dijous, 12 d’abril de 2018

JUEVES SIEMPRE CON HISTORIAS-


Las tareas del hogar.

Mucho hay que decir sobre este tema, amigo Gustavo. Y aunque nos parezca pueril, o sin importacia,  lo és y mucho.  Créeme, el temita se las trae.
¿Porque sinó vienen las primeres desavenencias entre los esposos? Soy muy consciente de que hay razones de más peso que éste, y también maridos que se adpatan  a las directrices de su mujer en todo cuanto a ello se refiere y desde el primer dia de vida en común.
Los hombres de las nuevas generaciones, ya lo tienen más claro. Ellos saben porqué ya lo han vivido en sus casas, que hay que compartir los quehaceres domésticos, que no es lo msmo que ayudar a su mujer  y tirar los deshechos  al contenedor de la esquina. O que cambiar los pañales del bebè, o limpiar las cristaleras de la terraza, y  preparar la comida.
Yo he sido una de estas mujres tan avanzadas, y pioneras que nos llamábamos a nosotres mismas, mujeres emancipades. Habíamos estudiado y estábamos proparadas para ser más que una simple ama de casa. Pobre de mí! Por poco no me dejo los huesos en el empeño. Me iba a desacansar tan y tan rendi
da, que no podia dormir. Reventadita  acababa todos los dias, después de  haber dejado la comida  hecha para el dia  siguiente, de haber lavado secado y planchado la ropa de cinco personas.


Salir de casa cmo un cromo, pués  tenia un negocio y havia que estar a la última. Total que  habia que ser una mujer diez i tener una casa diez,  para recibir a los amigos o familiares, para los que también habia que preparar delicatèsens, con la mesa bién puesta y la casa reluciente.

Esta locura, duró más de veinticinco años. Conclusión hay quq elegir entre tener salud y cuidar a los hijos, y una misma que es una labor más interesante. O bien dedicarse a acumular dinero, para proporcionar a los hijos un mayor nivel  de vida.

22 comentaris:

Myriam ha dit...

Creo que no hay una fórmula perfecta. Siempre es bueno que todos colaboren en las tareas del hogar.

25 años ez un montón de sacrificio...

Besos, Montserrat y me alegro de que te guste lo que publico, aunque no leas todo lo que escribo, que tampoco tienes obligación de hacerlo. Que tengan un descansado fin de semana.

Juan L. Trujillo ha dit...

Tenéis y debéis acordaros las mujeres de entonces, que la costumbre era, que ni los hijos ni los maridos hiciesen nada en la casa, dado que ese menester parecía reservado, por orden divina,a la madre y las hijas.
Y de esos polvos vienen estos lodos.
Afortunadamente, eso está cambiando con las nuevas generaciones, más responsables y solidarias.
Besos.

Campirela_ ha dit...

Has reflejado a la perfección las familias de dos décadas atrás o no tanto , pq hoy en día se conocen familias en que trabajan los dos y es ella la que lleva el control del hogar .
Tan bien es cierto que hay hombres de antes ( no tantos) que colaboraban en las tareas .Lo que hay que tener en cuenta es que la sociedad la cambiamos entre todos y los roles somos tan bien nosotros los que debemos de proponer las reglas y así lograr una igualdad dentro y fuera del hogar.
Un abrazo y feliz semana.

Ester ha dit...

Describes la vida de muchas mujeres, los diez puntos calificativos se ganan con sudor y empeño. Aquella moda de "realizarse" como mujer hizo estragos en la poblacion femenina, pero tu como protagonista venciste, creaste una familia y desempeñaste el trabajo fuera de casa, ahora te queda el orgullo del deber cumplido. Un abrazo de mujer a mujer

Tracy ha dit...

Tú lo has dicho, es un tema que tiene mucha enjundia, lo has explicado muy bien, aún aquellas cosas que se intuyen sin ser escritas.

San ha dit...

Te entiendo muy bien, decidir llevar una vida laboral más el trabajo en la casa es extenuante, pero no hay que demostrar ser 10 en todo, uno hace lo que puede, lo que quiere y lo que en otros tiempo le dejaban. Hoy todo poco a poco va cambiando, menos mal.
Besos.

Neogéminis Mónica Frau ha dit...

Cada quien va decidiendo sus prioridades y la forma de equilibrar obligaciones. Por suerte hoy hay posibilidad de conversar la organización familiar en igualdad (o casi) de condiciones. Un abrazo 😊

MOLÍ DEL CANYER ha dit...

Yo siempre digo que a nuestra generación nos tendieron una trampa con eso de la emancipación a traves del trabajo, con lo bien que vivió mi abuela teniendo ocho hijos!!! Y ahora cuando veo a mi hija mayor escopeteada, trabajando fuera y dentro de casa, con adolescentes que no colaboran (malditos mobiles) bueno que no puedo evitar pensar que en vez de ir para alante vamos para atras. Lo has explicado de una forma fantastica, pionera en la generación de supers womens. Besos.

sakkarah ha dit...

Antes era así, todo ya va cambiando

Un placer leerte.

Un beso.

Ame ha dit...

Era y sigue siendo como algo destinado al uso exclusivo de la mujer, el hogar, los hijos, el propio marido, hay cambios lentos, pero van tirando y quien trabaja fuera aún le toca llegar y seguir dentro.
Las nuevas generaciones vienen un poco más conscientes, tanto hombres como mujeres y ellas van rezagando a los que siguen pensando como antaño.
Buen relato, Montserrat

Montserrat Sala ha dit...

Por el momento el fin de semana es muy tranquilo y relajante-. Estamos en la montaña, porque en S,Just tenemos obras.

Respecto a tu comentario, deces bien que no hay una fórmula exacta para conseguir el equilibrio del trabajo compartido. Si fuera fácil de conseguir todo el mundo lo tendria y tu sabes que no es así. Que la sobrecarga siempre le toca a la mujer. UN abrazo muy fuerte amiga

Montserrat Sala ha dit...

Hola Juan L. Trujilo.
seria en los tiempos de los trogloditas, esa mala costumbre de cargar todas las responsabilidades hogareñas a la mujer, porque como ellas eran las más débiles no podian ir a guerrear. Me lo acabo de inventar, pero lo encuentro verosímil. Es vedad que ahora las cosas van por otros derroteros.
Un fuerte apretón de manos

Montserrat Sala ha dit...

Hola Campirela: ESo que tu dices es muy difícil de conseguir, y es por esto que estamos donde estamos, aunque reconozco que las nuevas generaciones de maridos ponen mucho de su parte para cambiar el modelo. Gracias por comentar. Un beso-

Montserrat Sala ha dit...

Hola ESter: He recibido tu abrazo con tu comentario. Gracias por ambas cosas.
En cuanto a mi tesis mejor no te hablo de como tengo el cuerpo de tanto correr y tanto trabajar. He sido una mujer explotada, mas que realizada, y me arrepìento de ello. Y que conste que tengo un marido considerado y buena persona, pero los hombres de mi época, no sabian donde estaba un calcetín.
Cariños abundantes para ti y familia-

Montserrat Sala ha dit...

TRAcy: ESpero qeu algun dia me digas lo que has intuido. Me gustará
saberlo.
Gracias por comentar. Beso grande.

Montserrat Sala ha dit...

Si amiga SAN, tu lo has dicho. Llevar la familia y el trabajo es verdaderamente extenuante y agotador. Gracias por tu oomentario y
besos muchos.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Neo: es verdad que cada cual se lo monta como quieea. Además el qur está acustumbrado desde años atrás es muy difícil que acepte un cambio. Gracias por pasarte y te deseo un feliz domingo.

Montserrat Sala ha dit...

Nuestra generación Molí, ha sifo la promerqa en creer a piés juntillas a nuestros padres y los primmros en escuchar los hijoS.
Osea una genración péndulo.(que ha bailado al són que han tocado los demás)
Gracias y mucha salud.

Montserrat Sala ha dit...

sakkarah: es verdad que va cambiando a mejor, pero todavia que mucho para la igualdad. Y si es igualdad en salarios, ni te cuento.
Gracias y besos

Montserrat Sala ha dit...

Ame: Hola amiga, estoy en todo completamente de acuerdo contigo.
MI madre siempre decia: "Ya vendrán tiempos peores, ya".

Gracias por comentar. Un abrazo enorme.

Tyrma ha dit...

Cuando mi hija era pequeña, cada noche después del trabajo hacia la cena y la comida del día siguiente, la pobre no se movía de mi lado, quería jugar y yo lo decía, ahora luego...Un día me preguntó muy seria, por qué tu después de trabajar sigues trabajando y papá se sienta en el sofá...tenía 4 años
Afortunadamente las cosas van cambiando.
Me ha gustado mucho

Montserrat Sala ha dit...

Tyrma. te doy la bienvenida a mi blog de andar por casa y gracias por entrar a trapo. MI hija de jovencita me dijo que nunca habia cuidado de ella, porqué siempre tenia trabajo. Una palabras que me supieron muy amargas. Afortunadamente ha cambido de parecer. Confesión por confesión. Un abrazo.

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA