUEVES EN VIERNES



Jugar a la pelota.

       Doña Remedidos vivia en nos bajos de una finca quedaba a un patio interior. Vivia sola y para la limpieza.  Era tan extremadamente pulcra, que ni consentia que nadie cruzara su puerta, con los zapatos de andar por la calle. Y para tal efecto, tenia siempre a punto, en un mueblecito del recibidor, dos o tres pares de zapatillas nuevas.
Un dia vino a vivir, encima de su piso, una familia con cuatro niños, el mayor de los cuales, solo tenia 5 años. La mujer quedó traumatizada con los chillidos y los lloros del los mas pequeños a todas hores. I empezó a quejarse a la presidenta de la escalera, a la asociación de vecinos, però nadie le hacia caso.
Andaba rabiosa de aquí para para allà, y no sabia que hacer. Una mañana que ya lo tenia todo relucinte, oye dentro del piso un gran estruendo. Corre hacia el salón, y vé con gran digusto como su vecinito, havia roto los cristales del comedor, y su pelota fué a parar en una vitrina de cristal, que és donde guardaba su valiosa cristaleria.
Y entonces explotó. Avisó a la  policia que presentó al momento. Pero el policia se negó en rotundo, dar una paliza al niño que es lo que queria.
Loos niños hacen travesuras, Sra. Si quiere podemos pedir daños  y prejuicios. Es todo lo que podemos hacer por Vd.

28 comentaris:

Diva de noche ha dit...

Uff la de daños y prejuicios que me querían cobrar a mi por culpa de lo que hacían mis hijos...el problema es que siempre sucedía cuando había un grupo y siempre culpaban al hijo de la mas boba....ja!! que yo aceptaba solo la parte de culpa que me tocaba...si habían 10, respondía por la décima parte na mas...y si era en el colegio...ahí si que nada!! que yo les decía " para eso el colegio tiene seguros contra todo"..
Así que a Doña Remedios le digo...asegúrese porque ahora es que le van a romper cosas jajajja...besossss

MOLÍ DEL CANYER ha dit...

Se ve que doña Remedios no sabe mucho de niños y con cuatro vecinitos que iran creciendo ya puede prepararse. Muy buen relato, besos.

MOLÍ DEL CANYER ha dit...

Se ve que doña Remedios no sabe mucho de niños y con cuatro vecinitos que iran creciendo ya puede prepararse. Muy buen relato, besos.

Neogéminis Mónica Frau ha dit...

jejej hay gete que no sabe convivir con niños!!!

Charo ha dit...

Qué bruta la señora Remedios, mira que querer darle una paliza al niño! Los niños hacen travesuras y ya está, aunque a veces un castigo si se merecen, pero creo que en este caso no fue más que un desgraciado accidente...
Un beso

El Demiurgo de Hurlingham ha dit...

Imagine algo como eso al leer el título. ¿Las personas orgullosas de su cristaleria y con personalidad severa, atraen los pelotazos a objetos quebradizos?

* ha dit...

Uffff!
Es que hay cada carácter por ahí suelto que da grima y miedo...
Los niños son niños pero hay quien no lo comprende por... a saber qué motivos... tal vez porque nunca se les dejo ser niños...

Un beso enorme pero sí, las cosas pasan...

Pepe ha dit...

Los niños no son merecedores nunca de castigos físicos. Aprenden jugando y haciendo travesuras. Una cosa es corregirlos y educarlos y otra cosa maltratarlos, pero está claro que la Sra. gruñona mucho de niños no entendía.
Un abrazo.

Carmen Andújar ha dit...

Es verdad, lo que pasa quevdíselo a su cristalería, pobre mujer.
Un abrazo

Ester ha dit...

Si la situación es tan molesta hay que hablar con los padres, los niños nunca son culpables. Pero son niños y como tal hay que disfrutarlos, parece que o ella ha olvidado su niñez o nunca la tuvo. Abrazos

Myriam ha dit...

Hola Montserrat,

Tu relato refleja una situación muy actual
con cruce de generaciones y vecindades.

Educar, no castigar.
y para educar hay que poner límites.
Los niños los necesitan. No pueden hacer todo en todas partes.
¿Jugar a la pelota? En el parque. Sí, por supuesto.
¿en un Departamento, en un restaurante, en un Museo, en una biblioteca? NO, por supuesto.
¿Cómo se les enseña consideración al prójimo (a ser empáticos)
y a saber que en la vida no se puede hacer TODO lo que se quiere?

Y por supuesto, son los padres los que que deben educar.
No los vecinos, no los maestros.
Antiguamente se castigaba físicamente.
hoy, esto es reprobable y hemos aprendido que un límite,
se puede poner muy bien puesto, sin llegar a esos extremos.
Pero, los padres tienen que estar ambos de acuerdo
y mantenerse firmes en eso (en el caso de que haya ambos padres).

LO del cambio de los zapatos de la Señora, hay sociedades que lo hacen: las nórdicas (Suecia, Noruega, Dinamarca), la nipona, etc.

Un abrazo x2

PD- Lindo verte por casa y justo en esa entrada en que no pensé que
tuviera comentarios, casi que no la publicaba.

Myriam ha dit...

PD 2 - Cuando se permite hacer todo a un niño
porque es un niño... estamos creando un
psicópata en potencia.

Tracy ha dit...

Vaya señora, está poco preparada para la vida moderna y los niños de hoy.

pedro pablo garcia ha dit...


Es normal las travesuras de estos niños, quizá la señora era demasiado exigente, jajaja. Saludos

Montserrat Sala ha dit...

Hola Diva de noche: Seguro que no te habras arrepentido de haber sido la "pagana" del grupo de chiquillos. Así has cumplido como ciudadana y tu hijo debe sentirse cumpable de que haya hecho, lo cual es bueno para él.
Los niños no pueden salirse simepre con la suya. Gracias por tu comentario, amiga.
Te envio un saludo muy cordial

Montserrat Sala ha dit...

Hola Molí: Esto es bién seguro., estos chicos cuando crezcan la tomarán con ella y le pueden amargar la vida.
Gracias por comentar.Un beso,.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Neo: !como lo sabes! Hay persosnas que no tienen ni ide de como tratar a un niño. y menos de convivir con ellos.
Gracias por darme tu opinión.
UN fuerte abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Charo, Hay gente muy bruta, es verdad, y también hay niños malcriados.La dos cosas son malas. en este caso,creo que los dos se han pasado de rosca.
Gracais por tu visita y tu opinión, guapa. Un beso!

Montserrat Sala ha dit...

Es posible Demiurgo: conozco a muchas mujeres amas de casa remilgadas con su vitrina de cristal de Bohemia que sepasan el dia limpiando.
Cada vez escasean mas.

Gracias por tu visita.Un abrazo

Alma Baires ha dit...

Ufffffff esas señoras!...conocí una que no era para nada pulcra pero sí malvada, y esperaba que la pelota cayera en su patio para devolvérnosla ...pinchada obvio.

Un beso.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Mag: Sino te importa prefiero llamarte con un nombre mas que con un signo. esto es lo que pienso yo pero si a ti no te gusta me lo dices y rectifico.En cuanto a tu comentario, estoy completamente de acuerdo contigo. Existen een este mundo personas egocentricas en extremo.
Gracias por tu visita amiga.
Saludos afecuosos.

Montserrat Sala ha dit...

Ester: Seguro que fué esto.Imagino que la gente de su generación nadie tuvo niñez y por eso no la comprenden Puede ser el caso de doña Remedios.
Gracias por venir a mi blog y comentar.

Recibe un abrazo muy muy fuete.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Pepe; esta clarísimo que la señora gruñona no tenia ni idea de como tratar a los niños. No los habria tenido. Y lo que es bien cierto, es que los palos no los queiere nadie. Ni los borricos. Pero por otro lado también creo que una travesura así,no puede quedar sin castigo. hay que enseñarles a respetar todo lo que no es suyo.
Un abrazo compartido.
Gracias!

Montserrat Sala ha dit...

Carmen Andújar: he recibido tu comentario a medias así que no te puedo contestar a lo que me decias en él
Aprovecho no obstante, para enviarte un saludo afectuoso.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Myriam: mas de acuerdo no puedo estar con tus planteamientos.Y yo eduqué a mis hijos bajo estas premisas. Nunca nadie llamó a mi puerta reclamando nada ni con quejas. Mas bién todo lo contrario.
Me ha hecho ilusión que me hayss comentado,amiga.
tus entradas las leo muchas vesces aunque no las comente. Son tan interesantes, y plantean tantas disyuntivas que invitan a un debate abierto,cara a cara mas que escrito.

Te mando toda miadmiración y mi cariño,y si mi iPAD me lo permite te enviare una foto de toda la familia.

Montserrat Sala ha dit...

TRacy: Desde luego que no estaba preparada, en absolusto. Su mundo era otro, el de los niños que no fueron jamás niños.
Gracais por acercarte y por comentar. Besos!

Montserrat Sala ha dit...

Alma Baires: normalmente suelen coincidir las dos cosas: las maniáticas de la limpieza tienen por lo general muy mala baba.
Gracias por comentar. Muchos cariños

Montserrat Sala ha dit...

Pedro Pablo Garcia: como no tienes foto ni logo, me habia pasado de largo. Y me sabe mal no dar las gracias a todos los que me visitan y comentan.
Las cosas són tal como tu dices, pero ya sabes que hay personas que no
toleran nada.
Un saludo muy cordial.

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA