dilluns, 1 d’agost de 2011

36ena TROBADA D'ACORDEONISTES D'ARSÈGUEL



Permeteu-me que per una vegada fagi de cronista. M’apeteix, i en fa molta il-lusió, perqué aquest cap de setmana, he estat per aquelles terres, fresques i polides, que tan m’agraden, veient i gaudint molt d’un espectacle únic, i sense competència, com és la trobada d’acordeonistes d’Arsèguel.
Ja feia motls anys que no hi havía estat; ho havía vist quan la trobada de acordeonistes, n’ere una molt mes intima, conduïda per un sol home: L’Artur Blasco, un enginer, passat a la recerca de l’acordió, diatònic, i tots el instruments antics que s’han anat conservant, per les golfes de les cases de muntanya, i uns quands padrins, que continuaven amb el nyigo nyigo des del’s temps ancestrals, dels segles XIV, i XV i XVI. fins als nostres dies. La majoría d’aquestos padrins ja han desaparegut, per desgràcia, però el mecenatge de l’Artur Blasco, ha recuperat els instruments, i també les cançons. Moltes vegades fruït de les donacions, fetes expressament, pel’s interessats
HI ha en el mateix poblet d’Arsèguel, un museu que val la pena de veure’l. Es la de resposta a moltíssims anys de recuperació, d’aquest instrument, la historia del qual, es trobe a les primeres dinasties de la Xina. L’invent doncs es dels xinesos.
Aquest any, i com ere d’esperar, s’ha institucionalitzat, i l’Ajuntament de al Seu D’Urgell i el Consell Comarcal, han pres cartes en l’assumpte, i promocione per al ciutat aquest esdeveniment. El que es feie, primer amb un dia, desprès amb dos, i finalment es fa amb tres llargues sessions, més un aperitiu del que sera el concert del vespre cada dia, a la plaça de la Catedral.
Ara un cop desapereguts els ancians acordeonisites, ja tot queda en mans de profesionals. Pero tan escrupulosament escollits, que per alli vàren passar, grups y families de Rusia, de Moldavia, de la Llombardía, de la Bretagna francesa, de Ucraïna, de Bulgaria del País Vasc, de Holanda, del Canadá, Argentina y també un català que es professor d’aquesta especialitat. Va ser un desfilar contínuo de grans noms de la especialitat que tothom va aplaudir a rabiar, demanat bisos, y fent fotos, parlaments de L’Artur Blasco que va tocar amb el seu conjunt “El pont d’Arcalís”, cançons velles i picants, que van fer estallar al public, en aplaudiments i un no parar de demanar bisos.

10 comentaris:

Montserrat Llagostera Vilaró ha dit...

Bona nit Montserrat:
Enhorabona perque t´ho deuries pasar de primera.
Els acordeons, m´encantan i donen un aire romántic i a la vegada alegre.
Dolços sons, Montserrat

Montserrat Sala ha dit...

Sí MOntserrat, m'ho vaig passar de primera. Gracis por comenar tocaia.
Abraçades

Esilleviana ha dit...

También como cronista eres muy buena. Mi madre suele contar que cuando era pequeña, uno de sus vecinos tocaba muy bien el acordeón y se reunian en las casas de otros vecinos para bailar y disfrutar de aquella música. Cuando te he leído escribir sobre los padrinos (así lo traduce el traductor) y esta tradición que se remonta a los siglos XIV, XV y XVI, he pensado en la infancia de tantos niños de los años 50 y 60 del pasado siglo XX. Es una narración muy entrañable y, lo más importante, es conservar las tradiciones y no olvidarlas en ningún baúl y, ésta es tu misión: actualizar y difundir ese amor por el arraigo.

un abrazo
:)

Montserrat Sala ha dit...

Muchas gracias, Esivellana, por tus amables palabras. Este instrumento, casi desaparecido de la vida de las ciudades, es de una musicalidad extraordinaria. Fijate, que por si solo hace las funciones de la voz cantante y el acompañamiento.
Se basta por si solo, y puede suplantar las funciones de una pequeña orquesta. Ahora otras músicas, mas modernas, y mucho menos musicales, han desplazado de los escenarios a este noble instrumento.
la vida ha de seguir evolucionando, y hay que aceptar las reglas del juego.
Además, quien sabe, todo pasa, y todo vuelve; quien sabe lo que nos depararán los gustos de las nuevas generaciones,
Saludos afectuosos.

mariajesusparadela ha dit...

Preciosa crónica , Monserrat. Dan ganas de estar ahí pidiendo bises a esa hermosas piezas de acordeón.

Montserrat Sala ha dit...

No lo sabes bien MªJesús: Lo pasé en grande. Y es que en mi infancia en un aldea pedida, la música de acordeón era la única que se oia por allí. Y la niñez, buena o mala siempre acaba marcando, al indivíduo. No tiene mas. Además mi padre, tocaba un poco.
Gracias por comentar, y ya voy a estar para el concurso pronto. Tengo dos cosas preparadas, y segun vea, haré. Para que no se dén demasiadas repeticiones. Muchos besos.

Isabel Martínez Barquero ha dit...

Es una crónica entrañable, Monserrat.
Conforme la leía, recordaba la cantidad de acordeonistas que habían por las calles cuando yo era pequeña. Ahora, no se ve a ninguno por ningún lado, una pena, porque es una música alegre que anima la vida al aire libre.
Un beso.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Isabel: Comentaba con mªJesus, que el sonido del acordeón, se muy peculiar, y agradable. Allá. en Arsèguel, que es un pueblito de postal a los piés de um macizo de roca pura. (busca en internet) parece como si quisieran darle otra vez el protagonismo que tuvo ya hace años, porque si vieras la cantidad de gente que aún lo toca, y que se reune todos loa años allí,es para verlo.
Gracias por tu opinión, amiga Isabel.

MariluzGH ha dit...

Hola Montserrat, quiero agradecerte que te hicieras seguidora de mi diario loco, es un honor :) ¡gracias! ... estoy viendo que el explorador de Google Chrome me traduce automáticamente del catalán así que, con tu permiso, me quedo por aquí y si no comprendo algo o me traduce de forma rara ya te preguntaré ¿vale?

un abrazo (o dos) :)

Montserrat Sala ha dit...

Hola MariuzGH, claro que me he hecho seguidora, porque lo soy desde hace tiempo. Muchas veces, me da pereza comentar, es todo.
Siempre que tengas alguna duda sobre el vocabulario, o me quieres comentar algo, lo haré con mucho gusto. Puedes contar conmigo, para lo quieras.
Recibe un fuerta abrazo.

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA