Pàgines

divendres, 18 d’octubre de 2019

UN VIAJE EN AVIÓN PARA LOS JUEVEROS


Demasiados Aviones. 


 
          Me pregunto como nos arreglaríamos sin estos pájaros de  acero  y de hojalata para algunas tribus que desde su rincón del Amazonas  informaban a sus retoños y les advetían que si un dia caabanu uno, lo que habia dentro no se podia comer.  
Aunque ahora los pinten de muchos colores y dibujos, y que los fabriquen mucho mas seguros. Por otra parte son lo mismo de siempre, motor más, motor menos. Antes llevaban nombres de ciudades y la gente que tomaba el avión eran unos vips en potencia. En cambio ahora tienen pájaros, topos, y todas las combinaciones de rayas posibles se han hasta se pasan de la raya..
Los japoneses les pintan los personajes de sus historietas infantiles.
 Han pasado unos pocos años y en estos momentos se puede volar por menos de lo que  cuesta un billete de autobús de cualquier pueblo cercano a la ciudad. Pero tiene un inconveniente y  ún enemigo acérrimo: el ecologismo.

 Los verdes de Greepace, ya empiezan a meterse con ellos. Porqué contaminan una barbaridad.  No tengo muy claro el porcentaje desventajoso, que  le lleva a un automóvil. pero son docenas y docenas más, los gases contaminantes que consume un avión en relación a un coche grande. Y como la cosa de los contaminantes fósiles se esta poniendo muy fea, creo que tendrán que ceñirse a controlar las emisiones, y hacer que mengüen, los pingües beneficios de las grandes empresas multinacionales.
Suprimiendo vuelos y ajustar los horarios. Es muy importante no crear tanto empleo, hacer las semanas más cortas para los que trabajan y alargar las prestaciones del paro.
 Siempre sera mejor esto, que esperar a que los océanos suban de nivel, y nos veamos todos con el agua al cuello.

dimecres, 9 d’octubre de 2019

LOS JUEVEROS VAMOS DE FINDE

 

Una casa de campo.


     Una preciosa de casa inglesa, solitaria, soleada, rodeada de prados y jardines. Un hogar perfecto, un palacete digno de cualquier miembro de la realeza, que se puede habitar todo el año o para pasarlo bien con los amigos haciendo largas sobremesas, charlando animadamente mientras los unos fuman cigarros habanos y los demás jugando al bridge o al póker. Y así todo el fin de semana excepto los días que les permiten ir a la caza del zorro que suele ser el domingo, tradición que han tenido que dejar ante la presión de los verdes que cuentas con bastantes escaños en el Parlamento.Y sus votos valen mucho en al Cámara de los Lores. así que  ellos mandan en este asunto. En una mansión como ésta, solo se la pueden permirtir familias adineradas. Allí hay que contar con mucho servicio, Buenas comilonas, buenos wisquises añejos y un montón de habitaciones bién dispuestas para sus distinguidos huéspedes.

      Pero, una casa solitaria y solariega rodeada de prados con arboleda de un verde intenso y con de muchos animales, aquí en nuestra tierra es una casa de “payés", o una “masia" un.”caserio", una “venta”, un “mas” . aquí es lo mas corriente. y creo  que por Sudamérica se  le llama un “condominio”

     Los dos modelos sirven para lo mismo, albergar a la familia, pero que diferencia. los primeros la  utilizan para pasarlo bien, en cambio estos últimos solo la utilizan para trabajar de solo a sol, cuidando de los cultivos y los animales.

   

dimecres, 2 d’octubre de 2019

ESTA SEMANA ESPERAREMOS LO QUE HAGA FALTA




                              La espera

    Debajo de una lluvia persistente y machacona, que no dejo de hacerse notar, ni un momento en todo el día, alli estaba el pobre Basilio, esperando desde las seis de la tarde a Merceditas, una amiga del grupo, la mas bonita   y salerosa que él pretendía, conquistar como novia  suya.
Lo que no sabía es que en el otro lado del calle había otro paraguas abierto, paseando arriba y abajo muy nervioso, mirando  su reloj a cada dos minutos.
    Un poco mas tarde se dieron cuenta que esperaban los dos  a la misma chica y empezaron a marcharse a sus cosas. Pero Basilio, dió la vuelta atrás situándose donde estaba el chico impaciente. Bien parapetrado  con su anorak, apoyado a un lado del portal y el paraguas encima de los ojos. Al poco de estar allí se abre la portería, y sale de ella, la chica mas guapa de todo el vecindario, lo coge del brazo y le dice:
  —  Hola mi amor, ¿llevas mucho rato esperándome?
  —  Nó!!! que va, un momento de nada. ¿Donde quieres que vayamos?
   Y se fueron los dos agarraditos por la cintura, dándose,  el primer beso, calle abajo, antes de llegar a la plaza. Y era ve
rdad, jamás había tenido que esperar tan poco para conseguir su objetivo.