Pàgines

divendres, 26 de febrer de 2021

ESTA SEMANA POESIA

                     Quien  soy  yó?

           Seguro, no lo sé.

              Ya me gustaría, saberlo y encontrar la luz, 

              y poderos dedicar una poesía limpia, 

            sin  indicio de cicatriz de vieja herida.

            Nada que me traiga recuerdos engañosos, 

             de amores apasionados, tramposos. 

            Más indulgente, más tolerante y humilde.

            Contar con amigos buenos y respetuosos.

La secuencia de mi vida actual, 
nada que ver tíene, a la de años atrás,

                  ¿Soy otra persona?… quizás.

O ¿soy la misma, simplemente, la 
 que ha aprendido a otear el horizonte,

                     para ver salir el sol radiante.

 Las nubes humedas. que traerán la lluvia,
la que oxigenará los campos, y lavará

                    el polvo del desierto? ... las olas del Mar?

¿Quién soy pues?

dijous, 11 de febrer de 2021

JUEVES CON PUZLE

 
Nuestra amiga Mónica, nos invita a escribir o inventar un relato basado,en el título que nosotras hemos de poner con las palabras que nos deja en un puzle. Como es proverbial en ella le gusta hacernos cavilar a tope. Bueno, se ha intentado.

 


El camino silencioso de una gran aventura.



el amigo Fermín, nunca pensó en que su odisea se convertiría en una extraña aventura. Y un día de Julio de 1939, una vez acabada la guerra, él que era rojo como el carmín decidió que antes que lo pasaran por el garrote vil, como alguno de sus amigos, se fugaría. Y una noche oscura sin decir nada a nadie empezó  su caminata por las montañas de los Pirineos y acto seguido se fué internando en territorio francés. Solo y por la noche. Siempre vigilando y en silencio. De día dormía en el campo y como era verano se alimentaba de hortalizas y frutas. Si la ocasión se presentaba cogía aves de corral de alguna granja. si no habia nadie.
Día tras día, siguió caminando,  y atravesando ríos y montañas hasta que perdió los rótulos escritos en francés, y además oía que la gente diferente, supo entonces que se hallaba en Alemania. El día se hacia mas corto, la ropa estaba completamente destrozada y los zapatos hechos añicos. Sin afeitar y sin ducharse, parecía mas bien un viejo pordiosero, un trotamundos de los muchos que, pululaban por aquel país,que también había entrado en la contienda de la II Guerra Mundial.
Pero a Fermín empezó a entrarle la morriña, por su tierra. Y emprendió la vuelta ya al descubierto. En unos tendederos, encontró ropa de abrigo, y cuando intuyó que hallaba mas cerca de la frontera, se dijo que no podía más que iba a rendirse en el primer puesto de carabineros que encontrase. El azar quiso que viese antes unas luces que venían de una casa de campo. Conforme se iba acercando oía  jugar a dos chavales un poco más jóvenes que él. Y lo hacían en catalán. Había tenido mucha suerte. La finca en questión era  propiedad de su tío Angel que había desertado antes del Alzamiento y se estableció en Francia, donde las libertades, y su forma de vida eran sustancialmente más vetajosas.