dijous, 25 de setembre de 2014

UN SILENCIO FORZOSO

   CADA JUEVES UN RELATO.


En la quietud  de la noche solo se oia el ruido suave del los pinos, mecidos por el viento. Un ruido que iba a menos cuando el viento se convertia en brisa. A la madrugada, ya empezaba el trasiego de la carretera, primero los camiones de gran tonelage con sus grandes rugidos  y luego los automóviles silenciados, por  una mejor combustión y por la ligereza de su peso y carga. Jamas oyó una voz. humana Le parecia estar en mundo que se autoalimentaba solamente de combustibles vegetales combinados con oxígeno y demás produtos químicos.
Llevaba tres dias en auquel barranco donde fué a parar su utilitario al derrapar por la fuerte lluvia que caia y quizas por su inexperiencia al volante. Desde el accidente ya habian transcurrido tres noches largas de silencio desesperado. Al fín oyó los  ladridos de un perro que daba vueltas  alrededor del coche, moviendo la cola sin cesar. Era de la policia, y estaba adiestrado para estas emergencias. Luego aparecieron dos policias uniformados y detrás de ellos bajaban a  paso mas lento, algunos familiares. Ya no  podia gritar ni llorar, estaba al borde del colapso.  En la caida con varias vueltas de campana incluidas, se  habia roto un pierna, el codo i varios dedos por lo que tuvo que permanecer y permaneció inmóvil, durante tres dias Su pesadilla habia acabado y jamás volió a amar el silencio

45 comentaris:

Anna Jorba Ricart ha dit...

Soportar este terrible y desesperado silencio es un trauma.
Hola Montserrrat, que sepas que no te olvido.
Molts petons.

Ester ha dit...

Ese debe ser el peor de los silencios. Un abrazo

El Demiurgo de Hurlingham ha dit...

Los ladridos de ese perro debieron sonar mejor que la mejor música del mundo.

LAO Paunero ha dit...

impresionante el silencio al extremo!! Cuántos pensamientos le habrán desfilado en esos tres días soportando soledad y dolor.¡habrá sido como un siglo adentro del SILENCIO! ¡saludos amiga!

maria del carmen nazer ha dit...

Dios !... un silencio espantoso !.
Besos de luz.
¡Buen reposo !.

Sindel ha dit...

Qué situación espantosa! Qué difícil resistir a todo eso, me alegra que finalmente lo hayan encontrado.
Un beso =)

Tracy ha dit...

Comprendo que tras esa experiencia desastrosa no quisiera ni oír hablar del silencio.

Neogéminis Mónica Frau ha dit...

Hay circunstancias en las que el silencio absoluto es la peor tortura que debamos soportar. Nos relatas un ejemplo.
=)

Cristina Piñar ha dit...

Un silencio el del protagonista de tu relato que deseaba terminara pronto. Menos mal que el relato tiene final feliz. Besos.

Susurros de Tinta ha dit...

Una historia cruda y asfixiante, no me preguntes porqué, porque mis relaciones neuronales no las entiendo ni yo, pero me ha recordado a la película de la cabina, ufff, que escalofrios!, has hecho llegar perfectamente ese silencio angustioso, muy buen relato, si señor, miles de besosssssssssss

Yessy kan ha dit...

Que tragedia, y que silencio mas horroroso. Me gusto tu texto, muy original y creativo.
Besos

Rochies ha dit...

pues es un silencio desesperado. Menos mal que cesó.

Carmen Andújar ha dit...

Menos mal que tuvo un final feliz. Esos silencios yo tampoco los quiero.
Un abrazo

mariajesusparadela ha dit...

Qué horror: para odiar el silencio de forma permanente.

Montserrat Sala ha dit...

Ciertamente Anna, un gran trauma.Yo tampoci te olvido
Amiga. Esperando que el arròs no se nos pase, te mando un abrazo del oso.

Montserrat Sala ha dit...

Supongo que sí. Ha ser una situación desesperada. Gracias por comentar Ester. Un abrazo cariñoso.

Montserrat Sala ha dit...

Es verdad Demiurgo, primero el perro y por fin la libertad!
Recibe mi agradecimiento por tu visita.
Un fuerte abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Hola lLao: se de dos casos verídicos, pero este es ficción.
Pero me puedo imaginar lo llargas y amargas que deben ser las horas dentro de un habitáculo pequeño sin poder salir por las heridas o huesos rotos.
Gracias per entrar y opinar.

Montserrat Sala ha dit...

Hola lLao: se de dos casos verídicos, pero este es ficción.
Pero me puedo imaginar lo llargas y amargas que deben ser las horas dentro de un habitáculo pequeño sin poder salir por las heridas o huesos rotos.
Gracias per entrar y opinar.

Montserrat Sala ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.
Alfredo ha dit...

Un silencio forzado y padecido el del protagonista de tu relato... pero a todo se le pierde el respeto y el tiempo podrá de nuevo ruidos en su vida.
Besos

Montserrat Sala ha dit...

Maria:de.Carmen Lacer: queria amiga espero no encontrarme jamàs en esta situaciion. Gracias por venir a verme.. Un abrazo con el aire fresco de la montaña que huele a setas.

Juan Carlos ha dit...

Ese silencio tiene que ser terrible. Y esos ruidos que llegan de salvación algo maravilloso.
Que no tengamos que conocer esa situación.
Besos.

Montserrat Sala ha dit...

Y tanto que es uns situación dificil. Hay que pensar que la víctima no sabe como va acabar. Esto debe ser lo peor. No olvides amiga Sindel que este relato está inspirado en la realidad, pero que es ficción.
Gracias. Por tu comentario. Ya sabes lo mucho que me gusta que me visites. Un beso de miel.

Montserrat Sala ha dit...


Tracy: Yo tambien lo comprenderia. A partir de ese momento, no dejaria de tener la música a todo gas, dia i noche. Un abrazo y gracias.

Montserrat Sala ha dit...

Cierto Neo. Esto lo demuestra a las clares.
Te envio un abrazo muy enorme y muchas gracias.

Montserrat Sala ha dit...

Cristina Piñar: un gran placer de recibirte, hacia dias que no sabia de ti. Muchas gracias por comentar y besos muy càriñosos y àbundantes.

G a b y* ha dit...

Qué situación tan tremenda! Basta ponerse en la piel del protagonista -si eso es realmente posible- para imaginar la desesperación de esos tres días.
Ciertamente que esas penosas instancias quedarán marcadas para toda su vida... y el eco de ese silencio horroroso será como una sombra. A medida que te leía, Montserrat, la tensión me iba atrapando cada vez más!
Besos!
Gaby*

Maria Jose Moreno ha dit...

Feliz encuentro con esos ladridos y voces humana, el encuentro de la salvación. Un bes

Maria Jose Moreno ha dit...

Feliz encuentro con esos ladridos y voces humana, el encuentro de la salvación. Un beso

Montserrat Sala ha dit...

Susurros de tinta: Sobretodo asfixiante. y muy dura.Pero aunque esta innpiradas en casos verídicos esta concretamente es ficción.
Gracias por comentar.ESpero que,mejores de tus neuronas.Tomalo todo con calma.Un abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Yessy kan: te agradezco mucho que me leas, y que me digas que te han gustado mis relatos. Te envio un ramo de rosas rojas, y un fuerte abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Si Rochies: menos mal que la persona que estaba ahí pasaco dolores, frío, soledad y silencio, pudo zafarse de tan cruel destino que la esperaba.
Gracias por comentar. Un beso dulce.

Montserrat Sala ha dit...

Yo digo como tú, Carmen Andujar: menos mal que terminó bien. Has de saber no obstante, que ha habido casos, que no ha sido así.
Feliz semana! un abrazo del oso.Y

C R A C I A S !!!

Montserrat Sala ha dit...

Tienes razón Mariajesús. Es como
para aborrecer el silencio de por vida. Un abrazo con sabor a eucaliptos, y muchas gracias!!!

Montserrat Sala ha dit...

Alfredo: si es una persona joven resistirá todo y aunque se acuerde, rehará su vida y todo volverá a ser como antes.Ahora bién si es una persona de edad, ya lo veo mas difícil.
GRacias por tu razonado comentrario.
Te envio un saludo muy cordial

Montserrat Sala ha dit...

ojalà no tengamos que pasar por un trago así, amigo Juan Carlos. porque ha de ser terrible,también para la familia. Un abrazo fuertísimo para ti y mi mas sincero agradecimiento por tu comentario..

Montserrat Sala ha dit...

G A B Y*: Si, este relato produce tensión, agobio y clustrofóbia. pero,aunque puede ser verdad,esta vez es de mentira. Osea solo fruto de mi imaginación.
Feliz semana amiga mia, y disculpa si te he hecho sufrir.
Te mando todo mi cariño y mi agradecimiento por tu visita.

Montserrat Sala ha dit...

Maria Jose Moreno: me imagino al ver que ya la habian encontrado, la alegria,seria inmensa. Ya se veria salvada que era lo mas importante.
Gracias por visitarme y comentar.
Muchos besos.

rosa_desastre ha dit...

Un silencio trágico y desesperante. No es extraño que a partir de esos momentos, de ese renacer, no quisiera volver al mutismo de todas las cosas.
Un beso

Montserrat Sala ha dit...

Hola Rosa. Era el límite. las ayudas llegaron en el momentoto justo. Te doy las gracias por tu comentario.

Un abarazo y un beso.

Pepe ha dit...

Los silencios forzados, aquellos impuestos por las circunstancias, nunca son buenos, menos aún si de romperlos depende nuestra propia existencia. No es de extrañar su rechazo posterior a cualquier forma de silencio.
Un fuerte abrazo.

San ha dit...

La vida pasaría a cámara lente frente a sus ojos en esos silencios impuestos, terrible experiencia la que vivió y que tú nos la dejas sentir a través de tus palabras.
Besos.

Montserrat Sala ha dit...

Dices bien Pepe. Trás la experiencia, ya no se quiso quedar sola jamás.
GRacias por venir y comnentar amigo.
Saludos y muchos besos

Montserrat Sala ha dit...

I tanto que sí. Ya lo creo. las horas debian hacérsele eternas. Y aquel silvido de los pinos insoportable.
Muchas gracias amiga San. Que goces plenamente de esta semana otoñal.

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA