dijous, 26 de desembre de 2013

FANTASIAS Y REALIDADES EN TORNO A LA NAVIDAD






Cuentos Jueveros

       Elisa baja al sótano, cuando se acercan estas celebraciones, para recoger todos los adornos de Navidad que guarda en unas cajas. Como siempre se dispondria a repasar que  todo estuviera bien para ir repartiendo los objetos por las distintas estancias. El belén cerca de la chimenea en una mesita baja que tenia para tal menester. Las bolas transparentes y brillates unidas de tres en tres por lazos de colores, y colocadas en las esquinas de  los cuadros,  guirnaldas de color verde entrelazadas por las escaleras. el caledario de Adviento que pondría en al cocina. El soporte para colgar  todas las postales de felicitación que irian llegando durante todo aquel tiempo...pero algunas cosas las dejaria para el último momento, como comprar el árbol, para que luciera mas fresco. Asi lo habia visto hacer a su  abuela y a su madre y ella también seguia la tradición.

       Así sucedia año tras año. Pero aquel dia Elisa, se llevó un buen disgusto. Las distintas cajas con sus  tesoros añejos y muy apreciados, por ser recuerdos de familia, tan antiguos y tan queridos, habian desaparecido. No compredía el como, el quien, ni el porqué de aquella notable ausencia. Con el agravante de que no tenia ni idea desde cuando no estaban allí. Era todo muy confuso. Denunciar un robo que no sabia cuando se habia producido?

El paradero de las cajas no las supo nunca, pero desde entonces sus fiestas navideñas fueron distintas. Sin el calor que le daban las huellas de sus antepasados. Sin la riqueza ornamental que las dintinguía de otras. Su dueña, siempre dice que no todo es bello y dulce en Navidad.

27 comentaris:

Tracy ha dit...

A pesar de ser un cuento, es muy real, hay tradiciones que se mantienen apoyadas en nuestros sentimientos y si estos pierden su soporte... ¿para que seguir?

El Demiurgo de Hurlingham ha dit...

A veces es un error encadenarse al pasado, hay que aceptar algun cambio.
La protagonista podria aprender que los adornos no son la esencia, son adornos. Pueden ser remplazados.

mariajesusparadela ha dit...

Le robaron la ilusión.

Esilleviana ha dit...

Es curioso como solo desaparecieron las cajas donde Elisa guardaban sus recuerdos, con los que decoraban sus antepasados el propio hogar. Coincido con María Jesús, le robaron una gran fe y un anhelo.

Felices fiestas en compañía de tu familia y te deseo un gran 2014.

un abrazo

G a b y* ha dit...

Cuando se trata de tradiciones, de esa cadena en el que cada eslabón es parte de un entramado generacional, es muy difícil de aceptar la pérdida, y más aún suplirla con otra cosa. Cariño y recuerdos, no tienen modo de reponerse lamentablemente.
Una historia que bien comprendo, algo de esa tristeza habita en mi, claro, que con el transcurso del tiempo, fui creando una nueva tradición, la que mi hija ya acuna cada 8 de diciembre, cuando es ella la que monta el árbol y decora la casa y esperaré que algún día mis futuros nietos disfruten.
Besos y muchas felicidades!
Gaby*

Pepe ha dit...

Es notable la importancia que le damos a las cosas convirtiéndolas en símbolos de agradables o desagradables momentos de nuestras vidas, o como exponente de nuestras tradiciones. Hasta un determinado momento en nuestra vida, era algo precioso el montaje del Belén y el adorno navideño de nuestra casa. Era el reflejo del sentimiento de unión familiar que se acrecentaba en esos días. A partir de un momento dado, en esa unidad familiar falta alguien y el hecho de no ambientar con belenes y adornos nuestra navidad, a menudo he pensado que es símbolo de la tristeza que esa ausencia nos produce.
Un fuerte abrazo.

Laura ha dit...

La Elisa de tu historia podría haber sido yo.
Solo hay una diferencia, las cajas están en su sitio, pero la que he cambiado he sido yo.También ha cambiado el sentido que representa para mi la Navidad.
Cuando hay niños o jóvenes en las casas todo es bulla y pandereta, en este momento no es mi caso, he dejado todos los adornos en su sitio y me he quedado con el cariño y la ternura que me dan las personas que me acompañan, ellas son mis adornos navideños y son los que ponen la dulzura y el brillo en mi Navidad.

Sabes que mi cariño también te acompaña en estas fechas, un fuerte abrazo

Neogéminis ha dit...

¿quién puede haber cometido semejante barbarie?..robarle la ilusión a una anciana!
=(

casss ha dit...

Cada uno tiene, esos maderos a los que se aferra en momentos especiales, objetos que nos trasportan al pasado, a tiempos que no volverán, pero que por un segundo producen el milagro...

Un abrazo enorme y muy cariñoso, deseandote un lindo y cercano 2014!!!

jordim ha dit...

Bonita fabula.

Charo ha dit...

Un relato muy triste por la falta de esos objetos tan valiosos para ella, pero la verdadera ilusión se lleva dentro, y los recuerdos tambien!
Un beso

Montserrat Sala ha dit...

Tracy: Si señora hay tradiciones que siguen contra viento y marea, movidas por recuerdos y los sentimientos.

Gracias por comentar. Un abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Hola Demiurgo de H.Cierto es que hay que saber adaptarse a las nuevas circunstáncias, pero hay personas a las que les cuesta mucho, si es que lo logran.

Muchas graacias por tu comentario. saludos muy navideños

Montserrat Sala ha dit...

Mariajesús: Sí la ilusión i el pesebre.
gracias por entrar y dejarme tu escueto y probervial comentario.

Un abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Esilliviana: Yo también te deso un muy feliz, y un gran año de logros sociales.

Gracias por venir y por comentar

Montserrat Sala ha dit...

Hola G a b y*: yo lo veo como tú. Que es muy difícil aceptar una pérdida así. Tiene un valor sentimental nada lo puede suplir.
Agradecida por tu opinión.
Mucha salud amiga.

Alfredo ha dit...

Inexplicable, pero determinante. A veces las Navidades se apoyan en objetos de imposible sustitución. Es como si dejaran de estar las personas, nunca sería lo mismo.
Besos

Montserrat Sala ha dit...

Hola Pepe: es muy humano querer convertir las cosa en símbolos. Y a veces no son ni comprendidos ni aceptados.TE agradezc tu apreciada opinión.
Que tengas una entrada al año 2014, muy buena y que siga los trescientos sesents y cinco dias restantes
Un abrazo amigo

Montserrat Sala ha dit...

Laur. SE PRESENTAN EN LA VIDA CIRCIUNSTACIAS QUE HACEN CAMBIAR LAS IDEAS DE LAS PERSONAS Y QUE LES HACEN CAMBIAR DE PARECER, Y QUE HACE QUE DESCUBRAN OTROS VALORES MUCHO MÁS
IMPOTANTES.TEN LA SEGURIDAD DE QUE TE COMPRENDO P ERFECTAMENTE QUERIDA AMIGA.
GRACIAS POR PARTICIPAR Y POR DARME UNA BUENA LECCÓN.

Montserrat Sala ha dit...

HOLA NEO: desde luego! quizás le pasò esto por ser tan anciana.De ser una, una persona con mayor fuerza como tu o como yo, quzás los ladrones no lo habrian intentado.

Gracias por ser tam amable. Besitos.

Montserrat Sala ha dit...

HOLA CASSS. Estos oobjetos que tu llamas maderos, són muy importates, porqué para mucha gente porque llevan implícitos, unos recuerdos que no se pueden borrar. A mi no me ha pasado pero puedo comprender el gran disgusto de Elisa.
un beso y un abrazo y muchas gracias!

Montserrat Sala ha dit...

Hola Charo: Me parece que tu también has entendido, al pié de la letra el mensaje de mi entrada.
Te doy las gracias y te mando muchos besos

Montserrat Sala ha dit...

Alfredo, te envio mi agradecimiento, por todos los comentarios que me has hecho durante todo el año, el de hoy incluido. Deseo poder escribir mucho y mejor en este muevo Año que vamos a estrenar, ya mismo.
Un fuerte abrazo.

Juan Carlos ha dit...

El componente de la tradición es muy importante en estas fechas, entiendo esa desazón de Elisa; aunque no sea lo más importante, esos objetos, cantos o lo que sean pueden ser muy necesarios, unen con tantas otras navidades en una cadena que acerca a quienes compartieron aquellas fechas con nosotoros en otro tiempo.
Besos y muy feliz año, amiga.

Pakiba ha dit...

La Navidad,son recuerdos,son emociones dificiles de olvidar.
Que este año que acabamos de empezar sea para ti de plena felicidad.

Montserrat Sala ha dit...

Juan Carlos. soy de la misma opinión y aunque es un cuento inventado. compredo la desilusión de Elisa. Porque a mi me pasaria lo mismo. Afortunadamente nadie me ha robado nada.
Graciai por darme tu opinión.
Feliz año 2014-

Montserrat Sala ha dit...

Pakiba: es lo que tiene la Navidad. Un tiempo para revivir y para recordar otros momentos felices de tu vida. Y Cualquier testimonio, nos sirve para esto. Gracias amiga por tu visita. Cariños.

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA