dimecres, 5 de juliol de 2017

JUEVES CON JUGUETES

Juguetes de infancia


             Debo de haber tenido infancia, seguramente, Habré sido niña, alguna vez. y también habré jugado, pero si así ha sido, no tengo constancia de ello. Lo he olvidado por completo. Recuerdo haber disfrutado de una tia, (hermana de mi padre), y un tio (hermano de mi madre), que siempre que venían por casa, me traían algún caramelo, y en los veranos me invitaban a sus casas para pasar con ellos unos días.

            De procedencia muy humilde, mis padres con cinco hijos, les llegarían los recursos justo para la comida. Porqué de juguetes jamás vi uno por casa. que no fuera un monigote de trapo o un coche hecho con latas de sardinas.A los cinco años más o menos, una vecina de mi tía, me dejaba sus muñecas para jugar con ella que era hija única. Jugábamos en el portal de su casa, que era un lugar muy fresco, a papás y a mamás y jamás la tuve envidia de ella ni de otras niñas vecinas,por todo lo que ellas  teia y yo no
            Al ser la mayor de los cinco tenia muchas cosas en ocupar el tiempo. Era la encargada de bañarlos, todas las semanas. y jugaríamos a lo que fuera, pero jamás pensé o deseé poseer una cocinilla o un cochecito para pasear a las muñecas. Tuve una infancia feliz pero sin juguetes. Y mis hijos tampoco iban sobrados de juguetes que no fueran, los de EDUCA, y lo hice per coherencia.  Mis nietas ya es otro cantar. Y se aburren cantidad, las pobres!!!

25 comentaris:

Campirela_ ha dit...

Creo que el mejor juguete que se le puede dar a un niño es el cariño y el tiempo , y eso creo que en su medida lo tuviste , por otra parte la felicidad de los más pequeños y tan bien la de los mayores no radica en los juguetes que nos den sino el amor compartido ... no obstante no estoy en contra de los juguetes a los peques , pues son buenos para que reactiven su imaginación y aprendan a compartir las cosas.
Un abrazo feliz noche.

Ester ha dit...

No son tan necesarios los juguetes como el tiempo que los padres pueden dedicar a jugar con los hijos. Un abrazuco

Juan Carlos Celorio ha dit...

Ya ves, haces reflexionar sobre como vamos tratando a los hijos. Esa superprotección que se les va dando ahora no es buena, es mejor que se desarrollen de forma natural, asumiendo las responsabilidades que toquen, aunque bajo la supervisión de los padres.
Por suerte con mi Nano mis hijas tuvieron una visión del mundo que las enriqueció mucho. así estoy, tan orgulloso de ellas.
Besos, amiga.

Maria Liberona ha dit...

Mucho tiempo ocupado en el cuidado de tus hermanos, y vaya creo que el mejor juguete es tu propia imaginación

Roxana B Rodriguez ha dit...

¡Hola! Qué bonita historia. Creo que el mejor juguete que un niño puede tener es su imaginación, con eso, hasta un tubo de cartón puede ser una nave espacial, recuerdo cómo inventaba cosas con mis hermanos para pasar el tiempo con lo que teníamos a mano.

¡Un abrazo!

San ha dit...

Tenias los juguetes reales,las muñecos para vestir y peinar eran tus hermanos y las cocinitas la tenias en realidad.pero como dices si uno es feliz el resto importa poco.
Precios texto para reflexionar.
Besos

Tracy ha dit...

Me parece que fuiste afortunada, supiste jugar con la realidad.
UN BESO FUERTE.

Yessy kan ha dit...

Hola, Montserrat.
Que lindo y sublime relato. Una época de tu vida que recordarás con mucho amor para siempre. El cariño por la familia y hermanos es el juego de la vida más importante en el ser humano.
Abrazo

MOLÍ DEL CANYER ha dit...

En mi caso yo era la privilegiada ya que herede juguetes de mis tias y de mis hermanos en un pueblo donde la mayoria de los niños no tenian juguetes, los recuerdos de mis amigas de aquellos años son esos, que les encantaba venir a mi casa a jugar. Cuando emigramos para Cataluńa yo que acababa de salir del hospital tenia muchos juguetes, pues entonces decidi regalarlos a las niñas más pequeñas (yo tenia once años) me sentí super feliz. Para mi eran más importantes mis amigas que mis juguetes. Bonito y evocador relato, besos.

Neogéminis Mónica Frau ha dit...

jeje me han gustado esas comparaciones entre generaciones sucesivas y su relación con los juguetes! gracias por compartir tus recuerdos
Un abrazo

Carmen Andújar ha dit...

Una bonita historia. A veces más vale el cariño de los demás que los juguetes, y ahora es verdad tienen demasiados.
Un abrazo

Myriam ha dit...

Los juquetes que los niños crean con sus manos
e ideas, son los mejores porque ponen en juego todo
su potencial creativo. Recuerdo que a mi hija le habían regalado dos muñecas Barbies (yo nunca le había querido omprar una de esas, que tenían sus compañeritas que además competían a cual le compraba más ropa, casa, etc)
En cambio, mi hija y yo les construimos a ese par de muñecas
una casa con cartones y otros elementos caseros.
También les cosíamos la ropa.

Montserat: ella hace lo mismo con sus hijas, que aunque tienen muchos juguetes, los que más disfrutan son esos que hacen juntas o entre ellas.

Tu relato biográfico es muy emotivo, eran tiempos difíciles,
y no ha sido fácil ser la mayor de cinco, pero tuviste al menos
esos pocos juguetes entonces y ahora toda una tribu estupenda.

Un abrazo y muy buen din de semana.


Ame ha dit...

Los juguetes salen sobrando cuando hay amor en la familia, cuando hay padres que por más ocupaciones que tengan, siempre encuentran tiempo para sus hijos.

Un beso

Max Estrella ha dit...

Es curioso, ¿verdad? Cuantos más juguetes,mayor aburrimiento...al final con cuatro cajas y un poco de imaginación se puede conseguir mucho más...la sociedad actual es la del hastío y en parte de la soledad...con todos los medios que hay..¡parece mentira!
Besos y abrazos...espero que esteis bien.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Campirela: Yo tampoco estoy en contra de los juguetes. pero ni tanto ni tan calvo. Ahora todO el mundo nos pasamos con los regalos de Reyes. Conozco personas de mi cílculo que no tienen ningun sitio en las casas para tanto trasto. Que tengas una buena semana y gracias por comentarme.

Montserrat Sala ha dit...

Ester: Lo mejor és desde luego losjuegos con los padres y demás família. Pero un juguetito para distraer lss horas que ellos no están, tampoco viene mal. Un abrazo, y gracias!!!

Montserrat Sala ha dit...

Tienes razón Juan Carlos: Protejemos demasiado,a los peques, y esto se nota en el ambiente y en su proceder. Tus hijas han bebido de otras fuentes. Enhorabuena amigo.Gracias por tu comentario, Besos

Montserrat Sala ha dit...

Maria Liberona: si con la imaginación también se puede volar muy lejos. Y a mi no me faltó; ni l mia ni la de mis hermanos.
Gracias por comentar. TE mando muchos besos y mi agradecimento por venir a vistarme.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Rosana: Me alegro que mi historia te haya gustado. No hice nada para que las cosas ocurrieran así. Desde luego ni me dí cuenta de las precariedades y lo pasé tan ricamente. Salud gracais!!!

Montserrat Sala ha dit...

Hola SAN: Es cierto amiga mia que tenia muñecos de verdad para jugar. NUnca lo habia mirado de este modo,pero es verdad.

Muchas gracias por comentar y te deseo un més de Julio lo mas fresquito posible. Beso.

Montserrat Sala ha dit...

Tracy: tampoco lo habia visto de esta manera y tienes razón. Lo malo es que los niños necesitan de los juegos más que de las realidades.
Gracias por tu comentario. Salud y buén verano.

Montserrat Sala ha dit...

Muchas gracias Yessy kan: Cauando la realidad se impone no hay sublimaciones que valgan. Pero estoy contenta con la infancia que me tocó vivir. Gracias por dejarme tu opinión que aprecio en lo que vale.
Salud y besos

Montserrat Sala ha dit...

Hola Molí: quina sort heredar de les teves ties i puguer jugar a casa teva. Un bon privil·legi. jo vaig tenir que fer-ho al revés.
Però igual que tu, jo preferia jugar almb els meus germans. Experiencies de la vida, noia. Rev una forta abraçada.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Neo, Compartir los recuerdos no cuesta nada, y para mí, estos són especiales. Así que gracias a tí por leerme.
Te envio un cesto lleno de besos y abrazos

Montserrat Sala ha dit...

Hola Carmen: Nunca me faltó ni el cariño de mi famíla. Esto
me llenó lo suficiente,y jamás eché de menos los juguetes. Gracias por pasarte.Te dejo un fuerte abrazo.

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA