Pàgines

dimecres, 12 de novembre de 2014

LAS SUPERTICIONES.

,
 (RELATO JUEVERO)

  Hoy nuestra amiga Mª José nos emplaza a escribir sobre las superticiones.Y me gusta porqué así tengo la oportunidad de contar lo que simpre he pensado de ellas. Y es muy curioso, teniendo amigos que juran y perjuran que no tienen miedo a nada, pero nunca pasan por debajo de una escalera, ni viajan en martes....y sobretodo no les invites a a cenar en un dia 13 y viernes, y menos aún si tienes un gato negro Si vas a su casa , pronto verás detras de la puerta colgando una herradura, para que les traiga buen suerte.
Lo de la pata de conejo es tradición que viene de mucho mas lejos, y por lo que me han contado, de los tiempos en que los hombres y animales  vivian juntos en una misma estancia. Así aprovechaban el calor que éstos desprendian. 
Particularmente pienso, que el que tiene este condición, que no distingue entre mujeres y hombres ni por edad,  ni raza, ni situación social.
Es superticioso aquél que es inseguro, que tiene una formacion de nivel más bién bajo. És el mismo que tiene miedo a los fantasmas y a la oscuridad, Yo debo serlo porqué  siempre que me han de dar una notícia, antes de oirla cruzo los dedos. Y menos mal que no soy nada supersticiosa.!!!

33 comentaris:

  1. creo que todos tenemos al menos un poquitito de superstición, aunque sea por herencia de hábito impensado. ...

    ResponElimina
  2. Como dices es muy curiosos que la gente que dice que no es supersticiosa la coges siempre haciendo algun ritual para prevenir la mala suerte jejej. Gracias por acompañarme. Un beso

    ResponElimina
  3. Todos tenemos algo de supersticiosos y quien esté libre de esto que cruce los dedos.

    ResponElimina
  4. Amigo Lao, Es tan cierto esto que dices!!! Si, porque la tradción, el hacer todas las cosas como hemos visto durante años a nuestros padres, es muy difícil, de quitarse estas costumbres. Quién despues de un estornudo, no oye decir a a alguien: Jesús!!!
    Un abrazo y gracias

    ResponElimina
  5. Quien más, quien menos, se lleva un cierto cuidado con las cosas que han sido señaladas como de mal agüero por la tradición. Y es que, por si acaso, la superstición impone.
    Besos siempre, querida Montse, que aunque no podamos ir a finales de mes te acompañaremos de corazón.

    ResponElimina
  6. Maria José. Ha sido un verdadero placer acopañarte. querida amiga, espero que vuelvas pronto a ser nuestra anfitriona.

    Un montón de besos y abrazos.

    ResponElimina
  7. Amiga, no somos supersticiosos; pero por si acaso, mejor no tentar a la suerte.
    Un abrazo

    ResponElimina
  8. Es así, y así ha sido toda la vida. GRacias por pasarte y decirme tu parecer. Lástima por lo demás.

    Te mando un millon de besos, para tí.Isabel.

    ResponElimina
  9. Tracy: eso és: el que esté libre de pecado que tire la primera piedra.
    Es que és normal después de un tradicón milenaria.
    Gracias por tu visita. Un besote.

    ResponElimina
  10. Tracy: eso és: el que esté libre de pecado que tire la primera piedra.
    Es que és normal después de un tradicón milenaria.
    Gracias por tu visita. Un besote.

    ResponElimina
  11. Jajaja!!! Muy bién resuelto el tema.
    Muchas gracias por tu visita.
    Recibe un abrazo muy cariñoso

    ResponElimina
  12. jajaja ¡nosotros y nuestras contradicciones!... pese a saberlo y reafirmarlo, muchas veces caemos en la tentación de dejarnos llevar por nuestras inseguridades y creemos que de verdad sí existe la mala suerte.
    =)

    ResponElimina
  13. Hola Neo: Yo creo que la mala suerte, si que existe, lo malo es saber si se puede evitar. O si queremos tener mucha suerte como hacerlo.
    Gracias por tu comentario.
    Te mando un beso y un abrazo muy tiernos.

    ResponElimina
  14. Lo que me gustaría saber es si con los dedos cruzados las noticias malas se llevan mejor.

    ResponElimina
  15. Yo no me considero superticiosa pero si que es verdad que en algunas ocasiones haces algún gesto sin querer recnocerlo, es algo que nos viene de herencia.

    Un abrazo

    ResponElimina
  16. Entiendo lo de las malas noticias, porque provocan tensión, no es una experiencia agradable.
    Lo que no creo para nada lo de las patas de conejos. A los que conejos a los cuales les pertenecía no les fue nada bien.

    ResponElimina
  17. Jajaja, Mariasús, es muy buena pregunta, querida amiga. Esto se hace de forma instintiva.Lo mismo que santigüarse cuando se entra en una iglesia.
    Saludos cordiales, y muchas gracias.

    ResponElimina
  18. PAkiba: esto és lo que intento transmitir. que nadie es supersticioso, pero hacemos cosas sin darnos cuenta que són verdaderas burradas.
    Gracias por el comentario.
    Besitos

    ResponElimina
  19. Hola Demiurg: Yo no me imagino un conejo sin patas. y es que en realidad la costumbre o la tradición, dicen que no era pata de conejo, sinó de liebre. Me lo ha dicho San Google.
    Gracias por tu visita amigo.
    Un abrazo

    ResponElimina
  20. Como se suele decir, el que no lo sea que tire la primera piedra, aun no siendo supersticiosos, siempre tenemos algo aprendido, como cruzar los dedos.

    Saludos.

    ResponElimina
  21. Todos tenemos alguna superstición, ritual o manía. Algunos no lo aceptan quizá por temor a que se burlen de ellos. =)
    Besos

    ResponElimina
  22. Montserrat, ya sabes aquello de que "las manías no las curan ni los médicos" Lo curioso es que conozco a más de un médico maniático y superticioso.
    Besos

    ResponElimina
  23. Yessy kan: es que sabes hemos nacido en un tiempo que la gente en general todods creian en estas cosas y nosotros lo hemos heredado costumbre. Gracias por venir a verme
    Un beso, guapa!

    ResponElimina
  24. JAJAJA es verdad Alfredo. Lo que no sabia,es de ningún médico que lo fuera.
    Muchas gracias por comentar i mucha salud.

    ResponElimina
  25. JAJAJA es verdad Alfredo. Lo que no sabia,es de ningún médico que lo fuera.
    Muchas gracias por comentar i mucha salud.

    ResponElimina
  26. Reconozco que, aunque soy muy iconoclasta con los tabúes, no me hace gracia que se derrame la sal, los días importantes me pongo calcetines entre el rojo birdeos y el morado ...
    Algo de inseguro me queda.
    Besos, amiga.

    ResponElimina
  27. Me gusta como terminas el texto, ese giro que te hace sonreir tras el punto final. No soy supersticioso pero...
    Un asbrazo.

    ResponElimina
  28. Buenos dia s J.Carlos: UN saludo desde Viena. bueno por lo menso tú eres sincero y reconoces qeu eres, muy superstioso.Pues sabes que te digo?
    quqe esto no hace mal a nadie y a disfrutarlo, qe la vida son dos telediarios. Un abrazo.

    ResponElimina
  29. Hola San: gracias por tus amables. te mando uN fuerte abrazo desde Viena.

    ResponElimina
  30. A pesar de no creer en supersticiones, estoy seguro que en el fondo de mí queda algún resto que me hace ser supersticioso en algunos momentos. La razón nos dice que no se ha de ser supersticioso, pero nuestra carga genética estoy seguro que lleva aprendido algo de ese factor mágico que las rodea.
    Un fuerte abrazo.

    ResponElimina
  31. Has acertado completamente. yo pienso lo mismo. hacemos cosas por la costumbre,sin pensar que aquello es susperstición. Són hábitos adquiridos
    desde la famíla desde siempre.
    Gracias por tu bonitot comentario. Un saludo muy cordial.

    ResponElimina