dijous, 6 de juny de 2013

RELATO JUEVERO; HOY: LEYENDAS URBANAS

Una desazón total; un nerviosismo insólito, la acompañaban entre las sábanas de aquella noche cálida de verano. Sentía su  cuerpo empapado de un sudor frio, y la sensación de su boca seca y pastosa, la hacia dar vueltas y más vueltas sin poder relajarse ni descansar que era lo preceptivo.  Abría la luz de la mesita,  volvía a cerrarla después de comprobar que no había nadie en su habitación, o éso le parecía. Volvía a mirar el despertador de luz fluorescente, sin acertar ni hacerse capaz de la hora. La almohada le parecía de piedra, i el colchón de cemento. Y más vueltas. Estaba al borde del colapso. Cuando amaneció, dio un grito  y salió de un salto de la cama. Corriendo fué al servicio, donde había dejado su reloj antes de acostarse. eran las 7.30. UUFFF!!! que alivio!!! se había librado de aquella horrible pesadilla. respiró hondo, se duchó,  se preparó un ligero desayuno, a base de café con tostadas i mermelada, salió a la calle y echó  a  andar en dirección al bus, que la llevaría a su nuevo trabajo, después de 10 años!!! Estaba feliz, y andaba con paso apresurado. porqué tenia unas ganas enormes de empezar el curro. Había soñado, que en aquel su primer día de empleo, se había... dormido!!!

45 comentaris:

Pakiba ha dit...

un relato que puede ser verdad pues a más de uno nos ha pasado.

Un abrazo.

emejota ha dit...

La mar de realista y muy muy urbano. Uff, qué stress de sueño. Bsss.

Valaf ha dit...

Y bueno, ya te digo yo que eso está muy próximo a la realidad. O por ir al curro o alguna cosa que tengas importante. Vamos, que sueñas que te duermes y cuando te despiertas crees que todavía sueñas.

Un beso

Jan Puerta ha dit...

Un joc de paraules àgil y despert que et fa seguir el fil de la narració sense saber preveure el final. Curt y bo Montserrat.
Una braçada

Leonor ha dit...

No sabes las veces que me ha pasado algo parecido, una pesadilla horrible de la que da gusto despertar.

Besos

Remei (Bitácora) ha dit...

Asfixiant amiga, quin patiment!
M'encanta com escrius!
Un bes enorme.

Tracy ha dit...

Qué bien lo has descrito...

Neogéminis ha dit...

uhhhhh eso sí quesería terrible!...desear trabajar con tanto ardor, un derecho que pasa a ser un privilegio!
ufffff...qué tiempos!
=(

Un abrazo

Lucia M.Escribano ha dit...

Es terrible vivir una noche como la qu nos relatas, sobre todo cuando el trabajo pende de un hilo, dormirse ese día creo que es de lo peor que nos puede pasar.
Muy bueno y real tu relato amiga.
Besos

Juan L. Trujillo ha dit...

No puede haber peor pesadilla que la de perder el trabajo.
Es como volver al no ser, como saberse un apestado de la sociedad, un don nadie.
Me explico esa mala noche.
Un abrazo.

mariajesusparadela ha dit...

Mas que leyenda urbana: lo has bordado.

San ha dit...

Angustiosa pesadilla, de leyenda pasa la más cruel realidad. A más de uno y una le habra sonado y mucho.
Un abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Llegar tarde a cualquier sitio, es de mala educación, sobretodo si sabes que te esperan. Pero en el trabajo, ya es una cosa seria. A pesar que muchos empleados de la Administración tengan esta costumbre.
Gracias Pakiba por tu visita, Un beso.

Cecy ha dit...

Me recuerda, cuando cursaba el secundario soñaba que me despertaba tarde, y la desesperación era terrible, porque no me gustaba faltar a clase. Y solo había sido un sueño cuando veía que la hora era la propicia para llegar a tiempo.

Me gusto

Un abrazo :)

Montserrat Sala ha dit...

Si, querida Eme: muy urbano, pero que muy urbano.
Un saludito y mi habitual agradecimiento, por dejar aquí tu comentario.

Montserrat Sala ha dit...

Desde luego Valaf, que de vueltas dan las cosas. Quien nos iba a decir que soñaríamos con tener un trabajo!!!
Y una pesadilla horrible, ver que no llegas a tiempo.
¡¡¡VIVIR PARA VER!!!

Gracias por comentar. Un saludo cordial.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Jan: celebro que t'hagi complagut. A mi m'agradat que m'ho, viguèssis a dir.

Una abraçada.

Montserrat Sala ha dit...

Leonor: cuando se és puntual o muy cumplido, si que es verdad, que te despiertas por la noche, pensando en la hora, con un duermevela, que no se puede evitar. Ahora, de esto le llaman estrés.
Debe quedar mejor. Gracias por tu comentario, querida amiga, de las fotos.
(por cierto: por dos veces he querido dejar unas palabras en tu blog, y no me deja.) ¿..,?

Montserrat Sala ha dit...

jajaja!!!Remei. Si que es pateix, sí.

Moltes mercés, per ser tan amable, Records a la family, al gosset, i per tu molt de cariño

Montserrat Sala ha dit...

Tracy: me alegro, que pienses así, querida amiga. Un bonito halago, que me gustaría poder aceptar.

Gracias por entrar. Un besote grande.

Montserrat Sala ha dit...

Neo: como tu bien dices, el mas grande castigo del hombre, desde que el mundo es mundo, se ha convertido de la noche a la mañana, en el mayor privilegio y el mejor de los regalos.

Quién lo hubiera imaginado! Santo Diós!
Gracias por pasarte i dejarme tu opinión. Besos.

Montserrat Sala ha dit...

Lucia M. Escribano: Veo que también eres de las responsables. Y me alegro.
Yo también soy del mismo pelaje.
Gracias amiga por venir, y comentar.

Recibe todo cuanto quieras de mi, te lo regalo de corazón

Montserrat Sala ha dit...

Juan L. Trujillo: por tus palabras deduzco que en alguna ocasión, habrás pasado por la experiencia de no tener trabajo. A mi no me ha ocurrido nunca, pero me pongo en la piel, del que lo sufre o lo ha padecido.
Gracias por tu entrañable comentario.

Saludos!!!

Montserrat Sala ha dit...

Mariajesús: Gracias por tu amable comentario. Un abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Buenas noches San: yo creo que sí, que a más de uno le habrà pasado algo por el estilo, y claro se pasa fatal.

Gracias, por venir y comentar. Te envio un abrazo virtual y grandote.

Montserrat Sala ha dit...

CECY: la misma historia, solo que es por el estudio. Da lo mismo. Demasiada
responsabilidad. Serias una estudiante. ¡Seguro!
Te agradezco tu visita, y te mando un cordial saludo, amiga.

Pepe ha dit...

Con la que está cayendo y después de diez años con la oportunidad de un nuevo trabajo, como para quedarse dormido. Es un auténtico cuento de terror, una terrible pesadilla, así que entiendo la desazón de tu protagonista.
Me ha gustado mucho esta versión de leyenda urbana.
Un fuerte abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Pepe. Se podría llamar tambián pesadilla actual, porqué, en estos casos, da lo mismo estar en la ciudad que en el campo. igual de acuciante i necesario.
Muchas gracias amigo pero darme tu parecer. Te mando un abrazo.

G a b y* ha dit...

La propia ansiedad que nos lleva a querer cumplir, en este caso el madrugón para estar en hora, a veces nos juega malas pasadas. Yo soy las que terminan por no dormir nada hasta que la hora llega, nada saludable por cierto. Buen relato, con el que me vinieron a la mente, ciertas noches de insomnio desesperado entre vuelta y vuelta.
Besos!
Gaby*
pd: Quería agradecerte en especial, las palabras que has dejado en mi blog. Sería, por un lado, lindo que visitaras mi país, y ante todo, te dieras el gusto de conocer al Pepe, quien no sería raro lo encontraras almorzando como cualquier ciudadano en algún bolichito de barrio junto a su esposa.

Charo ha dit...

Uffff!!!!Me ha dado angustia al recordar tantas noches así...menos mal que acaba bien!
Besos

casss ha dit...

No debe haber situación peor aunque sea un sueño, en que uno pierde la oportunidad de su vida, al menos en ese momento. La idea es muy buena, y de la forma que lo has expresado mejor. Un relato, angustioso con final felíz "i" para colmo de males, tan real, como la vida misma...

besos y abrazos mil

Sindel ha dit...

Es tanta la ansiedad de estas cosas nuevas que nos pasamos de cansancio, y suele pasar esto de quedarnos dormidos o llegar tarde, calcular mal el viaje, en fin. Pero lo importante es llegar.
Te dejé un premio en mi blog Montserrat.
Un besote.

Carmen Andújar ha dit...

Esto del paro, tiene estas cosas. Ojalá existan muchos que no puedan dormir porque tienen de nuevo un trabajo.
Un abrazo

maria jose Moreno ha dit...

A veces el deseo es tan fuerte que nos llena de temores la cabeza y nuestros sueños. Pobre chica, que descanso al despertar. Muy buen. Un beso

Montserrat Sala ha dit...

Hola G A B Y*. Ayer te dejé un mensaje, pero veo que no entró. Repito un poco resumido, lo que te decía en el:lo que me gustaría visitar Montevideo, sobretodo porqué allí conocería y a lo mejor podría hablar, con mi ídolo. Osea vuestro PEPE.
Cuantos Pepes crees tú que nos harían falta en nuestro país de ladrones y corruptos???
Un abrazo y gracias por pasarte.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Charo: ¿quién no ah pasado una noche como la que describo? Pienso que nadie se puede librar de ella, por un motivo u por otro. Y mira si acaba bien. pues ya no duele tanto, ¿Verdad? gracias por tu comentario.
Muchos besos y abrazos.
Hoy los regalo.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Casss: Si que es verdad. Soñar con que se escapa una oportunidad de trabajo, en estos difíciles tiempos que vivimos, debed e ser una auténtica pesadilla.

Menos mal que la del relato despertó en un buen momento.
gracias por tus palabras elogiosas y por comentar.
Recibe un fuerte abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Sindel: Realmente, si no se duerme por la noche, durante el día tienes un mal cuerpo y si puedes echar una cabezadita, tiene un pase, pero, no siempre se puede.
Un premio?? Que bién muchas gracias! Si puedo lo subiré, pero no te extrañes si no lo ves: Sin ir más lejos, esta semana no he podido colgar
el anagrama de Judith para el relato. con el ordenador soy malísima.
Agradecida, pero, soy un rato largo. No olvidaré este detalle, amiga mía. Te mando todo mi reonocimmiento, y admiración.Un beso

Montserrat Sala ha dit...

Carmen Andújsr: pues mira, tu lo has visto muy claro, y te tendré que dar la razón. Que haya mucha gente que tenga estos sueños. Sí señora, porqué si al final terminan bien....
UN abrazo prieto y cariñoso.

Montserrat Sala ha dit...

M.J.Moreno: Desde luego que al desperar,tendría una buena alegría. Y no era para menos!!!
Muchas gracias por tu comentario, amiga.. Recibe a cambio, un montón de abrazos cariñosos.

rosa_desastre ha dit...

Veo que todos, toditos, todos podemos ser los protagonistas de esta leyenda urbana que nos dejas. Angustiosa y real.
Un beso

Montserrat Sala ha dit...

Es muy cierto, querida Rosa no desastre. y lo recalco: rosa no desastre. Mira, que quieres. Una chica que escribe y comenta como tú, de ninguna manera puede ser ni llamarse desastre.
gracias guapa! Un besito.

Montserrat Sala ha dit...

Es muy cierto, querida Rosa no desastre. y lo recalco: rosa no desastre. Mira, que quieres. Una chica que escribe y comenta como tú, de ninguna manera puede ser ni llamarse desastre.
gracias guapa! Un besito.

juliano el apostata ha dit...

has aceleardo tanto el texto o lo ques lo mismo, da impresión de aceleramiento...ello produce la sensación de angustia, LA MISMA QUE SUFRE LA NUEVA TRABAJADORA...
casi casi que me has acabado de despertar.
medio beso.

Montserrat Sala ha dit...

Es justamente, la impresión que quería transmitir, amigo Juliano. No hace tanto tiempo que había personas que tenían gusto por el trabajo. que lo que hacían lo hacían bien, y que miraban, su curro, como si fuera una cosa suya. Esta clase de personas, cuando se encontraban sin trabajo, que pasaba muy pocas veces, se encontraban angustiados y perdidos.
De ahí que mi texto, rezume mucha preocupación y llegue a producir
insomnio.
Gracias por tu comentario, amigo.
Acabo de escribir mi nuevo post, y te emplazo a que lo leas. Seguro que tampoco lo vas a entender.
Para tí un beso entero y entrañable.

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA