dimecres, 25 de març de 2015

PALABRAS PALÍNDROMAS


 Relatos de los jueves, para los jueveros


 Toda al pandilla de la clase se apuntó a la excusión. Eramos unos veinte alumnos más dos profesores. con  las mochilas bien cargadas de frutos secos agua y chocolate,y las acabamos de llenar con nuestras ganas de bulla y nuestro optimismo. Estábamos en primavera, salíamos de los duros axámenes y todo hacia presagiar que seria un dia inolvidable.Y lo fué.
Fuimos en coche hasta el pié mismo de la montaña de Montserrat Empezamos  cuesta arriba para alcanzar el Santuario. Llegamos 3 horas después cansados y sedientos. Bebimos agua con azucar, tomamos unas almendras y reemprendimos la marcha. Todo bién. Pero nuestros planes se vinieron abajo, cuando una nube negra se posó encima de nuestras cabezas. Nunca supimos de donde salió la maldita nube, pero alli estaba a punto de darnos un buen baño.
De eso nos salvamos; peor fué, la neblina que vino luego  que casi no nos veíamos el uno al otro. Perdimos de vista, todo lo que habíamos dejado atrás, y empezamso a juntarnos por el miedo de perdernos.
Un profesor se le ocurrió, hacer un nudo en cada orilla transversal de sus pañuelos de
boys-scouts, y dar uno al de delante y coger el de atrás: andar despacio toda juntos en fila india para no perdernos. Así dimos  la vuelta a la montaña y la ruta nos aportó otro paso natural: el de la luz solar que recuperamos en el lado sur. Después de un buén susto, pudimos acabar con nuestro plan feilzmente.

25 comentaris:

Sindel ha dit...

Un relato muy entretenido, donde por suerte se logra salir de las dificultades y que sean solamente una anécdota. Me gustó como aplicaste la frase dada. Muy bueno.
Un beso :)

casss ha dit...

Gran narración que nos lleva hasta ese final, donde naturalmente surge el camino natural que encontraste para adentrarte en los palíndromos!!!!

Besos Monte, muy prontito de verdad!!!

mariajesusparadela ha dit...

Te lo has puesto fácil con un solo palíndromo.
Yo no hubiera sido capaz...

Carmen Andújar ha dit...

Bueno, al final acabó bien la cosa, apesar de la tormenta.
Un abrazo

G a b y* ha dit...

Muy buen relato. Nos vas llevando a la aventura junto a los personajes, permitiéndonos vivenciar cada momento a través de una descripción amena y detallada... Hasta la densa neblina pareció empañar mis ojos, pero afortunadamente, lo sellas con un final feliz. :) El palíndromo, encajó a la perfección en la historia!
Besos!
Gaby*

El Demiurgo de Hurlingham ha dit...

El palíndromo es compatible con la anecdota.

José Vte. ha dit...

Sin duda una excursión infantil que afortunadamente acabó bien. Has encajado perfectamente el palíndromo Montserrat, y el relato es un encanto.

Un abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Sindel: Creo que se me escapó el relato, allá por los Cerros de Übeda. Pocos palíndromos y mucha excursión. Pero mas que un ejercicio de palaablras yo siempre pensé que era un blog de narraciones.
Gracias por tu comentario.
Muchos besos.

Fabián Madrid ha dit...

Parece el palíndromo hecho para la ocasión.
Un beso.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Casss. Demasiada narración. le sobra la mitad. Gracias de todos modos por entrar y comentar.

Un fuerte abrazo virtual,en espera del otro.

Montserrat Sala ha dit...

Mariajesús. soy de la misma opinión.
Gracias por comentar.
Un abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Sí Carmen; a pesar de la tormenta y la neblina tan densa, todo acabó bién

te mando un saludo, esperando darte un fuerte abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Hola G A B Y* Celebro que el relato te haya parecido ameno. Yo en cambio creo que me he pasado en los detalles.
Te agradezco infinito que me hayas leido, y comentado.
TE mando muchos besos, amiga.

Montserrat Sala ha dit...

Demiurgo: acepto tu criterio sin rechistar. Gracias Y te mando un saludo afectuoso.

Montserrat Sala ha dit...

Hola José Vicente: Me gusta mucho que me comentes, tus palabras son certeras y amables siempre.
Gracias y saludos.

Montserrat Sala ha dit...

Fabian Madrid: TE agradezco tu opinión, que valoro mucho, y te mando un abrazo fuerte.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com ha dit...

Aventura y sorpresa bien coordinadas.

Una abraçada.
Gràcies.

Montserrat Sala ha dit...

Gracias por verlo así. Os envio mil besos.

Charo ha dit...

Buena idea la del profesor de atar los pañuelos...sin eso tal vez la bonita excursión podría haber derivado en desgracia!
Muchas gracias por participar.
Un beso

San ha dit...

Muy bien encajado ese palíndrmo Montserrat, completando esa excursión primaveral.
Un abrazo.

Tracy ha dit...

Me has agobiado en la montaña, pero al final descansé con la salida que le diste al relato.

Pepe ha dit...

Creo que te ha salido un magnífico relato rematado con ese palíndromo que ofrece una salida afortunada a tus excursionistas. Me ha encantado, Montserrat.
Un fuerte abrazo.

rosa_desastre ha dit...

El palíndromo anudado perfectamente a la historia, como los pañuelos que guiaron a los excursionistas en la niebla.
Un beso

Neogéminis Mónica Frau ha dit...

Me imagino el espectáculo de andar todos bajo los pañuelos anudados! jejeje
Un abrazo

Yessy kan ha dit...

Precioso relato con ese palindromo que resena una anecdota. Genial, Montse.
Un beso

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA