dimecres, 21 de maig de 2014

PERDERSE EN LA NOCHE

Precioso dijujo de nuestra amiga Gaby
.Este es un buen título para una poesia. Quizás el titulo ya sea poesia, creo que con él,  me permitiria, buscar en atiguos i escondidos recovecos del alma esta historia de amor imposible o una narración románticia y hasta terrotífica, perqué el perderse en la noche puede llevarnos a otros destinos que no són los estrictamente amorosos o pasionales. Mi història así lo demuestra.

Nos hallábamos de vacaciones con los chicos. Estábamos en Amsterdam acampados  por dos dias, en un verde y hermoso camping, que estaba cerca del aeropuerto.  Cenamos i dijimos a los chicos que salíamos hacia el centro, par visitar  la famosa calle del pecado. Eran ya adolecentes i muy responsables, y les dejamos dicéndoles donde íbamos. Llevábamos, muchos años viajando por Europa en caravana. Así que  muy tranquilos nos fuimos al atardecer y ellos quedaron jugando al Screable o al Parxis. Mi marido y yo libres y felices salimos hacia el destino previsto. Y pronto lo tuvimos todo visto, y valga la redundáncia. Después del paseo en el que solo oimos hablar catalán, regresamos a recoger el coche para volver a casa Y ahí empezó el calvario. Las indicaciones en holandés, nos parecian todas iguales, y de noche no acertábamos a encontrar el camino. Tampoco estábamos acostumbrados a circular por los bucles y demás salidas de las rápidas autopistas. (Aquí no las teníamos aún)
Siempre acabávamos en el parquing, del aeropuerto, y no salíamos de aquel intricado laberinto ya muy avanzada la hora dimos más vueltas que un molinete. iLlegamos al alba después de franquear riachuelos campos y otros obstáculos. Aquello fué de verdad PERDERSE EN LA NOCHE.

42 comentaris:

Tracy ha dit...

¿No será que os inventasteis esa excusa para que vuestros hijos no supieran que habíais pasado una noche de lujuria y pecado?

Cecy ha dit...

No será una buena treta, como dice la amiga Tracy?? jeje
Como haya sido, perderse, no encontrar el camino de vuelta, y en la noche, es como perderse doblemente.

Gracias por acompañarme:)

Un abrazo.

Neogéminis Mónica Frau ha dit...

ohh qué desesperación!...querer llegar y no poder...sentirse perdido sabiendo que los hijos están solos y ya se ha hecho la noche!...espantoso, me imagino lo terrible de la experiencia!
un fuerte abrazo.

juliano el apostata ha dit...

ya, pero ves como el personaje de mi relato no se perdió. ¿por qué? jajaja, deberíais haber entrado a pecar...ajjaajja
medo beso.

Oriana Lady Strange ha dit...

Seguro que habrá sido desesperante sabiendo que los hijos estaban solos. Pero seguro ahora es una linda anécdota que tendrá sabor a aventura.
Cariños….

mariajesusparadela ha dit...

Hubiera sido más productivo perderse en la calle del "pecado": algo siempre se aprende.

Rhodea Blason ha dit...

Las cosas del querer.
Un bonito tema para contar a los hijos mayores.
Bien expresado.
Besos

Sindel ha dit...

Estar en otro país con un idioma que no conocemos es terrible, y esas aventuras nocturnas en el momento se tornan pesadas, aunque después queden como divertidas anécdotas.
Un beso.

Juan L. Trujillo ha dit...

Bueeeeeeno. Que os perdisteis. Lo aceptamos como animal de compañía.
Lo sencillo que resulta la ida y lo difícil que es encontrar el camino de vuelta.
Un abrazo.

Jenofonte ha dit...

¿Fueron a pasear a la calle del pecado y no a pecar? entonces merecieron perderse...

Tyrma ha dit...

Bueno, es otra visión de una ciudad desconocida...jjaa. Y sin duda una enseñanza para posteriores incursiones románticas.
un beso.

Pakiba ha dit...

Por donde fue esa pérdida por el Barrio Rojo, fué divertido o se pasó mal?. Una experiencia nueva para contar!!

Carmen Andújar ha dit...

Desde luego.Es que a veces las indicaciones de estas grandes ciudades dejan mucho que desear, y pasan estas cosas, menos mal que todo acabó bien.
Un abrazo

G a b y* ha dit...

Literalmente perdidos! Creo que es de esas cosas a las que le temo un poco cuando ando por lugares que no conozco bien. Por suerte no estaban solos y la desesperación no les sobrepasó. Una anécdota con buen final (y un respirito también de los críos, que a veces también nos pierden, aunque de otro modo!)
Besos!
Gaby*

Montserrat Sala ha dit...

HolaTracy: de eso nada monada. Sencillamente, salimos para ver el espectaculo, i nada. Por suerte los chicos dormian como maderos y se hartaron de reir al conocer nuestra aventura.
Graciias amiga.

Maria Jose Moreno ha dit...

Me ha recordado algo parecido que me sucedió cuando regresaba de noche al hotel en la ciudad de Florencia, allí si que estuve perdida en la noche, angustiada de no dar con la dirección y muerta de miedo porque no había nadie en la calle. Un beso

Pepe ha dit...

Una experiencia angustiosa muy bien contada, Montserrat. No me gusta la noche para conducir y menos aún si es por lugares desconocidos.
Un fuerte abrazo.

Charo ha dit...

Qué desesperación, en un país con un idioma que no entiendes...
Yo me pierdo con una facilidad pasmosa cuando voy yo sola en el coche y lo he pasado muy mal a veces y eso en España...

ibso ha dit...

Literalmente os perdiste en la noche. No debió ser muy divertido pero a mí, al igual que a tus hijos, me ha resultado muy cómica la situación.
Un abrazote.

Alfredo ha dit...

Por lo que veo una noche perdida, ni siquiera el estímulo de la calle del Pacado fue suficiente. Pero también de contrariedades se hace camino.
Besos

Montserrat Llagostera Vilaró ha dit...

Hola Montserrat
Aixó es tota una aventura.
Mare meva m ´imagino, pero de totes maneres foreu privilegiats de poguer gaudir amb la vostre caravana, de poguer viatxar.
Petonets tocaia, Montserrat Ll.

casss ha dit...


Pues contado hoy y a la distancia es una anécdota encantadora y divertida, sobre todo porque tuvo final felíz (y tal vez algún entre acto especial.... jajaja)


besos

Montserrat Sala ha dit...

Cecy: te lo mismo que a nuestra amiga Tracy, nada de canitas al aire. Nos llevó allí la curiosidad, y una vez ésta satisfecha ya regresamos. O eso es lo que pretendíamos.
Gracias por comentar.Un abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Neo: No sufríamos por los chicos. Eran trés y ya un poco creciditos y acostumbrados a viajar.Pero que fué una aventura,nada divetida puedes jurarlo.
Gracias por tus palabras.Un beso.

Montserrat Sala ha dit...

Amigo Juliano, aquel divertido barrio para nada,estimuló nuestros deseos de pecar.
Gracias por entrar. Saludos.

Montserrat Sala ha dit...

Oriana Lady S. la,verdad es que de poderlo escoger, hubiéramos
estado mas tranquilos y hasta cabia la posibilidad de no equivocanos tantas veces, porque al dia siguiente,fuimos a ver por donde pasamos y estábamos a un paso del camping. Gracias por comentar.recibe un abrazo grande.

Montserrat Sala ha dit...

Mariajesús: Vete a saber. las mas improductivo fué salir y pasearnos toda la noche en coche. Eso seguro!
Saludos

Montserrat Sala ha dit...

Hola Rhodea Blasón: Esta aventura mis hijos la saben de memoria y nos hemos reido de ella muchísimas veces.
Gracias por venir y decir la tuya.

Un abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Como has acertado Sindel: Justo lo que tu dices. Primero sofoco,rabia,miedo e impotencia.Luego risas y diversión.Gracias por tus palabras. Un beso dulce.

Montserrat Sala ha dit...

Juan L.Trujillo:No te imaginas lo facil que es perderse en noche sin poder entender los rotulos. ni encontrar a nadie que te oriente. Uuufff!!!
No te lo deseo. UN abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Jenofonte: muy bién dicho! que para fisgonear no valia la pena perderse.
Has estado muy agudo.

Gracias y saludos!!!

Montserrat Sala ha dit...

Tirma: DE estas cosas se aprende mucho. y sirven para después.No se olvidan.
Gracias por comentar.

Montserrat Sala ha dit...

Pakiba: Pes mira,al principio fué, de risa, luego fué cambiando. y años después, seguimos riendo. Gracias por tu comentario,.Un montón de besos.amiga.

Montserrat Sala ha dit...

Si Carmen: Menos mal que todo acabó bien.
gracias por tu visita,amiga. te mando un abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Gaby. Los chicos no se enteraron de nada,afortunadamenete. Eran chicos adolescentes ,pero muy obedientes,por suerte. Educados a la antigua, se fueron a la cama a la hora que se les habia dicho.
Muchos besos y un saludo.

Montserrat Sala ha dit...

MariaJosé; El no poder preguntar a nadie, fué desequilibrante. Puedo entender tu temor y tu enojo.

Gracias por contarnos tu historia. besos.

Montserrat Sala ha dit...

Pepe: fué, nadie lo duda, un buén susto. éramos jóvenes,y lo que nos pasó, no entraba, para nada en nuestros planes.
Gracias por comentar.

Montserrat Sala ha dit...

Charo: Fué desde luego, un mal momento el que pasamos. Lo hemos recordado siempre así, aunque,también es verdad, que nos hemos, reido mucho.

Saludos

Montserrat Sala ha dit...

Charo: Fué desde luego, un mal momento el que pasamos. Lo hemos recordado siempre así, aunque,también es verdad, que nos hemos, reido mucho.

Saludos

Montserrat Sala ha dit...

ibso: Fué como bién dices una situción de risa, pero por unas pocas horas lo pasamos mal.
GRacias por tu comentario .

Narci M. Ventanas ha dit...

No quiero ni imaginar la angustia de la dichosa nochecita. Quizá fue el castigo por atreveros a visitar calle con semejante nombre, :)

Saludos

Montserrat Sala ha dit...

Quizás, fuera este el motivo. No lo habia pensado. Gracias por tu cementario moralista. Un abrazo Narci
M.Vetanas.

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA