Pàgines

divendres, 26 d’abril de 2019

UN JUEVES QUE ES VIERNES

ASCENDER / DESCENDER

--  Sube?...
--  No, baja. Inés aprovechó para dar la última calada de su cigarro. Pasaron tres o  cuatro minutos y de nuevo: Sube?......
--  Si señorita.-le contestó una señora mayor que llevaba en la mano una chiquilla de tres años.
Inés quiso hacerse la simpática,  le sonrió e intentó acariciarle la mejilla. La abuela y la pequeña bajaron en el 4º. pero la niña aún tuvo tiempo para refunfuñar, y decir:
  --  Abuela esta señora me quiere tocar,  Buaaaaaa!!!
Inés se apea en el séptimo, entra en la casa y se da cuenta de que se ha olvidado del periódico de deportes de su marido, Sale corriendo por si pilla el ascensor, pero ya estaba bajando. Vuelve a esperar, un vez que ha llamado, i justo se para en su mimo rellano
  --  Maribel!!! -Exclama- Cuanto tiempo!!! Tan cerca que estamos y lo poco que nos vemos. ¿Estaís todos bién?
  --  Siiiii, a Dios gracias, Nos hablamos!!!....
Y sale pitando, como alma que lleva el demonio para que el ascensor no se le escape otra vez.  De vuelta y con el diario en la mano, se encuentra con don Eusebio, altivo  él que se cree mas importante que loso demás
  --   Buenas..--
  --   Buenas don Eusebio. Hay que ver el frio que todavía nos hace. A este paso iremso a la playa en se
septiembre. 
  --  Desde luego- dice el hombre secamente y sin mirarla.
Mientras va subiendo, piensa en l cantidad de necedades que el ascensor, va oyendo, mientras sube y baja, 
sube y baja.

dilluns, 15 d’abril de 2019

SEMANA SANTA CON INCENDIO INCLUIDO


Arde París ?


Seguro que no: Esto es solo el título de una pelicula de los años setenta-ochenta   que retrataba muy bién la retirada del los alemanes de   Francia y esta pregunta se la hacia un general a otro pez gordo que desde Alemania le ordenaba incendiar la capital del país vecino antes de la retirada de las tropas. Esto no sucedió nunca porque el militar desoyó la órdenes que le daba su  jefe.
Esta tarde sin embargo, sin alemanes de por medio  y sin saber el cómo y el porqué se ha quemado la catedral atigua y la más vistada de Europa (según el periodico francés "Le Figaro") la Catedral de Nôtre Damme de París. No ha sido toda la ciudad pero a mi me ha hecho llorar, tan colosal pérdida. Era una herencia cultural muy importante para todos. Europeos, y del resto del mundo.
No se sabe si ha habido perdidas humanas.
En mis viajes de hace un tiempo, recuerdo cuando los guias nos explicaban que los mejores barrios de Bergen, las antiguas casa hanseáticas  habian ardido a través de los siglos dos o tres veces,
pero que se habian velto a reconstruir cada vez. Pero en esta ocasión seguro que entre el exterior y las importantísimas obras de arte que guardaba en el interior no se prodrán ver jamás.

dijous, 11 d’abril de 2019

ACRÒSTICOS JUEVEROS


         

             La nubes dejan asomarse al soL
              El astro rey tan esperado por tI
         Baños beneficiosos de Vitamina B.
      Ves mujer  sobre la arena a estirartE
                                                              Lugar donde cantan las sirenas                         
                                                              Ulises se enamoró perdidamente de ellas
                                                              Las quiso llevar con él a su soñado país
                                                              Alas les faltarian, porqué ellas no tenian

dimecres, 3 d’abril de 2019

JUEVES CON MIEDOS

 
                      Las horas de los miedos subterráneos.

     Estos   miedos están tan dentro de uno mismo, y que por fortuna solo aparecen en ocasiones extremas, en que una enfermedad mental, los produce. Y estos son miedos distintos, a los que puede sentir un niño que ve un fantasma en la oscuridad del desván y se queda mudo. Y lo paraliza. De los primeros que son los que solo se pueden curar con tratamiento médico y fármacos adecuados. Son miedos de quito i y pon, pero muy peligrosos.
     Un miedo mas corriente es el que  te  puede producir la visión imaginaria de un ovni de un planeta desconocido, que entra por la ventana en una noche de verano con tormenta  incluida. Este puede ser un miedo grande pero dentro de los parámetros normales como  el miedo producido por una película, que describe fielmente la entrada de una serpiente inofensiva en la habitación con las ventanas abiertas  de par en par en una noche que hace mucho viento y que necesita guarecerse de él. Este miedo no es grave y se disipa nada más salir el sol por la mañana. Como mucho puede quedarse algún residuo alojado en el estómago que acaba por marcharse al cabo del tiempo. 
      Está también el pánico que experimentan algunas mujeres ante su maltratador.  Aunque hayamos padecido en algún  momento este miedo y lo sintamos cada noche al meternos en la cama, entonces hay que buscar otras medidas. Si todavía se resiste, y es más debil de lo que se pensaba, solo queda una solución: que és atreverse a mirar debajo de la cama, por si allí se coge para esconderse hasta que se le pase la furia. Habría que contar con los miedos que todos tenemos a un desgraciado accidente de carretera, de trabajo, o medioambiental. Estos son episodios consustanciales al ser humano. 

      El miedo que no puede esconderse en ningún lugar, es el miedo a las enfermedades  cancerosas o degenerativas, que llevan inevitablemente al foso, y de ellas tenemos un amplio abanico de  miedos de los que nos cambian la vida. Por encima de todo están los miedos a lo que les pueda ocurrir  o les pase de malo a nuestros hijos.. Esta sinrazón se instala en los lugares subterráneos del alma, desde el momento que los conocemos.