diumenge, 23 d’octubre de 2011

DUDAS (concurso paradela de coles)




Pese a la lluvia que caía isistentemente, salió de su casa, atravesó por la vereda, de la finca vecina, como si la prisa le obligara. Y se encaminó, hacia el pueblo.

Aquel día de Viernes Santo,era desapacible y oscuro. Agustín, cabizbajo, arrastrando los pies, por aquellas losas gastadas y centerarias del empedrado de aquella calle, se dirigía a la Iglesia. Subía las escaleras, hacia el portón desvencijado, absorto en aquellos pensamientos, sin saber bien dónde iba ni porqué. Hacía cálculos, no alcanzaba a comprender lo que le estaba quemando por dentro, y le mordía la boca del estómago. Además sentía como si se fuera a hundir la tierra bajo sus pies. Una sensación de desemparo que jamás había conocido.

Si los rumores sobre su mujer, eran ciertos, tenia que tomar una decisión rápida y ejemplar. Pero no llegaba a imaginar ni podía saber, si eran chismorreos de lavadero, o verdades como puños. Jamás había tenido queja alguna del amor de ella hacia él. Ni de su comportamiento como compañera y madre de sus hijos, pero eso no menguaba su desatino y seguía anidando en su alma una sombra de traición.

Sí, aquel veneno que había soltado “el pirao”, sin pensar ser oído, reventaba los cimientos de su hogar, destruía como arrasa un rayo de verano, toda su voluntad. Toda su esperanza.
Cierto, necesitaba salir dudas. Pero ¿cómo? ¿a quién le preguntaría?, ¿a ella quizás?. Quería aferrarse a un hierro caliente, porque la razón le hacia ver al mismo tiempo, el ridículo que haría, de impartir castigo sin una certeza incuestionable y sin un razonamiento previo.


El camino hasta arriba, en el umbral le hizo resoplar. Se mantenía joven, dinámico, pero ya peinaba canas, desde muchos inviernos atrás, y su mirada, no era brillante, se había tornado apagada, vidriosa y esto le delataba. Ya no era aquel hombre hablador, dicharachero, que todos conocían. Y que era también el que enamoró a su mujer. Cuantas lunas, cuantas caricias, cuantas idas y venidas, por la geografía de su piel. Por la suavidad de su pelo castaño, a veces anudado, y otras completamente suelto y ondulado. Por quererla con tanta pasión y solamente por eso es por lo que ahora experimentaba una desazón, y le invalidaba para poner sus pensamientos en orden.. porque no sabía como iba reaccionar, en su presencia. Y casualmente ahora que al vida le había vuelto mas sensato, y mas equilibrado y sus dictados era escuchados y comentados por los demás. Por esto tenía que asegurar y mucho, la decisión a tomar.

Abrió el portalón, y éste empezó a quejarse, a chirriar. Le pareció que estaba muy ruidoso y viejo. Los bancos vacíos, el altar iluminado y con cien velas adornado, como no lo estaban, en las demás celebraciones eclesiásticas, pero esto lo ignoraba. Nunca subía. Pero retumbaban en sus oídos las palabras del oficiante: Tu Agustin, juras por Diós, y ante todos que la cuidarás, que la respetarás en la salud y en la enfermedad. . . . .
Silencio absoluto. Avanzaba por el centro, con su ropas mojadas que parecían colgadas de un palo. Quieto. Espectante. Su mirada se había vuelto inquisidora, y en medio de aquella soledad,
estaba vencido, esperado una respuesta que creyó, la encontraría allí.

dimecres, 19 d’octubre de 2011

VIAJE AL CENTRO Y NORTE PENINSULAR (continuación)



Salimos de Madrid y anduvimos rectos hacia Extremadura. El tiempo era caluroso, así que de Extremadura apenas vimos el camino. Atravesamos la frontera con Portugal, por un pueblo pequeño del que ahora no recuerdo el nombre, y nos metimos por aquellos andurriales, que es lo que eran las carreteras en aquel país. Hicimos noche, al lado de un riachuelo, que no había nadie ni se veía apenas coches. Era un sitio fantástico sacamos un barquito, hinchable. y los niños jugaron y se refrescaron, igual que los mayores. No estaba previsto ir a Portugal, pero la cercanía, el calor, nos empujaron allí, por si encontrábamos sombras, playa o lo que fuera. Y aquel día dimos con ello, y pensamos que al día siguiente, en algún pueblo cambiaríamos, unas pesetas por Escudos, y alargaríamos la estancia un par de días más. Un silencio profundo, nos hizo ir a la cama antes de lo previsto..
Dormimos plácidamente, pero al despuntar el día, aquella paz que nos envolvía, se hizo añicos. Un ruido agudo,seco y constante, se empezó a oír. Espectantes, todos por aquel ññññiiiiiiii, ñññiiiiiiii!, solo acertamos, en que iba acercándose, con mucha parsimonia. Hicimos un montón de cábalas, imaginado que nos venían buscar por haber acampado allí. De la carretera, estábamos completamente escondidos por unos árboles y matojos, por lo tanto era difícil que nadie supiera de nuestra presencia allí. La larga espera, nos dio tiempo de desayunar, vestirnos y ponernos a punto de salir si era el caso. Porque ni de cerca acertábamos,a adinivar que era aquel ruido estraño que no cesaba ni un momento.
Cuando por fin vimos de qué se trataba, nos morimos de la risa. Menuda sorpresa!
El ruido ensordecedor, resultó ser dos pares de bueyes que tiraban cada uno de una carreta cuyas ruedas chirriaban pro falta de engranaje. Santo Dios!
MI marido aún se rie ahora. Inaudito!!!
Nos dimos cuenta enseguida de donde nos habíamos perdido. Al ponernos en marcha, mirar el mapa, ubicarnos con exactitud de donde estábamos, vimos que, muy cerca estaba Braganza, la ciudad mas importante, que había por allí. Para allá nos pusimos a caminar.
Bueno, esto también es un decir. porque las carreteras eran como un gruyere, alargado. Había tantos hoyos que no se podían, sortear de ninguna manera, la caravana empezó a moverse y dar bandazos para un lado y otro, y no sabíamos que hacer: si dar vuelta atrás o seguir adelante. Nos apeamos para beber un poco, y otra sorpresa: todos los armarios altos se habían abierto, y todo el suelo con todos los botes con arroz harina, azúcar,café..... todo estaba por los suelos mezclado, con las zapatillas que dejábamos dentro para movernos por el interior. Madre mía! que desastre.
Limpiamos todo, lo colocamos en su sitio, lavamos lo sucio y otra vez palante!!!Como los de Alicante.

dilluns, 17 d’octubre de 2011

VIAJE AL CENTRO Y NORTE PEINSULAR



Las primeras vacaciones de verano en la casita de plástico

Estamos en el año 1978, es verano, y salimos hacia Madrid, el primer día de Agosto. Todo dispuesto, hechas las compras de provisiones en Makro, como siempre y nos levantamos prontito, porque hace calor, y aunque teníamos aire acondicionado en el coche, no se puede dejar todo el recorrido puesto, porque, al coche no le gusta andar ahogado, con todo el peso de la caravana y cinco personas. De forma que en las subidas hay que andar mas despacio, y cerrar el aire. Esto no representó nunca ningún problema.
La primera parada, fue en EL Monasterio de Piedra. En sus apacibles sombras nos relajamos y refrescamos, para seguir camino hacia la capital, del reino. Una vez allí, acampamos, en un camping malo, como todos los de las grandes urbes, que están, siempre llenos, de gente de todas las nacionalidades y credos. Y este sentido de provisionalidad los hace diferentes. Están mas llenos y mas sucios.
Nosotros tampoco, estuvimos demasiado: Un día entero para el museo del Prado, otro para el Escorial, un tercero para callejear por el centro. Recuerdo que vimos también, Salamanca. Pero no la recorrimos,nos pareció que merecía una visita, más detenida y la dejamos, para otra ocasión. Salimos hacia Ávila.
Avila nos encantó. Al llegar y desde lejos ya se ven sus imponentes murallas. Por el día visitamos el interior de la ciudad vieja, pero era un escollo grande circular por la cuidad, con la caravana a cuestas, y por aquel entonces, no había campigs, ni cerca ni lejos, así que una vez hechas estos dos vueltas, (Pudimos aparcar un par de veces) para comprar sus famosa yemas, y reponer fuerzas, pero no pudimos hacer mayor estancia, ante esta dificultad. Salimos al caer de la tarde, y poco habíamos andado, cuando uno de lso chicos mirando hacia atrás, vio toda Ávila, bañado por los últimos rayo de sol. Había en aquel lugar, (sin autopistas y sin cinturones de circunvalación) un pequeño apeadero en el que pudimos parar unos minutos, y apreciar, en toda su magnitud, una de las mas hermosas vistas, que jamás, habíamos contemplado. La ciudad amurallada, sobresalía de los campos amarillos como una piña de casas metidas dentro del caparazón de las murallas. No había en aquel entonces ni un edificación, ni una carretera que estropeara, la magia de aquella esplendorosa visión . Hemos vuelto, al cabo de los años, pero las antiestéticas grúas, y las grandes edificaciones han dado paso, a la modernidad de una gran urbe, pero ha perdido, aquella áurea romántica y misteriosa que tenía antaño.
Seguirá.

dijous, 13 d’octubre de 2011

ELS GUISSATS DE LA MEUA MARE



La meva mare cuinaba molt bé. Tots ho savíem. Era capaç de fer un exquisit plat de llenties, només amb els més elementals ingredients. Semblava, com hi hagués incorporat una mica de sucre, per fer-les dolces com un bocinet de cel, d’aquell que veia, algunes nits silencioses de hivern, desde la meva cambra. Hi afexía també el punt exatce de sal, per que no resultèssin tan dolces, com els braços de la padrina, que tant m’estimava, y que jo recordo, amb la mirada plàcida y tranquil-la. Aquella mirada que tenen totes lo padrines que jo conec. De dones que han viscut i han passat per totes les experiencies.
Mentres el foc anava fent la seva feina, ella afegía al guisat, herbes y altres reméis. No els puc anomenar, perque no els savía pas. Eren tots dintre un paneret, que guardava cuidadosament, en una prestatgeria alta del armari.
Que de coses que hi guardava en aquell recó de la posella!. Era el seu armari dels records, de la joventut i infancia. Quand jó l’hi preguntava el perqué d’aquell secrets, només em deia: no es pas hora de saver-los. Ja en parlarem, un dia que plujós, que no tinguem, rés a fer i la vesprada, sigui mes llarga. Llavors serà el momént per parlar-ne.
Els meus germans, atrets per l’olor, que el guisat començava a despendre. s’ha tonsaven per saver, quan de temps tendríen que esperar, per assaborir-les. Eren, xicots, enjugassats, i tan sols savíen, com eren les lletíes, i de com la meva mare els hi feia, aquell dinar tan rebò. Una estona me tard, ella els cridava des de el balcó, que donava, just damun la plaça del poble, on ells jugaven cada dia.
El guisar aquelles llentíes, ere tot un ritual, pel que s’havíe d’estar preparat, així que per a ells, era la espera, sempre aquella espera que els feie del-hir del gust, y sucar pa amb l’òlor
Per mí representàven molt més. Eren els gustos que de gran encara somio, amb aquells olors tan genuines, que em retornen directament a la meua infantesa. Ara les llentíes també són una part impotant, de la nostra dieta, peró, tot y guisar-les amb molta més abundància de ingredients, mai he pogut aconseguir, que s’assemblèsin, ni que només, fos una mica, amb aquelles. Mentres pensaba en aquest fet y tota sola, recordaba el que deie ella: “Bien guisa la buena moza, pero guisa mejor la buena bolsa” doncs, jo ni con la bolsa ni sense, he aconseguit mai, fer unes llentíes com les que feia la meua mare.

dimarts, 11 d’octubre de 2011

EL ESCANEADO SALIÓ

Os lo debía. era mi asigatura pendiente. Ahí nos teneis a la joven familia. ¡Estos son mis poderes!

dilluns, 10 d’octubre de 2011

RECAPITULACIÓN Y NUEVOS PROYECTOS




Al llegar a casa, y repasando y hablando con lo chicos, resultó ser ellos estaban tan contentos como nosotros. Se lo habían pasado en grande, igual que nosotros, y además nos había salido la excursión, estancia, y pluses, muy por de bajo de lo que habíamos presupuestado. Así que miel sobre hojuelas. Por lo tanto ya podíamos empezar a programar las vacaciones del verano. Los niños que si esto,los padres también les parecía otra cosa, pero al final se impuso la sensatez.

Para un mejor rodaje, y porque nos parecía mas justo, empezar por conocer nuestro propio país, empezamos hacer proyectos y cábalas, sobre el lugar y como empezar el tema, De Pascua a Agosto, no hay tanto, así que nos pusimos de lleno en la faena, aunque cada uno da sus ideas para la aprobación, al final hubo consenso, y decimos pasar directamente por el centro hasta Portugal, y subir a Galícia, y de regreso ver todo el Norte hasta los Pirineos. Era un gran recorrido, disponíamos de 32 días y dejábamos pocas provincias sin conocer. Y así se hizo.
Como siempre mi marido se ocupó e hizo exaustivo examen del coche, un lavado completo de la casita de plástico, ya nos sentíamos mentalizados y dispuestos, física y mentalmente para correr otra aventura.
Seguirá....

dijous, 6 d’octubre de 2011

LOS RICOS TAMBIÉN LLORAN




Aquesta frasse, que ens recorda antics moments i primeres sensacions en cadena del món de la telenovela, m’ha inspirat avui per comentar la mort, prematura i no pas desconeguda ni anunciada, del gran visionari de la infomática: Steve Jobs el magnat de les finances, y sobretot el cervell, d‘una companyía emblemática i pionera, en el complicat món de la informàticia. A ell se li deuen una pila de avenços, que el van portar, al capdemunt de la piràmide, de la complicada i inaccesible, APLE la marca que ell mateix va fundar, quand ere un jove de 25 anys.
Les seves innovacions han estat en els últims anys, ben acollides, per el gran public, y degut al sorprenent exit y acceptació, la marca s’ha possat com al numero 1, desbancant al anterior home fort de l’altra super marca americana: Windows. Tan poderòs com ell, portser, però igualment ambiciòs:
Bill Gates.
Quins personatjes mes rars. Per un costat, admirables peró per l’altra banda, uns pobres homes de carn i òssos com tots els demés mortals. I vulnerables malgrat, la gran inteligencia, que tenen, estan subjectes a les lleis de la natura. Si els hi vé amb cara esvieixada, cauen de la seva peana, sense paracops i es trenquen per la meitat, primer i a continuació en mil bocinets, com una vulgar esculptura de fang.
No fa gaires dies que en parlava. Recodeu la senyora de la fals? (guadaña).Ella no fa cap distinció, ni se la pot enganyar, ni admet cap tipus de soborn. Quan se li pose una idea al cap... la cumpleix, sense miraments.
I pel que es veu ja feie dies que tenia aquesta persona tan important. al seu punt de mira. I no hi ha hagut res a fer.

Descansa en Pau, STEVE JOBS. Tots els teus admiradors, i tots els amants de la informàtica, en general, et recordarem sempre.

dimecres, 5 d’octubre de 2011

ELS SOPARS DELS DIVENDRES


Just quan arribe el cap de setmana, despres de passar els pleníssims i sempre esgotadors dies de treball, (ningú es jubila, tots son autònoms) es el moment de retrobar-se, amb la taula parada, amb l’olor d’una dutxa ràpida, que es el començament, de la cerimònia. Com un ritual, com una alenada d’aire fresc de les nits de tardor, que ens repara del estrès, i en porta perfums diversos, entre els que si varrexen les flaires naturals del àpat i els perfums de fresor artifical, de les senyores. A casa meva o a una altra llar d’algún dels amics, es celebra la reunió, esperada i amical dels divendres
Per les salutacios dels que van arribant, quasi es pot intuir, de com aniran els coses, i de quines realitats es posaran junt amb l’aperitiu, damunt la taula. I les que sortiran a l’hora dels postres. perqué es coneixent, molt, y tenen totes les converses gastades, reparades i tornades a gastar.

Avui només poden reunir 6 de les 10 parelles, que formen un grup compacte, i diguem que unit, desde temps enrere. En hi ha uns quands, que jugaven junts al patis de l’escola, dels Escolapis. Es maco i fisn i tot edificant, que en el trascurs del anys, i d’haver dicutit, barallat i perdonat mil vegades, romanin units, per fer-la petar, o sencillament parlar malament (aixó sempre), del Govern.
La nit es va diluint i al taula comence a ser el mostrador dels "chupitos", y d’algun Almax. Les senyores van desapareixent cap a la cuina, per recullir i endresar. i parlar de les seves coses comunes mentre al menjador s’encen algún puret. Avui s’ha parlat de la celebració d’un d’ells que fará una quantidat d’anys de acabarà amb cero o amb cinq. Sense oblidar-se, del tema rey: del Barça, que hi és present, un sopar sí, i un altre també.
Com que tots sóm grandets, la trobada serà mes curteta que anys enrere, per les llògiques raons, que tots perdem oli per un costat o per l’altre, pel dret o pel revés, contan sempre que alguna pastilleta, s’incoporará abans o desprès del sopar, als menjars preparats per la mestresa de torn.

dilluns, 3 d’octubre de 2011

SEVILLA: QUÉ MARAVILLA!!!


(por fin toca el final de viaje)
Quería haber acabado en el capítulo anterior, pero, alargué tanto con la cantidad de anécdotas, que he recordado, que me quedaba lo mas importante, que fue la visita a Sevilla. Llegamos allí a media mañana. Instalamos nuestro caparazón en un camping a las afueras de la ciudad y que estaba lleno de clientes. Nos comentaron, que como era el Jueves Santo y que era el día mas importante de la Semana Santa, para los sevillanos. Después de instalarnos, cogimos el coche y para el centro, que falta gente.
Estaba todo de bote en bote, no te podías ni acercar a la catedral, so pena de perder alguna criatura. Allí entraba la Procesión del Santo Cristo, creo recordar. A nuestro lado, seguro que nos oiría hablar catalán, un hombre tan amable que nos iba explicando, todo el ceremonial que veíamos. El hombre estuvo tan servicial que nos llevó a tomar algo para beber, que falta nos hacía, porque con tantas apreturas, hacia mucho calor. Una persona como no la habíamos encontrado nunca. A la hora de darle las gracias y despedirnos, nos quería llevar llevar a su casa, presentarnos a su familia, y de una forma tan natural, que creíamos ver visiones.
Nos conquistó el detalle de este sevillano de pro, que como muestra ya daba a entender del buen talante y de lo acogedores que son los sevillanos. Luego paseando por sus calles, también vivimos, un robo que terminó con la detención del ladrón, por la misma gente que oyó los gritos de socorro, del infeliz turista. Queríamos quedarnos a ver la salida de la Virgen Macarena, y del Cristo del gran Poder, pero cuando nos acercamos a las capillas de donde salen, 3 o 4 manzanas, ya había cola de espera. Y esto que siendo muy puntuales, estaría en salir por lo menos 5 o 6 horas. El día fue muy largo, y estábamos muertos de cansancio. De manera que volvimos a casa, sobre la 1 de la madrugada.
Estábamos rebentaditos, y dormimos a placer. Yo recordando todo lo que había visto en aquella maravillosa ciudad, que tanto me había gustado. Recordaba, saliendo de sus casas a matrimonios de todas las edades,
perfectamente vestidos de negro, las señoras con altos tacones que junto con la peineta y al mantilla negra las hacía, muy estilizadas y elegantes.
Nos marchamos de Sevilla, con pesar, pero los chicos necesitaban, un poco de tranquilidad y aire libre. Y menos aún las apreturas.
Con toda la calma, del que va cansado y sabe que tiene mucho tiempo, fuimos emprendiendo el regreso a casa, La penúltima, noche, acampamos en unas eras, de algún pueblo perdido, en la provincia de Almeria, donde recalamos a fuerza de buscar un camping que venia en nuestra guía y que no encontramos. Era ya de noche, y cenamos un poco y nos acostamos, Al amanecer, oímos unos golpes en el costado de la puerta, que nos despertaron. también silbaba un viento fuerte, y pensamos en lo que estaría pasando.... abrimos la portezuela, y
oh! sorpresa la nuestra: Había como 15 cm. de nieve que llevaba la ventisca casi horizontalmente a una parte de la caravana. Y además hacia un frio que pelaba. Dentro del caparazón, estábamos tan calentitos que nos dio pereza de salir, hicimos nuestra toilette y vaciado en el lavabín, y en el water químico, desayunamos leche con galletas, todo bien calentito y nos dispusimos a continuar, nuestro viaje, que transcurrió tranquilo sin mas, hasta llegar a destino.

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA