Pàgines

dimecres, 22 de juny de 2016

RELATOS DE MIEDO PARA LOS JUEVES.


 

          Miedos infantiles.

         Aún siento el desasosiego y la zozobra, el incontenible miedo y asco que me daban las serpientes y los reptiles en general.
          Era un miedo que no podía controlar.
          Lo cierto es que  nunca tuve contacto con ninguno de ellos. Y menos mal, porque de lo contrario, creo que ya me habría muerto.
         Era tanto el susto que me producian, que recuerdo que cuando iba  a casa de una tía mía, que tenia unos diccionarios bien pesados y de gran calidad, que a mi me gustaba hojear, porque  llevaban unas láminas a todo color que eran preciosas.
         Me pasaba horas mirádolos, buscar palabras, países, citas y personajes de la cultura. Para mi en aquellos momentos, aquellos libros eran todo el mundo, todas las maravillas existentes  y todos los descubrimientos conocidos, todo el arte.
         Pero, me acordaba perfectamente en que tomo donde estaban los reptiles y salvo la primera vez que  me cogió por sorpresa, no volví a mirar aquel volumen. Osea que hasta dibujados me horrorizaban.
          Ahora esta fobia la he podido vencer, pero estos animales del demonio, me siguen produciendo mucho temor y espeto.

28 comentaris:

  1. Mi abuela amante de los animales, de todos tenia pavor a las serpientes en sus diferentes versiones, Ya mayor y con la vista perjudicada vió una cuerda en el suelo y al cogerla era una culebra, casi le da un infarto, y a nosotros otro al oírla chillar, vinieron hasta algunos vecinos de las casitas vecinas. Hay miedos que no se pasan ni con los años. Un abrazuco

    ResponElimina
  2. La verdad es que sin llegar a fobia,
    a mi tampoco me agradan. Prefiero no
    toparme con ellos.

    Besos, Montserrat y feliz Verano
    para toda la familia

    ResponElimina
  3. Particularmente, me dan cierto yuyu. a pesar de que de pequeño me gustaba jugar con las lagartijas. Bueno, jugar, jugar, no creo que sea un vocablo preciso, el juego consistía en comprobar como seguían coleando después de decapitarlas. Y en las tapias el pueblo, junto a las huertas, las había a montones.
    Sigo sin participar, ando ocupado con mi serie de relatos "retratos en sepia".
    Un beso.

    ResponElimina
  4. Es uno de los miedos más comunes y creo que más antiguos...no en vano, la primera imagen del demonio es la de una serpiente tentando a Adán y Eva...después todo lo demás, dragones malignos, sapos y culebras que usaban las brujas...así que te disculpamos, más que justificada.
    Besos y abrazos

    ResponElimina
  5. La verdad es que a mi esos bichos también me dan reparo. Es que no son nada atractivos, con esos dientes.
    Un abrazo

    ResponElimina
  6. jeje hay miedos inexplicables que surgen así, más allá de la razón y no se pueden superar ni aún con el paso de los años. vaya a saber uno por qué te inspiraban tanta repugnancia!
    Un abrazo

    ResponElimina
  7. Ya se me ponen los pelos de punta nada mas hablar de serpientes, no se si es miedo o pavor, pero ni de lejosssss. (y ya no soy una niña)
    Un besazo

    ResponElimina
  8. Es común que produzcan sensaciones desagradables.

    ResponElimina
  9. Hola Ester: me parece que yo hubiera hecho lo mismo que tu abuela, chillar hasta hasta dejarme el cuello.
    Besos de cariño y admiración.

    ResponElimina
  10. Feliz verano también para tí querida amiga Myriam. Sin ningún bicho, si se puede evitar. y sobretodo sin mosquitos.
    Un fuerte abrazo.

    ResponElimina
  11. Hola Juan: lO primero es felicitarte por tu onomástica, que deseo que hasta ahora lo hayas pasado bién y que termines el dia feliz y satisfecho de todos los parabienes que sin duda habras recibido.
    La travesura que explicas, es una de las más clásicas enttre lo chavales de los pueblos.. Mis hermanos, tambien les gustaba de practicar. me parece estupendo que sigas con tus retratos en Sepia. Un abrazo extra por ser
    S.Juan.

    ResponElimina
  12. Hola Max: tu me has comprendido perfectamente,amigo Max. Menos mal que todos mis comentaristas, confiesan que tampoco les hace ninguna gracia estos "bichos". Será por lo que tu dices que de que és una imagen del diablo.
    gracais por pasarte por mi casa, donde eres tan bién recibido. un abrazo.

    ResponElimina
  13. Pues creo que yo voy a ser la primera en decirte que a mí los reptiles no me producen ningún tipo de miedo...no es que yo vaya por ahí tan campante cogiendo este tipo de bichos, pero de pequeña si cogía lagartijas y lagartos con mi hermano y ahora creo que también sería capaz...y también creo que cogería una serpiente de esas bien grandes si tuviera la oportunidad. Yo es que soy muy rara ja ja ja.
    Gracias por participar Montserrat!
    Un beso

    ResponElimina
  14. A la mayoría de la gente les dan miedo las serpientes, yo soy tan rara que me gustan, hasta he tenido un lagarto overo de mascota. Son fríos al tacto, pero se dejan querer aunque no lo creas.
    Un beso enorme.

    ResponElimina
  15. Buneos dias Carmen:A la amyoria de la gente, por lo que me ocmentan, no les gustan estos animales, algo han de tener que haya personas que los eligen como mascotasa. Gracais por venir y darme tu opinión. Beso.

    ResponElimina
  16. Hola Neogéminis: Ves tu a saber porque a mi me daban tanto miedo a las serpientes y a otras personas les asustan los fantasmas. Sera cosa de la naturaleza, o de la genética; quién lo sabe. besos y gracias!!!

    ResponElimina
  17. Hola Rosa: me agrada encontrarme con otra persona que sienta lo mismo que yo por estos animalejos, por llamarlos de algun modo. Gracias y muchos besos.

    ResponElimina
  18. Hola Demiurgo. ¿Porque piensas que es tan común? ¿acaso tus personajes también las temen?...
    Gracias por tu visita. UN ABRAZO.

    ResponElimina
  19. A mi también me dan miedo las serpientes, mucho. Una vez por el campo, levanté una piedra y debajo había una serpiente pequeña, y del susto y el rebote que pegué me caí de culo. Ufff, que miedo pasé!!! De mayor fui a un zoologico y había una parte de serpientes, pues bueno, lo pasé mal, pero madre mía que feas!!!

    Un beso

    ResponElimina
  20. Querida Charo:no creo que por matar cuatro lagartijas seas rara ni nada por el estilo. Solo que no te producen adversión, y que te atrevirias a cargarte, una boa del cuello. Mira yo, me reiria de una sábana blanca con ojos y volando por la habitación, sin ir mas lejos. Ha sido un placer colaborar contigo es tu semana juevera. UN abrazo.

    ResponElimina
  21. Esta semana, querida Sindel, contigo, no paro de sustos contigo. Espero que esto último tampoco sea cierto.UN FUERTE ABRAZO, Y MUCHAS GRACIAS!!!

    ResponElimina
  22. Hola Encarni, buenas noches.me alegro de que compartas conmigo estos miedos de infancia, juventud y de segunda y tercera edad. jajaja!!! UN abrazo muy muy grande y gracias.

    ResponElimina
  23. Se le conoce como herpetofobia..especialmente ofidiofobia y es uno de los miedos mas comunes...sera por el miedo a ser picado..o por su aspecto tan feo que recuerda a los dinosaurios..en fin..son feitos los pobres..besos

    ResponElimina
  24. Hola Diva: mira yo no sabia que estos miedos tenian nombre, será porque nunca me entretuve en la página del diccionario, donde vendría. Gracias por la aclaración. una abrazo enorme y muchas gracias!!!

    ResponElimina
  25. No sé si lo mío es miedo, porque algunas he visto por el campo en ocasiones pero sí que me dan mucho reparo. Siempre he procurado alejarme cuando he visto alguno de estos bichejos. Y eso que no eran serpientes, sino simples culebras.
    Un abrazo.

    ResponElimina
  26. A mí actualmente me dan pánico, en cambio cuando era pequeña ni me lo planteaba.

    ResponElimina
  27. que te dan reparo, ¿verdad?. A mi me paralizan directamente. TE agradezco la visita. Recibe un montón de abrazos.

    ResponElimina
  28. A ti Tracy siempe te ocurren cosas raras y originales. No esta mal. Recibe mi cariño, y un besote

    ResponElimina