dissabte, 26 d’octubre de 2013

EL CUENTO DE LA MARIA SALAMIENTO

Hola amigos jueveros: Hoy llego un poco tarde pero por no dejar de participar os voy a contar un cuento, de los que en mi pueblo llamábamos de la Maria Salamiento. No era ninguna serie de televisión, ni los dibujos maravillosos de algun cuento clasico.
El caso es que  me tenian toda la noche entretenida i feliz. De los personajes televisivos, cláro que los recuerdo a todos porque con tres hijos he vivido con ellos, todas las aventuras de Heidi, Pedro y Cia,. hasta al Pantera rosa y los Simpson.Pero hoy la cosa que quiero contaraos es otra.

Cuando yo era una niña flacucha sin dientes i con unas trencitas de cuatro pelos, vivió con mi famiía un chica que se llamaba Herminia, i que ayudaba a mi madre con  los cinco hermanos que todos juntos nos hubieran podido meter en la misma bolsa, que hebiéramos cabibo perfectamente.
Herminia nos llevaba a la cama cada noche con la promesa de explicarnos un cuento incrible de una niña que calzaba unos zapatitos amarillos. Así que cada noche íbamos todos a la habitación. Y mientras empezaba  a explicar, Habia una vez..... y comenzaba por desnudar a una y  a otro al tercero al cuarto... I cuando me tocaba el turno del famoso cuento...pues ya me habia dormido! Y nunca jamás llegué a saber qué o cuales aventuras le habian ocurrido a la susodicha niña de los zapatitos amarillos

19 comentaris:

Tracy ha dit...

Es que según yo lo sé era: "este es el cuento de Periquillo Sarmiento que fue a hacer caca (cagar)y se lo llevó el viento"

Montserrat Sala ha dit...

HOLA TRACY: POE ALLÍ DECIAN: LA MARIA SALAMIENTO QUE SI NO TE CALLAS TE REVIENTO. JAJAJA!!!

mariajesusparadela ha dit...

Nosotros jugábamos a eso, con las palabras con las que comienza Tracy y continuábamos "hizo tres bolitas, una para Juan, otra para Pedro y otra para el que hable ( o se ría, o se mueva, lo que se nos ocurriera) primero" y siempre había un listo que remataba "yo, como tengo las llaves del cielo, hablo cuando quiero" y no solamente hablaba o se reía , sino que empujaba a los demás a hacerlo...

Montserrat Sala ha dit...

Que bueno: Mariajesús, en cada país hacen lo mismo aunque parezca diferente.
Un abrazo.

LAO Paunero ha dit...

¡Nunca es tarde cuando la versión es tan buena! ¡saludos Monserrat!

rosa_desastre ha dit...

¡Que bueno!, gracias a Herminia hoy gozas tu de una imaginacion `portentosa para poner el final que quieras a todos los cuentos.
Besos

Montserrat Sala ha dit...

Gracias LAO Paunero. Me valoras demasiado, pero te lo agradezco mucho.
Un fuerte abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Hola Rosa: Pues poner final a los cuentos, no creas que sea nada fácil. Los niños de ahora son muy exigentes y saben demasiado.
Te mando un motón de besos virtuales.

Laura ha dit...

Montserrat el otro día hice un comentario pero parece que se ha ido a la blogosfera.
En Zamora, donde nací, el cuento de Maria sarmiento rezaba así “Maria sarmiento que fue a cagar y se la llevó el viento”.
Mi madre se refería a ese cuento cuando alguna vecina quería traer o llevar mierda de una casa a otra, y no haciéndole caso “su asunto” se lo llevaba el viento.

Tu relato es mas amable y entiendo que ahora nos lo cuentes así de bonito, seguro que en tus sueños ya te salía el cuento que te habías imaginado.

Un beso y feliz fin de semana

Montserrat Sala ha dit...

Hola amiga Laura. Leí tu primer comentario. cuando intenté por todos los medios recuperar mi entrada que quedó colgada Dios sabe donde. Cuando lo habia dejado por imposible, aquella noche, al dia siguiente, volví a intentarlo y salió a la primera.
muy buena,y mejor interpretación del tema el que os daba tu madre.
gracias procometario. Recibe un cariñoso abrazo.

Dolors Reig Vilarrubla ha dit...

Hola Montse!! Perdona que encara que tard he pogut pasar per aquí a llegirme el teu conte. Espero que tot et vagi molt bé. Nosaltres estem molt distrets amb el nou gosset que requereix molta atenció i no em deixa casi temps per a ficar-me a l'ordenador però quan puc fer una escapada aprofito per passar-me. Rep una fortíssima abraçada i molts petonets desde les terres de ponent.

Montserrat Sala ha dit...

gracies per entrar i comentar.Ja vaiag veure que teníeu un gosset nou. HI em suposo al feinada tan gran que deu donar. Prent'ho en calma.
Una abraçada gran!!!!

Myriam ha dit...

¡¡jajajaja y te quedaste sin saber lo de los zapatitos amarillos!! Pero algo te habrás imaginado, ¿no?

Besos, ya estoy de regreso, amiga y si, vidorra y media y bien batida.
Sueño con aviones y aeropuertos y a la mañana, no se en que idioma comenzar a hablar jajajaja. Exagero, pero sí que este año batí record en viajes, todos a familia y amigos, que conste, nada por turismo, turístico.

Besos y gracias por tus comentarios en mi casita.

Lucia M.Escribano ha dit...

Buen cuento nos regalas querida amiga! El llegar tarde es lo de menos, cuando el relato esta escrito con cariño, como a mi me parece que haces cuando escribes.
Besos alegres sin viento jajajajaj.

Montserrat Llagostera Vilaró ha dit...

Hola tocaieta:
Es molt bonic el que ens expliques.
A mi amb deia ¿Sabes el cuento de Maria Salamiento?
-No
Pues que se fue c.... y se la llevó el viento.
Avui et dedico una mica de temps i passo per tots els teus Posts. Petonets, Montserrat

Montserrat Sala ha dit...

Myriam: tu si que aprovechas bien de tus amistades blogueras. Y lo encuentro perfecto. Yo por lo menos te recibí con una ilusión enorme.
Acabo de llegar de la montaña. Hace calor. I por ahí?
Un besos muy fuerte.

Montserrat Sala ha dit...

Lucia M. Escribano: agradecida por tu visita y por tu bonito comentario.
Pues mira referente a él, has adivinado muy bien, que en cada texto le pongo todo el cariño, que es de lo que voy más sobrada.Un abrazo muy grande.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Montserrat LLagostera:Es veritat que tenim tans amics a la globosfera, que moltes vegades se fa impossible d'arribar a tothom.Jo et vaig llegint
Però com estas sempre en la mateixa Onda, de les estampes, em trobo que no se que he d'anyadir-te.

M'agrade la teva fidelitat al tema.
Reb una abraçadota ben forta, guapa!.

Anònim ha dit...

Mi bisabuela materna, la yaya Teresa, alicantina de Alcoy que vino a vivir con nosotros en Barcelona,cuando nos quería hacer callar nos decía"...Maria Salamiento que se fué a cagar y se la llevó el viento, hizo tres pelotitas una para Juan, otra para Pedro y otra para el que hable primero..." hasta que lguno no se podía reprimir y abría la boca y claro...se adjudicaba la "pelotita"
Saludos.Ramón Franquesa


sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA