dimecres, 14 de novembre de 2012

LAS TRES CEBRAS

Es Jueves: Toca relato.

Como me gustan las cebras, son limpias, esbeltas, y casi todas libres.  Me las imagino correteando por los secas llanuras africanas, en manadas de muchas decenas de ejemplares, formando un mosaico único y vistoso como pocos se puedan dar en la naturaleza exuberante del Continente.  Allí que és donde únicamente viven y se reproducen. Pero si las miro mucho, los ojos me hacen chirivitas y ahora mismo  tengo miedo que me despisten de mi objetivo, que no es otro que el narrar una historia.

Eugenia Heraldo Varas, había nacido con estrella. Eso le decían todos. Desde pequeña despuntó por su belleza, y simpatía. Por sus lindas trencitas primero y mas tarde, por sus hermosos cabellos, rojizos y ensortijados. Centenares de pecas cubrían su piel haciéndola mas atractiva si cabe. Su cuerpo era perfecto en medidas y proporciones, y su porte, el de una princesa oriental. Tal era su esplendor que llegó a ser primero; Miss Costa del Sol, Miss Andalucia y finalmente Miss España. Pero las revistas, los fotógrafos, la enorme máquina de la publicidad y tantos aduladores, hicieron de ella un ser engreído y artificial. Las largas sesiones de pasarela, los interminables viajes de aquí para allá y el alejamiento de su familia, la cambiaron y se convirtió en una mujer frívola, y egoísta que perdió la brújula y el Norte.
Eugenia estaba completamente alejada del mundo real, si bien es verdad que su cotización como modelo, iba creciendo en enteros. Era portada de todas las revistas nacionales y las televisiones se la disputaban
Rendida por su trabajo y después, de pasar la noche bebiendo i bailando con sus nuevos amigos, ya de madrugada, una neblina espesa y densa se interpuso entre su auto y una curva que segó su vida de un ramalazo. Había ido en busca de una quimera, y solo encontró humo. Su tragedia, fue como la de una marioneta, cuyos hilos no supo dirigir, y se rompió tragicamente.

Para ver más entrar en el blog de Neo.

58 comentaris:

Isabel Martínez Barquero ha dit...

La historia que hoy nos narras es, por desgracia, bien cierta. Cuántas personas se pierden a sí mismas en el camino por alcanzar la fama. La notoriedad pública no sustituye nunca ese ámbito privado que nos conforma y nos sostiene. Si perdemos de vista ese reducto de cariño, si lo despreciamos por falsos cantos de sirena, nos perdemos.
Un abrazo, querida amiga, y coincido contigo: si miro a las cebras, me mareo o, como tú dices con más gracia: "los ojos me hacen chiribitas".

Juan Carlos ha dit...

Una marioneta de éxito, ¿cuántas hay? ¿El éxito implica dejarse llevar como marioneta? Pues fracasemos.
Verás que tu texto me dio para pensar. Saludos.

Mari-Pi-R ha dit...

Cuando uno alcanza la popularidad se pierde en ella, así es en la mayoría de la gente famosa.
Un abrazo y gracias por la historia

Eastriver ha dit...

M'agrada l'adjectivació. Cada vegada escrius més pausada, més tranquila, adjectives millor, crees millors densitats.

Neogéminis ha dit...

Marionetas. Eso son. En eso se convierten esas jóvenes que entran al mundo de la frivolidad con la esperanza de relucir, de alcanzar sus minutos de fama para sentir que logran sobresalir por encima de la chatura del resto, y sin embargo, cuando llega un punto en que miran hacia atrás para hacer balance,suelen comprobar que en lugar de ser mejores han perdido la sustancia que tenían y simplemente son figuras huecas manipuladas por la vanidad y la frivolidad. Triste. Muy triste, pero muy real.

un abrazo!
=)

Natàlia Tàrraco ha dit...

Lástima de niña con trenzas y pecosa, se convirtió en marioneta, los hilos de su vida la ataron con cuerdas que ya no podía dominar. Ocurrió lo que sucede cada día, por la mañana los periódicos no hablaban de otra cosa.
Triste y verídico desperdicio de una vida. Felicitacions, petonet.

Tracy ha dit...

Marionetas o muñecas rotas por el éxito. Al final has reunido los tres relatos en uno.

pluvisca ha dit...

Hay que tener la cabeza muy amueblada o lo que es mejor, tener valores desde pequeño, sino, el éxito te devora...y te mata

Besos

Carmen Andújar ha dit...

Es muy sencillo caer el pelotilleo fácil, una se vuelve egoista y se cree lo que no es, se fabrica un personaje que puede acabar con la verdadera personalidad y después ya es tarde.
Buena historia
Un abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Para poder jugar con las mieles de la fama, hay que tener los pies en el suelo muy bien sujetos, el calor de la família bien cerquita, y la cabeza muy fria. Solo en estas condiciones, una chica guapa, como la que describo, seria capaz de sortear el temporal, y salir airosa de la situación. Por desgracia se conocen casos, que así lo demuestran.
Muchas gracias Isabel por tu acertado comentario.
Te mando mil y un besos

Montserrat Sala ha dit...

Esto és Juan Carlos. Estas marionetas se mueven a merced del viento, que las zarandea a placer. Y tienes razón: Da que pensar.

Muchas gracias amigo por venir y comentar.
Un abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Mari-Pi-R. Te agradezco mucho que te hayas molestado en venir hasta aquí y decir tu opinión al respecto. Te mando muchos besos y abrazos, querida amiga.

Montserrat Sala ha dit...

Ramón: Suposo que això que em dius es una bona crítica. Per lo tant en dones les gracies motl efusivament.

Tu saps prou bé que sempre i en tot moment faig el que puc. Merçés.

Pakiba ha dit...

Y es que a muchas marionetas el fuego de la fama se les sube tanto que no se dan cuenta y es como humo que se desvanece en la atmósfera.
Como esta pobre niña de trenzas rojizas que un dia no supo controlar ese fuego y se rompió tragicamente.
Buen relato Montserrat.

Una abraçada.

Cecy ha dit...

Que bellas son ellas, verdad? Ademas, parecen únicas, con el trazado de lineas especiales que le ha brindado la naturaleza o la mano de algún maestro celestial. A mi también me gustan las cebras.

Que de tan bonitas, han sido una gran introducción a tu texto, con otras belleza, fama, popularidad, dinero y el final cuando se va atolondrado sin pensar, o mejor dicho mal pensando que nada les puede pasar.

Un abrazo.

mariajesusparadela ha dit...

Es fácil sucumbir a los halagos.
De la belleza o del poder. Por eso los emperadores romanos tenían aun encargado de recordarles que eran mortales (memento mori)

Fabián Madrid ha dit...

Historia triste, pero seguramente real. Buen relato.
Un beso

Montserrat Sala ha dit...

Neogéminis: las musas(las mias, claro), creo que no han estado a la altura de lo que se les pedía. O es que a mí me ha parecido que este jueves hay un nivel muy alto de calidad y buen gusto narrativo. Mi relato como tu dices es real, pero por suerte no conozco a nadie con estas características. Ha sido pura fantasía.
Gracias amiga, por todo el trabajo que estas haciendo, complaciendo a tanta gente. Un abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Natàlia Tàrraco: muchas gracias por tus palabras. Decía antes que mi relato ha resultado muy real, cuando todo ha sido fruto de mi fantasia. NI me muevo en estos ábmbitos, no conozco a nadie así, ni remotamente.

Un abrazo de los grandes.

Montserrat Sala ha dit...

Sí Tracy: he reunido sin proponérmelo los tres relatos. Sonó la flauta...
quiero decir que al comenzar el texto, no lo tenia previsto pero al final he visto que lo podia ligar y así ha sido. Gracias por venir a decírmelo.
Ha sido un placer poder explicarlo.
saludos. amiga.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Pluvisca: Muchas gracias por venir y decir tu opinión.

NI te imaginas lo que me gusta.

Un fortísimo abrazo,Teresa.

Montserrat Sala ha dit...

CArmen Andújar: Me alegro que te haya gustado mi relato, y te doy las gracias por venir y comentarlo.

Te envio por buro-fax, media docena de besos de los gordos.(jajaja)

Montserrat Sala ha dit...

Hola Pakiba: Te agradezco mucho tu opinión respecto a mi entrada. Eres no lo dudo, una amiga llena de cortesía, gentileza y amabilidad.
Yo haré siempre por corresponder.

Un abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Cecy: Eres muy obsevadora. Nadie antes que tu me habia comentado esta introducción. Y me ha gustado.
Gracias miles por tu comentario, tan fino, como amable y cortés.

Saludos amigables y cariñosos.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Mariajesus: Los romanos fueron un pueblo inteligente y culto. Por esto aún hoy nos nutrimos con sus doctrinas, y su filosofía.
Gracias por tu comentario, siempre acertado.
Un beso.

Montserrat Sala ha dit...

Fabián Madrid: Muy amable por comentar, amigo Fabián. Celebro no haberte decepcionado, con mi texto.

Gracias y saludos cordiales.

Boris Estebitan ha dit...

Hola, que tengas un lindo Jueves, un gusto pasar por tu magnifico blog, felicitaciones por tu buen trabajo, de manera cordial te invito a que visites El Blog de Boris Estebitan y leas un poema mio titulado “El corazón extraviado”

censurasigloXXI ha dit...

Igual que a la verdadera Quimera, la lanza de plomo de la fama le entró por la boca y ella la fundió con su ardor y ansias de fama...

Un beso y un café, Montserrat. Vengo por primera vez a cotillearte y ha sido un placer.

Verónica

juliano el apostata ha dit...

hay mundos en los que me encantaría echar un vistazo por el ojo de una cerradura. uno de ellos es le de las modelos y el de los modelos...
no sé bien el porqué, pero debe de ser un mundo medianamente corrompido...
medio beso.

Remei ha dit...

Un relato simplemente realista y excepcional querida amiga...lo que más me ha gustado ha sido la introducción que has hecho, ese juego con el tema de las cebras, algo que parece que nada tiene que ver con el relato en si, pero que lo hace único!
Ingeniosa!!!

Amiga, no es que desaparezca de blogger, pero ahora me he acostumbrado a publicar más espaciadamente, y esto me permite tener un poco más de tiempo para mi y para vosotros...me detengo en cada palabra, en cada foto que veo...más tranquilamente...
Montse, quiero que sepas que tu pañuelo siempre va conmigo...me lo pongo y me acompañas a todos lados...y que la nena está con su pulsera que no se la quita ni para dormir....
Estás presente siempre...

Mira que cosas...me salió el comentario en castellano, jajajaja....es lo bueno de saber idiomas!


Montserrat, este relato me ha encantado, tienes un don para la escritura!

BESOS ENORMES!!!

Montserrat Sala ha dit...

Hola Boris Estebitan: gracias por tu visita, y yo tambíen te vistaré en cuanto me sea posible. Ha sido un placer recibirte.
Saludos.

Montserrat Sala ha dit...

Hola CensurasigloXXI. Tienes un nombre un poco complicadillo, pero original y único. No me sabía la historia de la verdadera Quimera,que me supongo que es un personaje mitológico. Veo que es un tema que dominas muy bién. Dichosa tú, amiga, porqué yo no lo conozco apenas.
Mi blog, está muy falto de la calidad y de intelectualidad que le pueda dar una o más carreras universitarias. Mi blog es solo de andar por casa, pero procuro que se note al frescura, la espontaneidad, y la voluntad de aprender, de muchoa amigos y amigas como tú.
bienvenida pués a mi humilde casa.
y desde mi ventana te saludo muy cordialmente

Montserrat Sala ha dit...

Hola Juliano el apostata: Pues mira, yo tambien tengo esta misma curiosidad. y ya hace tiempo, colgué un post sobre este tema. que titulé: "el balanceo de las modelos". Nada de particular, una reflexión sobre este mundo y el porque, ellas y ellos andan tan artificialmente,con la mirada perdida y haciendo morros.
(jajaja).
Muchas gracias por entrar y comentar.

Montserrat Sala ha dit...

Més que un comentari m'has fet una carta. I encara estic mes contenta.
Penso que fas molt bé en publicar mes espaiadament. Jo crec que es bo per tu, per la teva família i fins i tot per els teus seguidors. No m'importe gens que m'escriguis en castellà. M'agrade molt escriure'l també. I a mes a mes amb castellà no tinc faltes, perquè es llengua que vaig aprendre a l'escola. Celebro que el relat, t'hagi semblat maco. ja ho saps, surt el que surt. de vegades s'encerte i d'altres no.
Moltes gracies per pensar tant en mi, i pel teu amable comentari.

rosa_desastre ha dit...

Aunque con expresiones distintas, hemos descrito a la misma marioneta. Digamos que tu lo has hecho mas real y yo me fui por las ramas.
Un besazo

Pepe ha dit...

Hay que tener la casa muy bien amueblada, para no dejarse embaucar y atraer por el oropel del éxito y la fama. Son muchos los juguetes rotos, las marionetas que quedan destrozadas y mueren de éxito. Has retratado en tu historia perfectamente bien ese proceso destructivo.
Un abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Rosa_desastre: muy bien lo de Rosa, pero de desastre nada de nada. Este adjetivo me lo dejas para mí, que tengo en exclusiva. (jajaja)
Escribes genial y para mi es un placer leerte.
Gracias por venir hasta aquí y darme tu valiosa opinion.
Un besote.

ARO ha dit...

Un buen relato, realista y muy bien construido.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Pepe: Hoy ya no te llamo José. Poco a poco...has sido muy cortés en pasarte a comentar.
También creo que estas chicas tan exitosas, por los encantos que la madre naturaleza les ha otorgado tan generosaente, has de estar muy preparadas, para afrontar todo el peso de su nueva condición. Y lo lógico es que siendo tan jóvenes, no lo estén, y se pueden dar casos, como el de mi relato.

Muchas gracias, por decirme tu parecer al respecto. Salud.

Montserrat Sala ha dit...

Muachas gracias por tus palabras, Aro. Me siento feliz de que lo pienses así.
Un abrazo.

casss ha dit...

...de carne somos... pero qué caro se paga!!!

Has hecho un muy buen trabajo, uniendo los tres temas, hasta con un prólogo a rayas que me encantó.

Me gustó leerte como me encantan tus comentarios en mi blog y tu preocupación por mis "S" y mis "V" jajaj

Te dejo un chocolate virtual, para que te endulces.
besos!!!

Maria Liberona ha dit...

que historia más cierta y es lo que siempre suele suceder, que tristeza... más felicito la manera de e lazar las frases en este relato que neo nos ha dado

Montserrat Sala ha dit...

Muy rico el chocolate Casss. Y del negro,que es el que a mi me gusta.

Celebro, que mis tonterias te hayan
complacido. es una manera como otra cualquiera de intentar llegar al prójimo.
Yo te invito a té con limón. ¿azucar?

Montserrat Sala ha dit...

Tienes razón Maria Liberona. Neo ha sido una inmejorable conductora del Jueves. Nos ha dado unas frases que invitaban a escribir. Y esto es muy importante.
gracias por comentar, querida amiga. Un besito.

San ha dit...

Un mundo donde todo cabe, como bien dices hay que tener los pies en la tierra y no olvidar lo que se es y de donde se viene. Buen relato has incluido la tres ideas, marioneta, quimera y humo.
Un abrazo.

Sindel ha dit...

Montserrat que bárbaro con que facilidad uniste las tres consignas en el final. La historia es muy buena y lamentablemente no termina bien, como en la vida real de muchas personas famosas.
Un abrazo enorme

maria jose Moreno ha dit...

Tu relato es real como la vida misma, el poder, la belleza a veces no atonta hasta que dejamos de ser nosotros mismos. Muy bien enlazado. Besos

Mar ha dit...

Suele pasar, que el exito profesional se suba a la cabeza y que se pierda en norte en lo personal. Dramático final el de la protagonista.

bss.

Teresa Oteo ha dit...

Hola Montserrat!
Has unido las tres frases para formar un triste y relato.
Hay que tener las ideas muy claras y la cabeza bien puesta sobre los hombros para saber llevar la fama el poder y el éxito.
Cuántos casos reales hay como el de tu protagonista!
Muchos besos!

Toni ha dit...

No te han distraído un ápice de tu objetivo las cebras. Has contado una historia incluyendo las tres propuestas de Neogéminis y encima has integrado la imagen.
Son tus nietos los de la foto. Qué suerte la suya.
Saludos!

Montserrat Sala ha dit...

Que amable eres Sindel: tus palabras me llenan de alegría. No se como me atrevo a escribir algo con tan buenos ocmpañeros y compañeras.Todos me dais veinte vueltas en todo menos en la edad. A lo mejor es eso.jajaja!!!

Agradecida, de veras.

Montserrat Sala ha dit...

San: Si que es una gran verdad, eso que dices. Y aún diría que no lo sabemos bien, todo lo que se pueda dar en estos ambientes.

Gracias por tu comentario, amiga mia.

Montserrat Sala ha dit...

M. José Moreno: La belleza física, resulta en ocasiones muy nociva en la vida de esas jóvenes.
te agradezco tu opinión y el que te hayas molestado en venir a decírmela.

Un abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

SI amiga Mar; suele suceder que se el éxito se les suba a a la cabeza a muchas personas. Lamentable.

Muchas gracias por pasarte, amiga.
Un beso.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Teresa Oteo: Eso mismo vengo comentando todo el rato. Se dan demasiados casos aunque no todos terminan tan mal como jo lo he pintado.
Muchas gracias por darme tu opinión.
Un fuerte abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Hola Toni:Gracias por entrar. Tengo mucha suerte es vedad. estos chicas de la foto, son mis dos nietas pequeñas. Pero tengo cuatro más!!!
Jajaja!
Tu comentario me hace feliz,y lo apreci como se merece. Tenlo por seguro.
Un saludo cordial.

miralunas ha dit...

aló, Monserrat!
qué buen relato, qué cierto, qué trágico.

lindo pasar por acá y leerte tambien en tu lengua.

las cebras me parecen un juego de la naturaleza, como las jirafas.

saludos!

Montserrat Sala ha dit...

Miralunas. Me has recordado a mi madre que siempre decia de una persona que estuviera ausente, o distraida, en medio de la gente: la llamaba miracielos.(jajaja)
Disculpa el recibimiento amiga, no era para enojarte. al contrari, me gusta, lo mismo que tu acento argentino o uruguayo. DE veras.
enseguida lo voy investigar y para hacerme seguidora. Un beso y gracias por entrar.

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA