dilluns, 22 de setembre de 2014

PALABRAS PARA SINDEL

dos utilidades.
hace años fuí a saludar a la madre de de mi mejor amiga que hacia unos dias  que no  se  encontraba bién. Un tarde fuí a visitarla,  y como mandan los cánores de la buena educación y cortesia, me pasé antes por la floristeria, y compré un ramo de flores para llevarle. La mujer lo agradeció y mandó a su hija pornerlas en un jarrón con agua, y dejarlas cerca de para poder difrutar del aroma y de la vista de tan delicado regalo. Me marché de  la casa, contenta por haber procedido correctamente, y de haber sentido el agradecimiento,de las dos mujeres.
A primera hora del siguiente dia, recibo una llamada, de mi amiga diciéndome, que aquella noche su madre habia fallecido inesperadamente. fuí corriendo para su casa., y vi a la difunta antes de que se la llevaran al tanatorio, y con enorme  sorpresa observé que entre sus manos llevaba parte aquél ramo de flores que le habia regalado el dia anterior Me dió un vuelco el corazón. Mi amiga me dijo: Lo he  colocado así porqué éstas, seran las primeras flores de su entierro y las últimas que ella amó en vida. Ante semejante planteamiento, me abracé a mi amiga  y lloré con ella largamente.

34 comentaris:

maria del carmen nazer ha dit...

Una hermosa y prolija narración. Me gustó mucho. Le diste un final precioso. Un broche de oro.
Te dejo un puñado de besos de sol.
¡Feliz semana !

Montserrat Llagostera Vilaró ha dit...

Hola tocaia.
Les teves flors vàren adornar el final del seu camí en aquesta terra.
El seu perfum acompanyaría la seva ánima cap el cel.
Petons, Montserrat

Ester ha dit...

Una historia realmente entrañable. Abrazos

Sindel ha dit...

Una historia fuerte, llena de emociones, la verdad me ha tocado el alma.
Un beso!

casss ha dit...

Tus palabras tienen una cuota reconfortante en una historia muy humana...y mucha sensibilidad!
besos Montserrat.

Neogéminis Mónica Frau ha dit...

Entrañable anécdota que te muestra como una bella persona, sensible y generosa.
Un abrazo

SUEÑOS DE SINCERIDAD ha dit...

Que entrañable. Fue lu último que vió y lo primero que se llevó al otro lugar....
Las casualidades de la vida.. tús flores allí estaban.
Un beso y gracias por visitarme.

Jenofonte ha dit...

Conmovedora anécdota,
que nos entrega una lección,
de como debemos actuar,
porque esas flores, no sabemos,
si son las últimas que recibirán
o las últimas que daremos...

Montserrat Sala ha dit...

Un comentario que me ha sonrojado querida Maria del Carmen. Te lo agradezco infinito.
Yo te mando muchos besos, con sabor a mermelada de fresas.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Montserrat Llagostera: M'has fet un molt encertat comentari. Gracies guapa. La cosa no va ser intencionada, però va sortir bé dintre la desgràcia de la pobra dona.
Una abraçada.

Montserrat Sala ha dit...

Gracias Ester por entrar y comentar.
Recibe un fuerte y cariñoso abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Muchas gracias Sindel. Celebro que la historia te haya gustado, porqué es auténtica.Pero yo esperaba una regañina por lo mal presentada que está. Lo he dicho mil veces, que a mi la informática me cogió con demasiada edad. y ayer aunque quise retificar no me fué posible. Habia añadido un ramo de flores.El título era:"regalar flores" debajo venia el consabido Contar semanas con Sindel, y por mucho que lo intenté simpre me salia este churro, que me averguenza. Y que era en principio un borrador. Cree que lo siento de veras. Muchas gracias por aguantarme y no te puedo prometer quen sigan saliendo mas churros que són completemente ajenos a mi voluntad

Montserrat Sala ha dit...

Muchas gracias amiga Casss por entrar a mi blog, aunque esté lleno de gazapos.Un fuerte abrazo vuela por las ondas hacia ti.

Montserrat Sala ha dit...

Muchas gracias también a tí querida Neo,que también has sabido separar el grano de la paja.
Te envio un abrazo enorme y cariñoso

Montserrat Sala ha dit...

Sueños de sinceridad: Cierto La flores estaban ahi ya de por siempre
Ha sido un placer recibirte en mi blog de estar por casa.
Saludos muy cordiales y gracias.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Jenofonte:Yo nunca pretendí dar una lección de comportamiento a nadie
sucedió todo por azar,
Gracias por pasarte amigo y cuenta siempre con mi consideración y afecto

Carmen Andújar ha dit...

Precioso Montserrat. Es un bello recuerdo. Las flores son símbolo de amor.
Un abrazo

Ilesin ha dit...

Hay detalles que sin nosotros saberlo llenan el alma de paz y es justo ese regalo el que nos abre la puerta de una senda sin igual. Tu gesto fue lo que ella necesitaba para hallar su paz y su hija supo leer ese mensaje que tu le entregaste lleno de amor.
Besos

G a b y* ha dit...

Una historia triste y conmovedora. A veces la vida nos guarda esas sorpresas inesperadas, que nos dejan consternados. El acto de la hija, muy significativo. Emociona.
Besos amiga!
Gaby*

Leonor ha dit...

Tu regalo fue el último y se fue en parte con ella. Nunca debemos dar por hecho que hay un mañana. Lo que queramos decir o hacer debemos hacerlo con diligencia porque el futuro es hoy.

Un beso.

Cecy ha dit...

Cuentas una historia muy tuya, real y que deja enseñanza. Es conmovedor, descubriese en el lugar justo sin saberlo.
Sean querido en ese dolor.

Un abrazo :)

Tracy ha dit...

Que enternecedor y que bonita historia de amistad con la presencia de las flores.

Yessy kan ha dit...

Fuerte y emotivo relato, un gesto de ética placentera y a la vez muy bien recibido.
Besos

Kaas ha dit...

Conmovedora historia que, a una melancólica como yo, le viene de lujo leer.

Que suerte haber encpntrado éste blog. Lo visitaré más seguido.

Pdta: Me gustaría saber tu opinión sobre el mio. No soy muy habitual pero hago mis intentos.

Gracias anticipadas.

Montserrat Sala ha dit...

Buenas noches Carmen: si siempre lo he oido así.Pero unas más que otras.
Una rosa roja por ejemplo, se presta a esta interpretación que un gladiolo

Muchos besos y muchas gracias!!!

Montserrat Sala ha dit...

Ilesin: Tal como lo dices, casi me convences. Pero aquí jugó un papel importante la casualidad.

bonito comentario, que te agradezco en el alma. Muchos besos

Montserrat Sala ha dit...

Hola G A B Y*: Yo también peinso que mi amiga demostró, con este gesto todo lo que me queria.
Gracias por tu visita, amiga. Recibe toda mi consideración y estima

Montserrat Sala ha dit...

Es verdad Leonor que nunca sabemos si el mañana llegará. NI si la semana que viene serà al última de nuestra vida. hay que tenerlo en cuenta y obrar en consecuencia.

Muchas gracias y muchos abrazos

Montserrat Sala ha dit...

si, fué una experiencia conmovedora.
Ademas de saber que tengo una amiga de verdad.Gracias por pasarte amiga
CECY. Un abrazo enorme

Montserrat Sala ha dit...

Hola Tracy: Es un gusto saber que lo has encontrado enternecedor.
Gracias y mil besos para tí.

Montserrat Sala ha dit...

Yessy kan: Gracias amiga mia. Por supuesto, que la ética tiene siempre su recompensa. Pero yo jamas pensé en ninguna. Un abrazo y muchas gracias por tu comentario.

Montserrat Sala ha dit...

Bienvenida a mi blog de andar por casa. Puedes venir siempre que te apetezca. Yo te recibiré con los brazos abiertos.

Saludos muy cordiales.

Fanny Sinrima ha dit...

Conmovedor y tierno relato.En aquel ramo de flores dejaste amistad, dolor, solidaridad, ternura; a veces no se saben decir con palabras, y unas flores es una hermosa forma de trasmitir sentimientos.

Un abrazo.

Pepe ha dit...

Se despidió de este mundo con el color y el aroma de tus flores, las últimos que disfrutó y las primeras que la acompañan al otro lado de la puerta. Me ha gustado mucho MOntserrat.
Un fuerte abrazo.

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA