dimecres, 10 de juny de 2015

CADA JUEVES UN RELATO




LA ENVIDIA.
Esta es una palabra odiosa, ya de por sí. Pero está tan al uso, que a pesar de ser mas vieja que el tiempo, y tan antigua como la humanidad., no deja de hacer maluras. Se puede decir de  ella, que se conoce como el mas abominable de los  siete pecados capitales. Y es la cuasante de una gran parte de los otros seis.
Estamos pués, ante un vicio o pecado que cambia a las personas, que  las vuelve ciegas de avaricia,  y que les hacen cometer las mas grandes atrocidaes que se puedan dar en la vida.  Hace al hombre, ruín, pequeño  y despreciable, y nadie está exento de padecerla alguna vez, en su caminar por la vida.
Existen personas que  si no estuvieran dominadas por la envidia, serian gentes estupendas. Un vecinos encomiables unos parientes queridos, y amigos en general, que de no estar dominados por este mal, me atrevo  a decir que se podria explicar de ellos cosas notables.  Pero la envidia de los bienes del otro, o de su situación priviligiada, o de su caracter bonachón, estropea la amistad y que solo sana con  una buea dosis de  generosidad, aunque el envidioso no conoce el significado de esta palabra.
En todas las jerarquias está presente, sobretodo en politica, el los abientes económicos, y muy a menudo en las famíliIas y hasta entre hermanos. És como una plaga que tenemos instalada entre nosotros, y tendríamso que echarla fuera como sea. Si lo conseguiéramos, entonces podríamos decir, que el hambre, las guerras  y hasta las malvestades naturales, serian mucho mas suaves, y mucho mas llevaderas.

37 comentaris:

Carmen Magia ha dit...

Me gusta mucho como la has descrito, con todo detalle y tienes mucha razón en ello.

Mi madre me decía que la envidia es un animal con siete cabezas... Y hay un refrán que dice: Medra más el envidiado, que el envidioso.
Es así, el envidioso no puede crecer porque está pendiente de lo de los demás y además sufre...

Un placer leerte. Muchos besos

H... (Perla Gris) ha dit...

Una reflexión increíble sobre la envidia... que mala es de verdad... Creo que es algo que si lo sientes te va comiendo por dentro poco a poco... te carcome por dentro a la vez que este sentimiento va creciendo...
Muy buena forma de hablarnos sobre este pecado...
Besines...

Tracy ha dit...

Para echarla fuera y no sentirnos culpables, hemos inventado eso de envidia " de la buena"

pikxi ha dit...

La envidia que destruye vidas... Cuantas verdades en tu relato.
Un saludo

pikxi ha dit...

La envidia que destruye vidas... Cuantas verdades en tu relato.
Un saludo

Ester ha dit...

Y alguien dijo que la envidia define al español. Pobre de aquel que triunfe, rápido le ponemos motes y le tildamos de lo mas dañino que se nos ocurra. Abrazos

El Demiurgo de Hurlingham ha dit...

Estoy de acuerdo con lo que planteas y con lo que plantean los comentarios.

Charo ha dit...

Es verdad lo que dices Montserrat pero....¿ quién no ha sentido envidia alguna vez de alguien? Yo creo que es un "pecado" muy humano dadas las desigualdades que existen en este mundo...Debemos intentar ser felices con lo que tenemos y no envidiar a los demás pero la verdad es que a veces es difícil de conseguir.
Muchas gracias por participar
Un beso

Sindel ha dit...

Estoy de acuerdo con vos! La envidia es dañina, genera ansiedades y deseos oscuros.
Me encantó leer esta reflexión, un beso.

Neogéminis Mónica Frau ha dit...

Creo que la envidia se cimienta sobre la propia baja autoestima. Uno piensa que es menos que el que envidia y por eso la infelicidad de sentirse disminuido. Muy triste. una situación muy difícil de remontar.
Un abrazo

G a b y* ha dit...

Concuerdo con tu exposición. La envidia es un sentimiento ruin que arrastra a tener actitudes y desplegar otros sentimientos, todos ellos, negativos.
Las personas envidiosas, no saben valorarse, ni reconocer sus virtudes y dones, por eso, no tienen más que poner el ojo en lo que sienten que carecen y lo encuentran en los demás. Algo triste.
Siempre un gusto leerte Montserrat.
Besos!
Gaby*

Montserrat Sala ha dit...

Hola Carmen Magia: Mucha razón tenia tu madre. A mi también me lo parece,que la envidia tiene siete cabezas. A sí diog que es el origen de otros muchos pecados.
GRacais por tus palabras, y recibe un fuete abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

H...Perla gris: es tal como lo dices. La envidia es una quemazón del alma que va a más, siempre. osea que el que la padece sufre muchísimo y es de compadecer. Además ser un pecado, duelo. Vaya ganga!!! uN BESO Y GRACIAS

Montserrat Sala ha dit...

TRACY: ES QUE SOMOS LA PERA. TENEMOS ESCUSA PARA TODO Y LICENECIA PARA COMETER CUALQUIER BARBARIDAD, Y QUEDARNOS TAN PANCHOS.
GRACIAS POR DECIRME TU OPINIÓN, Y TE DESEO UN BUEN FINDE.

Montserrat Sala ha dit...

Si, tammbién es eso que tu dices, per desgracia conozco casos.
Gracias por pasarte y comentar Pikxi, un saludo muy cordial.

Montserrat Sala ha dit...

ES posible que también tengas razón. Somos muy dados a no reconocer los meritos de nuestros vecinos. por eso decimos que: Nadie es profeta en su tierra. La puñetera envidia.

Gracias ESter por comentar.Y te deseo una larga caminata la ciudad, ahora que ha refrescado, pero sin saltar ni brincar.

Montserrat Sala ha dit...

Demiurigo: M3e alegra mucho, qeu estes de acuerdo con mi teoria de la envidia. Y por supuesto que los comentaristas están siempre a la altura. uN abrazo amigo i muchas gracias.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Chro: mirado así tienes razón, ¿pero quien no ha sentido pereza de ir al trabajo un lunes depués de una velada festiva?
y ¿qquién no ah experimentado unos deseos de comer marisco y ponerse de dulces hasta las cejas? y ¿a quién no la ha dado un ataque de ira, después que le han puesto una multa injusta?
por decir solo algunos. Los pecados de la índole que sean són siempre humanos.
Ha sido un placer sumarme a tu iniciativa. Un beso, guapa.

Leonor ha dit...

Montserrat, la envidia más mala es la de aquellos que aún teniendo de sobra quieren más, avariciosos y soberbios. Los pobres que necesitan para llegar a fin de mes solo envidian cosas necesarias como una buena casa y un plato diario en la mesa y es una envidia comprensible.

Un abrazo con todo mi cariño.

Yessy kan ha dit...

Muy buena tu introspección, Montserrat.
El acto de envidiar nos coloca en un plano continuo de insatisfacción.
Un beso

Juan Carlos Celorio ha dit...

Estoy de acuerdo con tu reflexión. No entiendo al envidioso, alguien que no gana nada, solo destruir. Por eso las sociedades más envidiosas son las que menos avanzan.
Besos.

Montserrat Sala ha dit...


Hola amiga Sindel: se mire como se mire, al envidia es muy mala y hace daños irreversibles al que la padece. Gracias por pasarte. Te dejo mi cariño y admiración.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Neogéminis. Quizás tengas razón amiga. Sea como fuere y donde se cimiente, este pecado capital es de los que hacen mella en el alma y no se conforma nunca con lo que alcanza.
Muchos besos y abrazos.

Montserrat Sala ha dit...

Hola G a b y*: Tu también ves este pecado como un defecto, muy importante y que solo produce insatisfaciones y padecimientos al que la sufre.
completamente de acuerdo contigo, amiga.
Un beso y muchas gracias por comentar.

Montserrat Sala ha dit...

Leonor: lo que tu te refieres es la avaricia que ésta no tiene perdón de Diós. Pero la envidia solo da sufrimiento al que la sufre. Y una insatisfación que no se acaba nunca.
Gracias por comentar.Te mando un ramillete de flores del campo
que en este momento está esplendoroso. Besos.

Alma Baires ha dit...

Una justa reflexión, como dicen por estas tierras "la hierba del vecino es siempre más verde." ...y lamentablemente hay quien está convencido y todo de esto!

Un beso.

Max Estrella ha dit...

Querida Montserrat,
Cuánto tiempo sin poder pasar por los blogs y poder mandarte un abrazo. Qué gusto el reencuentro...quizá tengas razón y sea la envidia la causa de la mayor parte de los problemas del mundo y raíz de los demás pecados...por lo menos es el más común...ya se decía que si la envidia fuera tiña...
Un abrazo muy fuerte para ti y tu marido...y (te tomo la palabra) un recuerdo entrañable.

rosa_desastre ha dit...

Acertada y justa tu reflexion aunque a la envidia se le pueden sumar cien capitulos mas por los estragos que causa a quienes la padecen. Es un mal que arruina la vida aunque a veces la disfracemos de "envidia sana"
Un besazo

Alberto V. ha dit...

Preciosa observación amiga Montserrat. En efecto, y, por qué no, algún pecado puede ser producto de otro. Y, por qué no, alguno de los siete pecados puede ser el padre de los seis restantes. Muy acertadas tus palabras sobre la envidia. Y me pongo colorado, porque, aunque me pese, alguna vez yo también he sido envidioso.

Un fuerte abrazo.
Fue un placer conoceros en Aranjuez.

Pepe ha dit...

Totalmente de acuerdo contigo en que la envidia está en el origen de muchos de los males que aquejan al ser humano. No obstante, y por añadir un matiz a tu magnífica exposición, hablaría de aquellas cualidades que "envidiamos" en los demás, y que nos llevan a superarmos en un afán de hacer nuestras esas cualidades. Esa envidia, si es que puede ser llamada así, es sana y hacer evolucionar personas y sociedades.
Un fuerte abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Alma Baires: Muy acertado tu comentario. Te doy las gracias por tu visita y te envio un saludo muy entrañable.

Montserrat Sala ha dit...

HoLa Yessy kan: Lo que argumentas es uan verdad como un templo.
GRacias por pasarte amiga. Un abrazo enorme.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Juan Carlos: no se como me he pasado tu turno de comentario. No serà porque no os recuerde a meunudo a ti y familia. O que os quiera menos qe a los demás. jajaja!!!
Gacias por el comentario sobre este tema espinoso y desagrable de la envidia: Pasa lo que tu dices que en las sociedades envidiosas no crecen ni están contentos.
Un fuerte abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Buenas noches Max Estrella: En mi pueblo se decia que si la envidia fuera musica, bailaríamos todos. y también lo de la tiña, para rascar. Ha sido un gusto volverte a leer.
Yo también guardo un bonito recuerdo del encuentro y de vosotros.Ojalà lo podamos repetir en un fururo. besos para tí y tu mujer y caricias para vuestro hijito.

Montserrat Sala ha dit...

Rosa (no desastre) ni mucho menos!!! Eres una Rosa juiciosa, simpática y con un corazón grande. Me gusta lerte y que me comentes, porque tu siempre das en el clavo.
GRacias guapa. Besos.

Montserrat Sala ha dit...

Hola alberto V. Que gustoque te hayas acordado de mi! Yo también he pensado en vosotros y de lo serviciales y amables que estuvisteis.
Me han gustado mucho tus palabras, que te agradezco enormemente.
Un fuerte abrazo guapo!!! (a mi edad me lo puedo permitir, verdad?)

Montserrat Sala ha dit...

Hola Pepe: que matiz tan importante le has sacado a la envidia. Y mira que es dificil verle algo positivo. Sin empbargo, tienes toda la razón del mundo.
Un criterio que aprecio en lo que vale. Mucha gracias y recibe un fortísimo abrazo, amigo mio

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA