dimarts, 2 de juliol de 2013

UNA INDEPENDENTISTA MUY PARTICULAR


Una declaración de independencia muy curiosa es la que hice yo misma hace aproximadamente 5 años. Desde aquel momento estoy mejor, ando por la vida mas despreocupada, mas tranquila, Y soy mucho mas libre. Mi separación definitiva del dueño de mi tiempo y mi dinero, me ha echado de menos, pero como es natural sigue buscando y encontrando otras cabezas, para poder vivir a cuenta de ellas. Con el consentimiento suyo, por supuesto.
Regularizar mi situación  no me ha costado ningún trámite, ni papeleos, ni firmar ninguna declaración de principios,  ni, otras gestiones protocolarias y he contado con el beneplácito de toda mi familia, a la que desde el día, que me libré de las ataduras, de aquel yugo imbécil, puedo atenderles mejor. Bendigo el momento de tomar mi decisión de declarar mi total independencia -desde entonces- preciosa y impagable ... de mi peluquera! y del tinte!!!
Mi aspecto ha cambiado, pero ahora no engaño a nadie: represento la edad que tengo y estoy orgullosa de mis cabellos blancos como la nieve. Y además, me favorecen.

Otras independencias, las encontrareis en casa de Leonor la de las fotos

45 comentaris:

emejota ha dit...

Y además estás bien guapa. Esto me recuerda que hice algo parecido pero mi pelo no es tan blanco y lindo como el tuyo, sino gris sucio y encima poco y fino, lo cual ponía en evidencia un cuero cabelludo poco agraciado. Solución: tinte casero desde hace más de treinta años y desde hace más de una docena de años la trenza, esa que se puede convertir en moñete si la ocasión lo requiere. Nunca soporté las peluquerías, salvo cuando me apetecía darme un buen corte de pelo y a veces me cortaba el pelo en las de caballeros, junto con mis niños: más barato, menos tontería e idéntica solución. Bastante tiempo después se inventaron las peluquerías unisex. Jajj, libertad y rebeldía desde siempre, de un modo u otro. Bsss.

Anna Jorba Ricart ha dit...

Estamos en un punto común. Luzco cabellos grises a su aire.
Molts petons, Montserrrat

ibso ha dit...

Tengo compañeros de estudios de mi edad que lucen una calva con orgullo. Una medida contundente pero, sin duda, liberadora. Con el pelo blanco debe pasar algo parecido, estar constantemente "repintando" para que siempre acabe notándose. Mejor blanco (o gris) y natural.
Aunque esta es una opinión nada experimentada y de alguien a quien la estética no le importa casi, casi nada.
Un abrazote.
PSD: Te queda muy bien tu pelo color natural.

Leonor ha dit...

Te felicito por haber tenido la valentía de aceptar que lo natural es bello. Yo tuve la oportunidad cuando me volvió a salir el pelo pero no me veía a mi misma, y eso también es importante, reconocerse en el espejo, así que sigo atada a los tintes caseros. Algún día seré valiente como tu y me aceptaré tal cual.

¿Té o café, Montserrat?

Molts petons.

Leonor


maria jose Moreno ha dit...

jajaja muy buena esa independencia, mas de una vez la he tenido en mente y la he rechazado, if¡gual es el momento de vovel a recapacitar sobre el asunto. Me encantó. Un besote

Neogéminis ha dit...

jejeje muy bueno e ingenioso!...hasta el final pensaba que te habías liberado de uno de esos vividores que abundan a nuestro alrededor y sobreviven mintiendo y estafando!...pero no, resulta ser que tu independencia afectaba a un tema que tiene que ver con otro aspecto de nuestra autoestima! jajaja.
Mi mamá hizo un buen día lo mismo y la verdad es que hasta el final lució con mucha gracia y elegancia su suave y ondeada cabellera blanca!

Un abrazo.

Tracy ha dit...

¡Brava mujer!, te felicito porque todo eso que cuentas te ha hecho libre y feliz. Se te nota.

Alicia Gonzàlez ha dit...

Muy buen relato y muy buen elección, yo siempre he visto a mi madre orgullosa de su pelo cano y la verdad es que la veo guapísima.
Un besote

mariajesusparadela ha dit...

Maravillosa independencia.

Juan Carlos ha dit...

Me parece una decisión acertada, me parece que lo natural siempre es más bello que lo artificial.
Me alegro de la felicidad que te ha proporcionado esa independencia. Besos.

Montserrat Sala ha dit...

HOla Eme. guardo el recuerdo de cuando te conocí, que tenias un pelo entre cano y rubio,con cuerpo y que tu peinabas con una trenza en al nuca que te daba un aire juvenil y simpático.
las mujeres maduras, sabemos todas, lo que representa estar cada día al tinte
Una molestia y un costo grande. Yo me libré por fín de este yugo.
un besito

Montserrat Sala ha dit...

Hola Anna: Mira Anna,edad tenemos la que tenemos y esto no quita el tinte: Lo mejor esta en ser uno mismo, con cabello blanco, negro o rubio.Estar contentos con lo que nos toca a cada uno. Y esto no es nada fácil, amiga mia.
Te mando un fuerte abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

ibso, tu lo has dicho: es una medida liberadora e importante,donde las haya. Aunque parezca mentira. Muchos,muchos eos y abrazos, para tí y família

Manuel ha dit...

Pues si, totalmente de acuerdo, el primer paso de toda independencia personal o colectiva es conocerse a uno mismo y aceptarse. Enhorabuena !!!

Montserrat Sala ha dit...

Leonor: te llegará este dia, no te apures mucho,, y sigue feliz como pareces estar. Lo demás son historias, cuentos chinos. Cada cual, hace en conciencia, lo que le gusta y lo que puede. Lo entiendo así.
gracias por tu franco comentario.

Te mando un beso, y lamento no poder aceptar ni te ni café. en todo caso me pones una manzanilla. besos.

Montserrat Sala ha dit...

Mª José Moreno: Me agrada ver a las personas, contentas. Así que si te ha gustado mi texto, pues me doy por satisfecha.
Gracias por venir y te dejo un abrazo grande.

Montserrat Sala ha dit...

Neo: Si te ha gustado o te ha entretenido mi entrada del jueves,me doy por satisfecha. Esto era justamente lo que perseguía.
Te agradezco el comentario, y aprovecho para saludarte muy cariñosamente

Montserrat Sala ha dit...

Hola Tracy: Lo has notado eh?. Si, desde mi total independencia del tinte, hasta estoy mucho mas ocurrente. (jajaja)

Gracias por pasarte. Un besito

Montserrat Sala ha dit...

Cierto Mariajesús. indudablemente. Grcias por comentar.Un beso.

Montserrat Sala ha dit...

Juan Carlos: has sido muy amable de entrar a comentar. Gracias y un saludo entrañable.

Montserrat Sala ha dit...

Manuel: Celebro que estés de acuerdo conmigo.
Te agradezco tu visita y tu amable comentario.
Un abrazo.

Charo ha dit...

Jajajaja...no me esperaba ese final!Yo sigo esclava y creo que seguiré siempre...Tal vez me preocupo demasiado por mi aspecto!

Montserrat Sala ha dit...

Charo: Ser coqueta no es ningún delito, sino todo lo contrario. Pero en la vida todo llega, y yo estoy atravesando otra etapa.
Gracias por comentar, amiga.
Te envío un fuerte abrazo

Carmen Andújar ha dit...

Estoy de acuerdo contigo; es una esclavitud; aunque yo de momento no soy capaz de hacerlo, a lo mejor algún día lo hago. Has sido valiente y auténtica.
Un abrazo

San ha dit...

Vamos que para nada se me habia ocurrido que del tinte se trataba jajaja, desde luego una liberación la tuya , yo no descarto llegar un dia y sorprender a mis gentes jajaja.
Un abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Carmen Andújar: Note quepaa duda que te llegará, que serán para tí otras cosas mas importantes. Y te deseo que sea así.
Gracias por tu comentario, Un abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

De modo que no habias pensado nunca ue era ésto una esclavitud. Pues para mí lo fue, te lo aseguro. por fin tuve el valsr de hacerme independiente,de este rollo. Lo peor es el primer paso: envejecer de golpe: 10 años!
Gracias por comentar. te mando un fuerte abrazo.

Sindel ha dit...

Sos genial!!! Me hiciste creer cualquier cosa hasta que al final me sorprendiste y me hiciste reir.
Pero que gran verdad, cuánto tiempo y dinero perdemos en esas cosas!!!
Igual no dudo que estarás bella como sea que quieras estar!!!
Un beso.

Maria Liberona ha dit...

Me ha encantado tu relato que es una real liberación y declaración de independencia

Montserrat Sala ha dit...

Hola Sindel: Gracias por tu inestimable comentario. Te mando un fuerte abrazo querida amiga.

Montserrat Sala ha dit...

Hoal Maria, Celebro que te haya gustado mi entrada. Muchos besos y gracias mil.

Alis Imaginaria ha dit...

Precioso relato y menuda vuelta le has dado al final! Me ha gustado mucho, además de arrancarme una sonrisa, me estoy planteando lo del tinte...
Un abrazo

Pepe ha dit...

Liberarse de la esclavitud que ha de suponer las continuas revisiones de chapa y pintura, no es una mala manera de ser algo más libre, más independiente. Creo que la sociedad nos ha impuesto demasiados yugos prescindibles la mayoría de ellos. Lo más importante es buscar estar a gusto con nosotros mismos, con lo que somos y no con lo que aparentamos ser.
Un abrazo.

Toni ha dit...

Jajaja qué buena idea, Montserrat, liberarse de la obligatoriedad del tinte. Ay, si afeitarse tuviera una alternativa tan sencilla!

Besos!

Acertijo ha dit...

Cada uno de nosotros deberíamos hacer nuestra declaración de independencia particular.

Montserrat Sala ha dit...

Alis Imaginaria:Esta mañana te he puesto unas palabras que ahora no encuentro. En ellas te daba las gracias por tu comentario, y lo mucho que me habia gustado poder arrancarte una sonrisa.

Recibe un saludo cordial.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Pepe:si que lo és si un buen descanso de librase de las continuas revisiones de chapa y pintura, como tu dices. Ni te lo imaginas, querido amigo.
Por eso afirmo que soy otra persona, después de la liberación.
Muchas gracias por entrar y opinar. Te deseo un feliz domingo.

Montserrat Sala ha dit...

Desde luego Toni, si los hombres no tuvierais, que afeitaros diariamente, sentiríais, la misma libertad que yo experimento, y que me he ganado en detrimento de un poco más de juventud. (fictícia, eso si)
Gracias amigo por entrar y comentar

Montserrat Sala ha dit...

Acertijo: un poco mas de libertad, ayuda a pasar mejor los días. Nunca es bueno ser esclavo de algo. y menos
si es contra la propia voluntad.
Saludos y muchas gracias por comentar.

Alberto V. ha dit...

Aquí estoy, siempre el último, ya os acostumbraréis. Todo esto de la impuntualidad comenzó el día que nací y me pusieron de primer apellido Villares. Esa uve me ha dejado siempre al final de la cola, qué le vamos a hacer. Pues yo pensaba que tu relato iba sobre tu divorcio o algo así. Tu peluquera se habrá quedado con el corazón partido. Natural o artificial, todo tiene su encanto !si hasta algunas se tiñen de platino! Disfruta de tus canas guapetona. Un beso

Montserrat Sala ha dit...

Me ha guatado mucho tu comentario,
Alberto Villares. mis hijos que se apellidan Vilalta, se quejan de lo mismo.
Mi peluquera sabe perfectamente que la adoro, y está encantada de hacerme un buen corte,cuando toca y otras aseos que una mujer coqueta no debe nunca de abandonar.
gracias por pasarte. Saludos.

casss ha dit...

Ya te estaba por felicitar por haberte liberado del granuja y.... bueno TE FELICITO IGUAL por el motivo que sea, porque te siento felíz, segura y contenta y todo lo que va por ese camino alabado sea!

Un relato engañoso pero que termina con una verdad de a kilo!!! jajaj

besos

Montserrat Sala ha dit...

Muchas gracias por tu amable comentario amiga Casss. siempre procuro sorprender en los finales ya que no se escribir poesía,este es el as que conservo dentro de la manga para sorprender un poco, a la concurrencia.

Te mando unos cuantos abrazos.

Montserrat Llagostera Vilaró ha dit...

Hola Montserrat.
I ben maca qu´estás al natural.
En cambi jo alterno, alguna vegada m´el tinta la perruquera i moltes altres jo.
Ara m´hi acostumat al cabell curtet.
Pero saps quw amb passa, que la meva mare no s´el va tintar mai, i jo quan era petita, no m´agradaba veurer la mare, amb les siens blanques i dese aleshores m´el tinto.
Petons, Montserrat

Myriam ha dit...

A mi me parece fantástico y te sientan muy bien. Jamás me teñiría el pelo.

Besos

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA