dimarts, 18 de setembre de 2012

QUADRES NOSTÀLGICS

Imatge de la xarxa

                                    El rebost.

Crec amb fonament, que en les llars d’avui dia, no existeix aquesta peça. Anys enrere, hauria estat impensable. Ara només es té nevera i prou. I en el millor del casos congelador.
Que no està pas malament, tot s’ha de dir. Peró el rebost, allà on es penjaven les llonganisses, el pernil, una penca de cansalada. Allà on també,s’hi guardaven les patates, els cebes, les mongetes i a una prestatgeria, alta els pots de les diferents conserves; de pressec de tomàquet, de figues, de olives. També s’hi eren pressents els fruits secs: les ametlles, les nous, en uns cabassos, o cistelles de fil de pita, fets o emprats, per aquesta funció. S’hi podia trobar, farina, mel i rajoles de xocolata. Un bon bocí de formatge i raïm o pomes. Aquell rebost en suma, era una provisió perfecta que permitie passar un bon hivern, rebre en qualsevol moment una visita inesperada, i tenir la tranquilitat que dóna una bon abric quan arribe el fred.
Però aquest retrat nostàlgic, pur i fidel, també ha passat a millor vida. I tal com ere d’esperar, les persones de la meua edat, que tampoc es tanta, enyorem aquelles costums tan previsores,  que eren el secret de les cases endressades. Llars que tenien capacitat per restar a casa sense sortir continua ment a gastar i a consumir com a bojos. Vaja, com fem ara. Que no sabien de tovallons de paper, ni de gots de plàstic. Que l’oli i el vi, es comprava en garrafes, que un cop buides, es rentaven i es tornaven a re utilitzar. Per lo tant no es generava residus, ni calien tantes flotes de camions d’escombraries ni del personal, que manca  por organitzar tot aquest despropòsit.
Des de aquest particular punt de vista: Mireu s’hi n’era d’important el rebost!!! Qui ho diria!!!

 

16 comentaris:

mariajesusparadela ha dit...

Hoy por la mañana recordaba yo que desde primeros de septiembre, en que subió el IVA, mi única compra ha sido el pan.
Y no es casual sino fruto de la edad: pertenezco, como tu, a la generación que guarda cuando hay; compra cuando está barato; envasa cuando sobra y recicla todo lo reciclable.

Los políticos dirán que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades...ellos han vivido a nuestra cuenta, por encima de nuestras posibilidades...

pluvisca ha dit...

El rebost...cuantos recuerdos, en casa d emis padres había, ahora ya no hay, al menos en los pisos...

Crteo que se estan perdiendo costumbres que ayudaban a ser previsores.

Una abraçada

Eastriver ha dit...

Montserrat, el rebost és cosa del poble... Bé, curiosament a casa dels pares aquí a Barcelona també hi ha rebost, petitó però rebost. A Cubells en teniem abans de fer obres. I a l'altre poble el que tenim és celler. Fresquet, a sota de casa, gairebé escavat a la roca... M'hi has fet pensar; l'hi dedicaré una entrada.

Rebost i celler són dos coses molt de casa... Evidentment ho compartim.

Montserrat Llagostera Vilaró ha dit...

Hola tocaieta.
En les cases pairals crec qu´ encare ent tenen.
Es vivia una vida més sencilla i també més sana.
Bon nit, dolços sons i un petó desde Valencia, Montserrat

Montserrat Sala ha dit...

Mariajesús: Me ha hecho gracia lo que dices de los políticos. Es cosa que sabemos todos, pero como final de tu comentario cuadra a la perfección.

Gracias por pasarte.

En el blog de Aro he dejado una crítica de tu hobby preferido.


Montserrat Sala ha dit...

Hola Teresa: Nó,ahora ya no los hay en ningún sitio. Los pisos son demasiado pequeños. Ademas: ¿tu crees que la gente joven soportaría el olor de una despensa?
Lo dudo muy mucho.
Una abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Ramón: per descomptat que a les ciutats, ere molt més complicat tenir rebost. Pero ara es completament imposoble. Es un retrat nostàlgic, de la gent del mon rural com ho soc jo.

Per cert t'he fet una crítica,al blog de Arobos. No t'ho prenguis malament.

Una abraçada.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Montserrat, gracies per comentar.

Escolta aquest cap de setmana estaré per Valencia. Portaré el teu telèfon per si ens podem veure i fer un cafetó

una abraçada molt gran.

Sor.Cecilia Codina Masachs ha dit...

Tiene mucha razón. Afortunadamente yo he podido vivir en un chalet con una gran despensa de butifarras que ponía a secar, mi jamón, mi pieza de can-salada,tomates de colgar.Muchos botes de rovellones en sal, conservas de todas clases. Tenía una huerta preciosa y me lo pasaba muy bien.Luego iba a cazar y pescar. Ahora ¿Cuántos pueden hacer esto? ¿lo sabrían hacer?
Todo ha cambiado tanto...
Mil gracias
Con ternura
Sor.Cecilia

José Vte. ha dit...

Querida Montserrat, nosotros tenemos en casa, un piso de ciudad, un rebost o despensa bastante amplio, pero como bien dices productos perecederos no hay, para eso utilizamos la nevera, pero para las conservas, los envasados no perecederos, las bebidas, incluido el vino, los productos de limpieza, etc. viene de lujo.

Un abrazo

Pakiba ha dit...

Hola Montserrat, precisament l'altra dia estava explican als meus nets con es guardavan les viandas a casa del meus avis al poble, en un arca de fusta, no havia nevera ni congelador con ara, el pá era rodó i gran i guardat al arca amb un tros de roba de fil i cuan tel menjabas no estaba dur com el h'ara.
Eran otros tiempos ara tot es consumismo , pero que consti que jo dintra de no tenir massa espai, si tinc una petita despensa, no m'agrada tenir que surtir a comprar tot cada dia.

Montserrat Sala ha dit...

Hola sor Cecília.Pues si ha tenido la suerte de vivir en una casa cuya despensa era un prodigio de abundancia y orden, no me negará que daba una tranquilidad, ante cualquier contingncia. Por mal tiempo, por ganar horas... enfín la previsión siempre es buena.
gracias por su comentario

Montserrat Sala ha dit...

JoseVicente: las generaciones mas próximas a la mia, como es tu caso, aun les queda el poso de las costumbres de toda la vida. Por fortuna seguíis casi todas als buenas tradiciones. Aunque sea mas pequeña pero la despensa esta ahí,
Gracias por pasarte, amigo.

Montserrat Sala ha dit...

Buenas noches Pakiba: Haces muy bien en divulgar las viejas costumbres de antaño. Es una forma de enseñarles, e iniciarlos en la cultura del país.

Me ha gustado tu comentario, que te agradezco mucho.

Norma ha dit...

Gracias por postear. Me has recordado a la casa de mis padres. Besos

Montserrat Sala ha dit...

Verdad? Antes las despensas eran parte muy principal del equipamiento de las casa. pero ya se sabe. Todo va cambiando....
Recibe un abrazo muy fuerte

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA