divendres, 4 de gener de 2013

LOS MEGA-CENTROS COMERCIALES

Para los compradores compulsivos

Sin darnos cuenta, estos macro-espacios, han ido tomando suelo urbano, por nuestros alrededores y la gente parece que los adora. Acuden como moscas, y aquello más que un centro de compras y recreativo, parece un mal sueño. Un castigo. Hoy, me he paseado por uno de ellos; no es la primera vez, pero el de hoy no era un centro comercial al uso, Hoy he estado en un horrible caos de tiendas, bares, cines, ascensores  y escaleras mecánicas. Y por supuesto muchísimas plazas  de aparcamiento. Rodeada por todas  partes de gente y más gente de todas las edades y condiciones. Los más; parejas jóvenes con carritos y bebés, que berreaban o sencillamente se ahogaban en aquel ambiente casi insano.
imagen de Internet
Colas  kilométricas para entrar a los cines. (18)Tiendas sin puertas, con tanto género que  me he sentido agobiada, cada vez que sacaba la nariz por alguna de ellas. Montañas de utensilios,algunos, difíciles de reconocer, colgadores con prendas, en cantidades ingentes, de prendas de vestir, donde te pierdes literalmente, para buscar lo que sea. Los que andaban a sus anchas, según sus risas y su tanlante festivo, con atuendos  deportivos rotos, según  mandan los cánones. eran los adolescentes y otros jóvenes de poca más edad. En grupos, todos uniformados, con largas melenas las chicas y cabezas mucho mas despejadas de pelo los chicos. Serían,- me he dicho- las tan traídas y llevadas tribus urbanas. Me he sentado un rato donde he podido, para ir observando aquel organizado desconcierto, aquellas prisas y con tanto personal,(habría miles de personas). y he pensado como la gente gusta de unos mercados tan multitudinarios. Y me he sentido diferente. y mal. Pues si, yo no lo entiendo, pero es la moda, y deben ser rentables  porque los hay bien numerosos.  Cada cual a su rollo, es la pura verdad, Pero si me pierdo algún día, que nadie me busque por ninguno  en estos antros tan enormes y desproporcionados, porqué si bien es verdad que  hoy he podido salir sana y salva, miedo me da que algún día pueda pasar una desgracia. Sencillamente una avalancha producida por cualquier  ruido o avería eléctrica se podría dar- Pero a mí, no creo que vaya a pillar, ya que no voy a volver a pisar otro centro como este, en mucho tiempo.(Sea dicho con todos mis respetos a los señores propietarios y adictos a las multitudes)

18 comentaris:

Isabel Martínez Barquero ha dit...

Son un signo de los tiempos, pequeñas catedrales dedicadas al consumo, donde muchas tiendas ofrecen su reclamo. También, cines, bares, restaurantes...
Reconozco que agobian, sobre todo porque son sitios grandes y cerrados. No se produce en ellos el saludable paseo de ir de tienda en tienda.
Pero, Montserrat, proliferan, son prácticos y gustan, aunque no nos gusten a nosotras.
Aquí, en Murcia, tiene bastante éxito desde hace pocos años uno que abrieron y que combina el espacio exterior con el interior, muy bonito, que no da esa sensación claustrofóbica,
Un abrazo.

ARO ha dit...

Coincido con Isabel. Estos centros comerciales son las catedrales del mundo moderno, a ellos se va aunque no se tenga nada que comprar, por el puro placer -discutido placer- de estar allí rodeado de productos que no nos interesan o que no podemos permitirnos, y de luces y colores que adormecen nuestra voluntad.

Myriam ha dit...

¡Pues, a mi no me gustan nada y a ellos, a la rastra me llevan si me llevan, porque me dan alergia y sola no voy ni loca!

Besos y un muy buen 2013 lleno de salud, afectos, bonanza.

mariajesusparadela ha dit...

Tienen la ventaja de que lo encuentras todo, después de haber aparcado...
Pero, "qué descansada vida, la del que huye del mundanal ruïdo"...

Luis G. ha dit...

No me gustan estos sitios, la verdad. Lo paso mal... aunque a veces no tengo más remedio que ir, por acompañar a algún familiar, por alguna compra que hay que hacer...Pero me fastidia todo, como una eclosión de sonidos, voces, personas por todas partes... En fin, es la moda, como dices, Montserrat. Para salir de esta atmosfera, mejor que en estos días es ir al cine o empezar el año con música, como tu anterior post, o ir de paseo a la montaña o alguna playa, ahora que solo se escucha el rumor de las olas.

Un abrazo.

Luis.

Jan Puerta ha dit...

Cada vegada que entro en un espai d'aquests, tinc la sensació de sentir-me observat per tots. No m'agrada gens. Son mes d'espais oberts on el aire encara que sigui contaminat pels cotxes, estigui en llibertat.
Però tanta gent també em serveix per fer fotografies. Es el ying i el yang que dirien el orientals.
Com sempre he imprès la teva entrada. He sortit al jardí cafè en ma i al llegir-la he pres aquestes quatre notes que ara em serveixen de comentari.
Escriure les sensacions, emocions o senzillament allò que et passa pel cap en un moment donat, son vivències circumstancials que no deixen indiferents a qui les llegeix.
Son allò que els articulistes dels diaris solien dir “articles de opinió”. Personalment m’agraden. Per això, m’agrada tant en Josep Pla. Llenguatge fàcil i paraules clares. Sense adornaments literaris innecessaris.
Avui en algun moment et faré arribar un correu.
Una abraçada

Eastriver ha dit...

Tampoc m'agraden. Es més: els trobo una mica chonis... (espero que ningú ho llegeixi i no em crucifiquin, jaja). A veure, jo sé que hi ha va tot tipus de gent, que són còmodes... Jo mateix he anat alguna vegada a algun, però en general no m'agraden per diversos motius: per la gentada agobiant, perquè tots semblen dissenyats pel mateix arquitecte, i perquè arropleguen molta ordinariesa. El que sí m'agrada, en canvi, són els grans magatzems, que són pràctics, i les botigues grans temàtiques, tipus FNAC o IKEA. Això sí, però grans superficies tipus Lees Glories o La Maquinista no estan pas fetes per a mi.

Del teu text et diré una cosa: que sobretot descrius molt be, molt bé. Captes molt bé els ambients, Montserrat, i després els expliques amb una enorme naturalitat i eficàcia.

Montserrat Sala ha dit...

Esto es Isabel "grandes" y monstruosas, catedrales del consumo.
Y no me refiero a los llamados grandes almacenes tipo "Corty", que esos aún si van un dia en semana, te atienden. Yo a lo que me refería, y creo que lo he dajado claro,son estos monstruosas pequeñas "ciudades" solo preparadas para gastar. porque allí de comprar nada. Solo pasar apuros para todo. Par mirar, para pagar, para pasear, para tomar un café....si a esto se le llama lugares de ocio, Apaga y vámonos. Y para comprar menos. Como puedes elegir una prenda, probarla, ver, si te queda bien.. etc. Allí de eso nada de nada. Y menos todavia cómodo.
Tiendas grandes sí, aquel jolgorio, no. Rotundamente.

Montserrat Sala ha dit...

Hola de nuevo Isabel. Mujer que se me
olvidaba decirte que te deseo unos Reyes ricos en letras, inspirados en historias y generosos en amistad.

UN abrazo, y disculpa la contundencia de mi respuesta. las prisas nunca
suelen ser buenas compañeras de las reflexiones.

Montserrat Sala ha dit...

Es verdad eso que dices Aro, Yo tampoco comprendo que haya personas que vayan por gusto a pasear en estos centros. Pero ya se sabe que en la viña del Señor...
Gracias por pasarte y comentar la jugada.
Que pases un buen día de Reyes,amigo.

Montserrat Sala ha dit...

jajaja! Myriam, con que te dan alergia. No me extraña nada, querida.

Si es que por ahí pasan los Reyes Majos, deseo que te dejen los regalos que mas te apetezcan.

Un abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Se muy bien porqué tu lo has dicho,que el mundanal ruido, no va anda con tu manera de ser. Pues te digo que ya somos dos, al menos en estas manifestaciones.

me aturden y me asfixian.
Gracias por comentar

Montserrat Sala ha dit...

Hola Luís: para un hombre como tú, curtido por los aires de las hermosas sierras del Maestrazgo, ya me imagino que no te debes sentir bien en estos sitios, y que los rehuyes siempre que puedes. Lo comprendo perfectamente.

Gracias por decirme tu opinión, querido amigo. Un abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Jan: Veus en totes les coses dolentes s'hi pot trobar quelcom de bó. Tu les fotos. I per dir-ne una altra vessant, suposo que els carteristes, tambe hi deuent veure negoci.
Els meus "articles de opinió" no son massa interessants, ni desde el punt de vista literari ni de corrent ideológica. Són senzillament apunts i pinzellades de com pugui veure el món una persona gran i la seva circumstàcia.

Gracies pel teu comentari,amic meu.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Ramón: Aquestes dues empreses que nombres no son res comparades amb una que s'ha obert més tard al terme de Cornellà de Llobregat, al costat d'un camp de Futbol. Compendràs que no et digui el nóm. Perquè si a tu et cricifiquen, a mi em penjaran directament.
T'agreixo molt l'ultim punt del teu comentari. Un petonàs i que els "reixos", que diem per allà dalt, siguin ben esplèndits.

Montserrat Llagostera Vilaró ha dit...

Hola tocaia a 10 minuts de casa meva hi ha un Centre Comercial Gran Turia i la veritat que hi vaig poc.
A mi no m´agraden gaire les aglomeracions.

Esperat demá a les rebaixes, com estará de plé.
Una abraçada, Montserrat

diego ha dit...

Pues sí, Montserrat, parece que estos mega-centros se imponen. Lo curioso es que yo ya los conocí en países como Colombia, hace años y me parecieron horribles, nunca pensé que se podrían llegar a imponer en España. Pero ha ocurrido. La gente se cita en el mega-cosa, la gente va a comer al mega-cosa, la gente se viste en el mega-cosa... Terrible. Tú al menos encontraste un banco donde sentarte, en estos mega-sitios no ponen bancos para que las personas se muevan, compren, consuman y se vayan. Me quedo con mis "bakalitos" de mi adorada Tánger... Un abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Diego: No sabia que fueras africano de nacimiento,Conozco Tanger pero como turista, que ya sabes que quiere decir que no sé nada de nada.
Ya me irás documentando, si te apetece.
Veo que tampoco bebes los vientos por estas mega-cosas. Me alegro. así no me siento tan diferente.
Un saludo muy cordial.

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA