dimarts, 3 de desembre de 2013

JUEVES DE MONJES Y LEGOS

  1.                                                           Vivir entre muros
  2.  
Aquella visita guiada, que en la agencia de viajes me aconsejaron, resultó ser una gozada- Un auténico baño de la historia medieval de la vieja Europa. Un descubrimiento que hizo cambiar el rumbo de mi vida. La belleza del entorno, la soledad de sus patios y celdas, la austeridad de sus muros, el verdor de sus claustros, que con el murmullo del agua de la fuente central, me cautivaron.
A los pocos dias volvi a aquel lugar tan acogedor y tranquilo, pero esta vez para quedarme. Dejaba atras un mundo de egoismos, de envidias, d’estrés, del miedo al desaucio. A la escasez del dinero, a la comida “fas.foud” i  a la ropa de mercadilo.
Allí no tendria de preocuparme de las listas del paro, del encargado de la sección que me hacia la vida imposible e insoportable, ni de las multas y averias de mi pequeño utilitario. Ni de las facturas del gas, la electricidad  y del teléfono.
Jamás habia pensado ingresar en un convento. Pero dadas las circunstàncias, no tuve ninguna duda. Partia convencida de haber elegido el mejor camino.

Mas conventos y monasterios en el blog de Rhodea Blason.

48 comentaris:

Leonor ha dit...

Bien pensado, se acabaron las preocupaciones. Pero yo me quedo fuera, no me gusta madrugar y menos para ir a rezar, y el silencio solo me gusta cuando yo lo elijo, las ayunas tampoco son de mi agrado, así que mejor me quedo como estoy.
Una solución para acabar con el paro y de camino aumentar el número de religiosos que está bajo mínimos.

Besos

Montserrat Sala ha dit...

Si es una solución cómoda,lo reconozco. A mi me gusta madrugar,y la contemplación de la belleza, de la Naturaleza, que nos ofrece un recital de emociones en cada estación del año.
son unos buenos motivos, par ver las cosas desde otro ángulo.
Muchas gracias por comentar y besos.

Tracy ha dit...

Pues mira con tu relato lo mismo has abierto vías de solución a algunas personas, dicen que en época de crisis las vocaciones???? aumentan.

LAO Paunero ha dit...

Hay un buen sarcasmo en tus palabras Monserrat. Interpreto que el convento podría ser un buen REFUGIO para escapar de la realidad.... Muchos saludos.....

Montserrat Sala ha dit...

TracY esta no la sabia. muy buena. Gracias por entar y decirme que piensas al respecto. Mil besos

Montserrat Sala ha dit...

Lo has interpretado a la perfección,amigo Lao Paunero.Pensaba sobretodo en un buen refugio calentito y acogedor

mariajesusparadela ha dit...

Dicen que los que viven bien son los presos. Porque en los conventos la vida es muy austera...

Montserrat Sala ha dit...

Si eso dicen y tal como lo plantean, tienen mucha razón. En cuanto a la austeridad, creo que seria lo que menos mr haria sufrir, en esta hipotética entrada en el convento.

Saludos y gracias Mariajesús.

emejota ha dit...

Por eso estamos aquí guapísima quienes compartimos esa opinión. En fin que te diría mucho más pero voy volada, ya ves que ni siquiera he tenido tiempo para publicar mi entrada. Petonets.

Montserrat Sala ha dit...

Eme: No se como te lo montas, pero desde que te conozco, que vas volada. ¿NO será que "estas" volada?
(jajaja) No te lo tomes a mal, es una broma que me ha salido,sin más. supongo que ha sido por el juego de palabras. besos.!!!

Valaf ha dit...

Estoy con LAO. Tal y como está planteada esa entrada en el convento viene a ser como una escapatoria. Imagino la vocación como otra cosa.

Salutacions amb tot el respecte

Montserrat Sala ha dit...


Així és Valaf. Cert. Però no em diràs que es temptador? Allà, tele Internet sense cap més preocupació.....

Gracies per dir-hi la teva i molta salut.

Laura ha dit...

Oye ¡qué no es broma!, el año pasado estuve en el Monasterio de Leyre, y se lo montan muy bien. Entonces me plantee quedarme un tiempo, en la hospedería ¡claro!, porque aquellos son frailes, pero entre lo bien que cantan, lo bien que guisan y sus chupitos de 36 hierbas, ¡¡vamos que yo estaba en la gloria mismamente!! . Ja, ja, ja.

Muchos besos querida Montserrat

Pakiba ha dit...

Si es una solución cómoda,pero a mi eso de estar encerrada aunque sea en un convento con todas sus comodidades no me va, así que dejo mi plaza para quien quiera cogerla.

Besitos guapetona.

Montserrat Sala ha dit...

Laura: Me gusta que me apoyes en esta entrada, porqué hay gente que no comprede esta opción. Estas posadas están ahora muy de moda. Se acabaron los túneles secretos, los encuentros furtivos, y las muertes de bebés nonatos. En la actualidad son casi casi,hoteles de turismo, muy apetecibles por todas estas cosas que
enumeras.
Gracias por el comentario.
Un besazo enorme.

Montserrat Sala ha dit...

Pakiba: Para gustos hay colores. Siempre ha sido así. Repeto tu opinión
Aunque no se parezca a la mia.
mil besos, amiga.

Juan Carlos ha dit...

Supongo que esta opción pasará por muchas cabezas en este tiempo en que tenemos al capital convertido en un monstruo que nos persigue y está devorando a tantos.
Besos.

Montserrat Sala ha dit...

Desde luego, Juan Carlos, tambibén puede se una opción para una huida. Porqué no? Gracias por comentar.

Saludos respectuosos.

Natàlia Tàrraco ha dit...

Respeto esa elección, atrae esa paz y contar con TIEMPO para meditar. Es una escapada que según cómo se mire, resulta cómoda en los tiempos que corren.
Un petó.

Fabián Madrid ha dit...

Buena forma de salir de los conflictos de este mundo.
Un beso.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Natalia: Vale. Con el strees que llevamos todo, con tanto programa a todas las horas del dia, apetece parar y meditar.
Gracias por tus palabras. Y Vuelan para tus montañas, montón de cariños.

Montserrat Sala ha dit...

Fabián: tu si que me has comprendido. De la A a la Z. Gracias y un saludo cordial pero cariñoso.

G a b y* ha dit...

Pensándolo bien, y tal cual lo describes, sería una buena opción para escapar de algunas cosas del diario vivir que nos vienen resultando pesadas e inquietantes... si no tuviera que levantarme a horas tempranas, dedicar gran parte del tiempo a alabanzas y rezos, y algunas otras actividades un poco tediosas a mi gusto, creo que iría haciendo las maletas para hacerte compañía! :D
Una muy oportuna reflexión!
Besos!
Gaby*

Cristina Piñar ha dit...

Pues mira, seguro que las monjitas del convento acogen con alegría y entusiasmo a quienes se animen a unirse a ellas. Buen giro el que has dado al tema. Un beso.

Carmen Andújar ha dit...

Entiendo a tu protagonista. A veces uno queda tan cansado de la sociedad que necesita alejarse por un tiempo o para siempre de ella.
Me ha gustado esa descripción.
Un abrazo

San ha dit...

Una forma de escapar diria yo, aunque tambien si la fe la asiste, pues poco puede uno argumentar. Yo a pesar de todo, como que me gusta más sentirme libre.
Lo que si que me gustó es como describes todo el entorno. Se respira paz.
Un beso.

Montserrat Sala ha dit...

Hola G a b Y*, un buen comentario el
tuyo.Me ha hecho gracia, el si no fuera por....Yo creo que simepre que has de tomar una decisión, hay alguna condicion que no te gusta y dudas.Y esto es muy normal.
Gracias por venir a verme, y dehar tu comentario.
muchos besos, dulces y sin acidez.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Cristina: Solo por llamarlas monjitas,ya me gusta. Es la última moda, sacar todos los trapos sucios, de estas personas en su gran mayoria, tomaron los hábitos de buena fé. Saludos muy especiales. Y gracias!

Montserrat Sala ha dit...

Gracias Carmen Andújar, por tus palabras de elogio. Te envio un abrazo grandísimo.

Montserrat Sala ha dit...

Te comprendo perfectamente SAN. La libertad es un don muy preciado, que conviene preservar. TE agradezco tu comentario que siempre tengo en cunenta.
Mil besos para tí y mucha salud.

Charo ha dit...

Como salida a una situación económica precaria me parece una solución, pero el tipo de vida que se lleva en un convento...buf...qué aburrimiento!!!Todo el día rezando y sin comodidades...no,no...yo casi preferiría ir a la cárcel que aunque parezca que no hay más diversión y comodidades ja ja !!
Un beso

Neogéminis ha dit...

Buena salida para la mala situación en la vida mundana!...quizás la vocación llegue con el tiempo jejeej un abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Hola Charo: Así és querida amiga. pero hay ganre que esto les llena y allí son felices.ya sabes que para gustos...
Gracias por entrar i darme tu opinión, que valoro en su justa medida. Un ferte abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

NOE: Eto seria lo ideal, y ves tu a saber.... Quizás se den casos así

Gracias por entrar y comentar. Un saludo muy afectuoso.

rosa_desastre ha dit...

No sería la primera vez que por desesperación o por cobardía, se cambia de carcel. La de las leyes sociales por las del silencio.
Un beso

Montserrat Sala ha dit...

Que acertado es tu comentariro Rosa.
Me ha gustado mucho.querida y te lo agradezco de veras.
Te mando un fuerta abrazo y mi cariño.

Myriam ha dit...

Yo, quieres que te diga, ni loca me metería en un convento apartándome del Mundo...

Un abrazo

Alfredo Cot ha dit...

Controvertido texto, directo y potente, como un puñetazo al estómago y esperar a ver que vomitas.
¿Es la avestruz la que esconde la cabeza dentro de la tierra? Si no, que me perdone.
Besos

Mar ha dit...

Parece un buen lugar para el retiro y la meditación, lejos de agobio que cada día nos persigue. Buena elección :)

Bss.

Rhodea Blason ha dit...

Pásate por mi blog y tendrás un premio que te recordará mi primera convocatoria. Muchas gracias por participar

Montserrat Sala ha dit...

Amigo Alfredo Cot: yo no pienso como tú es evidenete, en este tema, por supuesto. Es como ir al seminario cuando no tienes comida en casa. Cuantos hombres de carrera no han empezado por aquí? Yo no le veo la patada en el estómago,por ninguna parte. Además, el mal ambiente, la corrupción; el miedo a perderlo todo, no es igual ahoroa que en los años 40-50-60
Antes habia hambre, es verdad. pero las famílias se ayudaban y convivian como buenos vecinos. Ahora visto lo visto, todos llevamos una rabia y un desengaño, que nos empuja a hacer verdaderas barbaridades. Así que estoy completamente de acuerdo con mi teoria. Además hay en este país cantidad de avestruces. todos lo somos. metiendo la cabeza debajo del ala y dejar que se rian de nosotros i nos hagan bailar como marionestas. No lo olvides.
Te agradezco no obstante tu agrio comentario.

Saludos cordiales, amigo mio

Montserrat Sala ha dit...

Mar: Yo no he estado alli nunca msade dos horas. Solo de excursión, pero parece realmente un lugar tranquilo y reposado. Así lo veo.
Gracias por entrar y comentar.
Un fuerte abrazo

Montserrat Sala ha dit...

MYriam. no sé como te he dejado atrás A veces me despisto, y por una vez el olvido se comprende.

Yo en tu lugar tampoco me meteria,pero hay mucha gente que no vive como vives tu, guapa. Simpre de viajes. Como tu hay muy pocas y lo sabes-
GRacias mil, y dos besos. Uno de Jaime y otro de mi parte.

Montserrat Sala ha dit...

Rhodea Blasón: muchísimas gracias por tan valuoso premio,que quizás no merezca. Si no lo ves en mi blog, no es que lo rechace, es que no lo habré encontrado el modo de subirlo.
Mil besos, amiga.

Pepe ha dit...

En primer lugar, pedirte disculpas por la tardanza en visitarte. No he estado en un convento, pero casi. Junto con buenos amigos he pasado unos días en una casa rural alejado del mundanal ruido, cargando pilas. A veces, abrir un paréntesis en la vida acelerada que llevamos, es una auténtica bendición. Tal vez, bajo ese punto de vista, unos días de paz y calma (no muchos), en un convento sea lo más indicado.
Un abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

PEPE:No te he de disculpar de nada, faltaria mas!. Al contrario; estoy supera-gradecido por tus frecuentes visitas y tus comentarios tan interesantes como correctos.
Un fuerte abrazo y mucha salud.

Isabel Martínez Barquero ha dit...

Pues creo que le habrás dado una idea a más de uno con esta entrada, Montserrat, que la vida está muy dura y aunque la del convento también sea dura, al menos se come a diario.
Magnífica argumentación y, como siempre, me atrapa ese humor tan tuyo, tan fino. Eres única, amiga.
Un peto ben fort.

Montserrat Sala ha dit...

Querida Isabel: Gracias por tus comprensivas palabras. Las necesitaba. Ultimamente no me llueven los halagos.

Te envo todo mi cariño, que no es poco

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA