dijous, 2 de febrer de 2012

LOS VIEJOS VIAJES


Lucerna. Otro escalofrío que nos llevamos de los grandes, fué en Lucerna. Allí nos esperaba otra vivencia memorable. Una excursión, al Monte Pilatus. Llegábamos a Lucerna, por la tarde. Nos instalamos en el Camping, que como todos los de las grandes europeas ciudades eran malos, por la gran afluencia, de gente que siempre se da en Agosto. Este detalle aparte. cogimos tickets, para la excursión del dia siguiente. De eso si que estábamos avisados, y contábamos con ello, Aparte que la subida al Monte Pilatus era, desde todos lo puntos de vista, altamente recomendable.Pero aquella misma tarde vimos el famoso puente de madera, con las pinturas originales y antiquísimas, un monumento sin igual, que tuvimos la suerte de gozar, antes del incendio, que lo destruyó por completo.
Los billetes cubrían, el traslado en bus hasta el pie del teleférico. Subida a la montaña en el mismo, bajada desde el otro lado,en tren cremallera, en, con muchos oohhss!!! a cada momento. Mi recuerdo mejor: la salida del teleférico, (sin menospreciar las vistas de la subida), y a escasos pasos una pared por encima de la cual,se veían todos los grandes picos alpinos. Un mar de montañas que llegaba hasta donde alcanzaba la vista. Lo que recuerdo y todavía me estremece, que se me puso todo el cuerpo de piel de gallina. Un subidon inesperado y agradable. Qué maravilla!!!
Ni soñando hubiera imaginado, mejores vistas. A nuestros pies se extendían, una vez dejada la parét que miraba al norte, hacia el sur, estaban los lagos y las ciudades que desde arriba se veían minúsculas, pero cuya distribución los hacia muy hermosas, Las aguas de los lagos poblados de puntitos blancos que eran los veleros que se mecían, por las aguas. Entre nosotros arriba, y abajo las casitas,y las aguas se veían nubecillas que estaban suspendidas en el aire acabando de completar el cuadro. Permanecimos en la plataforma hasta después de comer, y emprendimos la bajada por el otro lado de la montaña en el tren cremallera, con vagones descubiertos, y vistas de nuevo muy bonitas.
En nuestro viaje seguimos recorriendo Suiza, hasta St. Gallen, y las cataratas de Rihn. Todo pintado, al òleo, por un artista grande e incomensurable. Seria seguramente el mismo que nos ofreció aquel paisaje tan sublime que contemplamos desde arriba.

14 comentaris:

Reyes ha dit...

Qué envidia,Montserrat.
Yo veo un pino y se me eleva el alma ,así que allí arriba me hubiera puesto a recitar (qué coñazo de tía).
jejeje.
Gracias por llevarnos de viaje.
besos.

Anna jorba ricart ha dit...

Montserrat el calfred és de emoció agradable ... com agradable és viatjar amb vosaltres.
¡Paisatge sensacional!
en hores d'ara t'adones del petits que som ... oi? ...
Molts petons.

Eastriver ha dit...

Lo escribes de una manera que uno lo ve: es como si se asomara al cristal y viera ese paisaje imponente... Como en una película en que de repente se despliega un paisaje imponente (con una convincente banda sonora...). Es lo que tienen las palabras y tiene la literatura: un inmenso poder de sugerencia.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Reyes: que gusto me da que entres a comentar, Gracias por ser tan amable. Mira tu estas huérfana de emociones como las que nosotros experimentamos en este viaje, que fué lo mas bonito que habíamos visto hasta entonces. Yo no se tu edad, pero yo ahí tenia 36 años y mis hijas, 10, 12, y 14 años el chico. Y te puedo asegurar que hasta aquel momento solo habíamos visto pinos, igual que tu. Cuando se viene de tan lejos, las emociones, son mucho mas grandes. así que no desesperes, que todo llega y todo pasa, como dice el poeta.
Y tú con los afectiva que eres
puedes prepararte porque si a mi se me cayeron las bragas, a ti que eres todo sensibilidad ni te cuento.. . Besos.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Anna:
Sí Anna, són aquestes coses, tan impresionants, les que ens fan sentir que som realment molt petits.
Por lo tant, tamabé son bones de veure, per adonàr-nos'en. Tens molta raó,amiga.
Agraïda de les teves parules.

Montserrat Sala ha dit...

Oye Ramón, me alegro que, leyendo mis parrafadas humildes y maltrechas, puedas sentir y ver estos paisajes, idílicos. Sé que mis palabras son muy zafias, así que la literatura creo que no tiene nada que ver, por desgracia, y lamentándolo mucho.
De todos modos te agradezco en el alma tu comentario tan amable.
De veras.

mariajesusparadela ha dit...

Son viajes, por lo que cuentas, para no olvidar jamás.

Montserrat Sala ha dit...

Tu maria Jesús, que con pocas palabras dices tanto, te agradezco mucho tu comentario, que aprecio infinito, tu lo sabes. Un abrazo

Encarni ha dit...

Eso es lo que tiene la comunión con el paisaje que ve ante sí, que a una se le caen las bragas de la emoción y puede ocurrir cualquier cosa, jajaja. Me ha encantado esa emoción que has puesto al contarnos tus vivencias.

Un abrazi

Isabel Martínez Barquero ha dit...

Casi, casi que he estado contigo viendo esos paisajes impresionantes. Qué hermosos deben ser, querida Monserrat.
Un abrazo, viajera.

Montserrat Sala ha dit...

Encarni: Lo de als bragas, te ha gustado eh? jajaja. me alegro que te guste mi diario de viaje. Muchas gracias por comentar.

Montserrat Sala ha dit...

isabel: he de explicar-te, un secreto, Aquí hemos ganado en civismo, por lo tanto las calles estan muy cambiadas, y las vias de comunicación, todas ellas són nuevas, y los caminos están señalizados, y las casas recién pintadas. la geografía es al que és tanto aquí como allí. Pero ya no se parece en nada a los detalles que vimos por allí en aquellos años.
Saludos y feliz domingno

MariluzGH ha dit...

Bonito viaje estoy dando con vosotros... y sin gastar un céntimo ;)

abrazos agradecidos

Montserrat Sala ha dit...

jajaja!!! es verdad! oye! que me das una idea... Y si cobro peaje. Lo tendré que pensar. recibe un fuerte abrazo.

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA